Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte
En colaboración con   

Redirigiendo...



OpenMind

Por qué las ilusiones ópticas engañan a nuestro cerebro

Hace 15.000 años, en un rincón de la actual Francia, un humano del Paleolítico talló una figurita de piedra de un mamut. O de un bisonte; lo cierto es que la pieza representa a uno u otro animal, según cómo se observe. Su descubridor, Duncan Caldwell, propuso que se trata del caso más antiguo conocido de ilusión óptica, por su similitud con la ilusión del pato-conejo, un dibujo publicado en 1892 que suele citarse como uno de los ejemplos pioneros del moderno estudio de estos engaños visuales. Más allá de su curiosidad, hoy las ilusiones ópticas son herramientas que ayudan a desentrañar los misterios de la percepción y la cognición. [...]

Lee el artículo completo