Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La cagada más antigua de la humanidad acerca a sapiens y neandertales

Los análisis de heces de neandertales de hace 50.000 años indican que principalmente comían carne, pero que también incluían verduras en su dieta

Más noticias de: alimentación, dieta, neandertales, paleoantropología

Ampliar

Reconstrucción de dos neandertales en el museo dedicado a esta especie en Düsseldorf, Alemania / UNiesert

LEER
IMPRIMIR

Desde hace más de siglo y medio, cuando se descubrieron los primeros restos de esta especie, la imagen de los neandertales ha mejorado mucho. De verse como unos seres infrahumanos, fuertes cazadores, pero poco inteligentes, han pasado a ser, gracias a los descubrimientos de los últimos años sobre su forma de vida, una especie de humanidad indudable. Usaban plumas para adornarse, empleaban plantas medicinales para tratar sus dolencias o cazaban con más inteligencia de la que se les atribuía en el pasado. Nuevas informaciones como estas hacen aún más intrigante su desaparición.

Después de haber sobrevivido 200.000 años en Europa, hace unos 40.000 comenzó su decadencia. La fecha aproximada de la extinción neandertal coincide con la llegada a este continente de una nueva especie humana de origen africano, los sapiens, que ha logrado pervivir hasta hoy. Para tratar de desentrañar el enigma de esta desaparición, los científicos llevan años buscando diferencias entre las dos especies que puedan explicar por qué una se extinguió y la otra no.

El último vehículo que ha podido transportar información sobre esta historia desde el pasado es la mierda neandertal, en particular, la cagada humana más antigua que se conoce. Los restos se encontraron en el yacimiento de El Salt, en la provincia de Alicante. Un grupo de investigadores liderado por Ainara Sistiaga, de la Universidad de La Laguna, han analizado cinco muestras para tratar de averiguar qué comían los neandertales, una información que puede ofrecer pistas sobre su desaparición.

Hasta ahora, los análisis realizados para reconstruir la dieta de especies humanas se realizaba principalmente de manera indirecta. Una mayor cantidad de un elemento como el estroncio en el esmalte de los dientes, por ejemplo, se asocia a una dieta más vegetariana que carnívora. Otros análisis directos, como la presencia de vegetales entre los dientes de estos homínidos, se ha considerado una prueba de que no solo comían carne, pero como explica Sistiaga “el hecho de que encontremos estos restos no es necesariamente un indicador de consumo, porque es posible que hayan llegado ahí porque utilizaban los dientes para tratar fibras vegetales”.

El empleo de biomarcadores para analizar las heces neandertales es un método directo que puede convertirse en una herramienta muy interesante para conocer lo que comían y si realmente ese factor pudo desempeñar un papel importante en su extinción. En el caso de los habitantes del yacimiento alicantino, la presencia de coprostanol, un producto de la reducción del colesterol que realizan las bacterias de nuestro intestino, indica que los neandertales consumían principalmente carne. Sin embargo, los investigadores también encontraron 5b-stigmastanol, una señal de que también comían plantas. Según Sistiaga, este análisis también muestra que las bacterias de los intestinos de neandertales y de los humanos modernos tienen una población de bacterias similar, que les proporciona la capacidad de digerir la carne. “Los chimpancés o gorilas, que tienen un sistema digestivo diferente, pueden comer carne, pero desarrollan problemas cardiovasculares”, añade la investigadora.

Los resultados de este estudio, que se publica en la revista PLoS One, coinciden con algunos análisis indirectos en que los neandertales podían comer más vegetales de lo que se pensaba hasta ahora. La imagen de carnívoros con una dieta pobre, que se alimentaban principalmente con la caza de un puñado de grandes animales herbívoros, ha comenzado a variar. El análisis de los biomarcadores presentes en la mierda neandertal puede ser útil para seguir transformando nuestra imagen de la especie humana que dominó Europa durante 2.000 siglos.


REFERENCIA

'The Neanderthal Meal: A New Perspective Using Faecal Biomarkers' DOI: 10.1371/journal.pone.0101045


Archivado en: alimentación, dieta, neandertales, paleoantropología




COMENTARIOS

  • Víctor

    Muy interesante.
    ¿Era tan débil el equilibrio población/alimentación de los neandertales que la llegada de los humanos acabó por extinguirlos, al competir por los mismos recursos? ¿Fue una epidemia generalizada, quizás trasmitida por los humanos? ¿Es una casualidad que la extinción de los neandertales coincidiera en el tiempo (y en el espacio) con la aparición de los humanos?

    • Maria Domènech Ferrer

      Víctor ¿acaso no eran también humanos los neandertales?

  • Alberto Moll

    Gracias por ilustrarnos un poco más en estos temas tan interesantes y por hacerlo con una exposición tan clara y comprensible para los que somos legos en estos campos. ¡Quedan tantas incógnitas en el aire en todos los campos científicos!

  • chusa

    El titulo dado al articulo desmerece la calidad de materia. los lectores de materia no necesitamos esos recursos propios de otro tipo de medio de comunicacion. no perdamos el horizonte.

    • Enrique Carratalá

      Muy de acuerdo, el título es puro marketing.