Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La mitad de los españoles hará porra del Mundial: aquí tienes el análisis de datos que necesitas

Consultoras, economistas, profesores de estadística, físicos de relumbrón y bancos de inversión han realizado sus pronósticos del Mundial. El análisis de datos ofrece cuatro favoritos y un gran candidato nada original: Brasil

Más noticias de: big data, deporte, divulgación, economía, estadística, fútbol, mundial de fútbol, Stephen Hawking

El célebre astrofísico Stephen Hawking ante su fórmula para que Inglaterra gane el Mundial. Ampliar

El célebre astrofísico Stephen Hawking ante su fórmula para que Inglaterra gane el Mundial. / Taylor Herring

LEER
IMPRIMIR

El 49% de los españoles harán una porra, una apuesta privada entre colegas de oficina, familiares o amigos, para adivinar quién será el ganador del Mundial, según ING. Aquí el verbo es importante: acertar, adivinar, aventurar quién levantará la copa, no predecir, saber o pronosticar. Cada cual tenemos nuestras impresiones, instintos o conocimientos sobre el estado de las selecciones: pero si gana el país por el que hemos apostado no podemos —no deberíamos— decir que lo sabíamos, solo que acertamos. Sin embargo, hay quien se atreve a realizar pronósticos serios apoyados en datos, no en instintos. Para el Mundial de fútbol que hoy comienza, tenemos numerosas predicciones basadas en estudios estadísticos y análisis de datos que, al menos, permiten defender que hay algo sólido detrás de cada apuesta.

Consultoras, economistas, profesores de estadística, físicos de relumbrón, bancos, casas de apuestas y expertos en periodismo de datos toman el relevo del pulpo Paul para asegurar que Brasil ganará el Mundial. Es la favorita para (casi) todos y aquí explicamos las razones para esas predicciones y los hechos sobre los que asientan sus pronósticos para que, al menos, tengamos información interesante sobre la que charlar durante los partidos.

Los aficionados sudamericanos y rusos darían parte de su sueldo por una victoria de su selección

Los economistas disfrutan mucho poniéndose a prueba con predicciones deportivas. Lo hacen cada cuatro años para pronosticar el medallero de los Juegos Olímpicos y también con los campeonatos de fútbol. En este apartado, consultoras y bancos coinciden en señalar a Brasil como máxima favorita. Por ejemplo, el banco de inversiones Goldman Sachs se centra en pronosticar uno a uno el resultado de cada partido atendiendo al repaso histórico de los encuentros hasta llegar a la final, que ganaría Brasil frente a Argentina, tras eliminar en semifinales a Alemania y España, respectivamente. Si los brasileros ganan en todas las apuestas, estos cuatro equipos son fijos en todas las semifinales.

Los resultados de Goldman Sachs están revisados utilizando otros datos como los goles anotados y recibidos en los últimos partidos, la importancia del factor campo y la puntuación que otorgan los ranking FIFA y ELO, que miden el estado de cada selección. Para terminar de afinar, el banco suma en sus pronósticos otra variable: lo bien o mal que se le dan los campeonatos del mundo a los equipos: por ejemplo, hasta ahora a España se le daban mal en comparación con su potencial. Visualizando esta mezcla de factores, Brasil gana principalmente por que cuenta con el factor campo de su lado; si restamos esa variable, Alemania es la que más opciones tiene.

World Cup 2014 Dream Team – Goldman SachsAmpliar

El mejor equipo del Mundial, seguín Goldman Sachs. / GS

Goldman Sachs también añade otra variable que la consultora PwC también incluye en su pronóstico: el rendimiento en los mundiales. Generalmente, a España se le daban mal porque obtenía peor clasificación de lo esperable por su potencial. Actualmente, y según el estudio de PwC, los mayores underperformers son EEUU, Inglaterra y México. No en vano, los seguidores ingleses son los que menos confían en su propio equipo, como muestra un estudio citado por The New York Times: solo el 4% de los ingleses creen que ganarán, frente a países más crecidos como Brasil (64%) o España (48%).

Para PwC, lo más importante son datos macro: la cantidad de jugadores federados en un país y el número de asistentes a los partidos de fútbol. Estos datos, corregidos con variables como las de Goldman Sachs, ofrecen a Brasil como campeón, seguido por Alemania, Argentina y España por ese orden. La consultora descarta cualquier relación entre mundiales y la economía de los países y resalta la importancia de jugar el campeonato en casa: el equipo local siempre mejora notablemente sus resultado de anteriores ediciones.

El banco online ING también ha publicado su estudio Cup-o-nomics para analizar la economía aplicada al Mundial (ver presentación abajo): si dependiera del valor de los jugadores con los que cuenta cada selección, España repetiría como campeón. Los jugadores españoles tienen un valor de mercado de 675 millones, seguidos por los 609 de Alemania y los 507 de los brasileños.

El estudio de ING permite ponerle cifras a las ganas que tiene cada país por ganar la copa. ¿Cómo medir esas ganas, lo que los periodistas deportivos llaman hambre de títulos? Poniéndole precio. A la pregunta “¿Cuánto daría para que su equipo ganara la Copa del Mundo?” Los chilenos, a la cabeza, darían de media 526 euros frente a los 84 euros que darían los españoles, entre los que menos sacrificarían. Corregido por PIB, esta ofrenda a los dioses del fútbol coloca a los argentinos como los hinchas que más dinero entregarían por ver a los suyos campeones.

El 35% de los argentinos estaría dispuesto a quedarse sin móvil por un mes, superados por el 46% de los rusos y seguidos por el 30% de italianos (y el 18% de los españoles). Los rusos también son los más dispuestos a entregar el 1% de sus ingresos anuales: lo haría el 42%, seguidos por chilenos, argentinos y brasileños. Hasta un 15% de los españoles lo haría con tal de ver a Casillas alzando de nuevo el trofeo.

Hawking ha decepcionado a muchos haciendo un ‘show’ en el que inventaba una fórmula matemática para ganar

Bloomberg también ha realizado su pronóstico, en el que Brasil vencería 1-0 a España en la hipotética final, simulando el resultado de cada partido hasta 100.000 basándose en sus propios datos de valoración de cada equipo. Por eso, dicen los resultados son los más sólidos y, también por eso, tienen una tendencia muy alta a que los resultados de los partidos sean empates o con escasísimos goles por encuentro.

En el plano académico, lo más llamativo ha sido la aparición estelar del renombrado físico Stephen Hawking de la mano de una casa de apuestas, para hacer unos cuantos chascarrillos convertidos en fórmulas “sin sentido” para lucir en la pizarra. ”Desde los albores de la civilización, la gente no se ha contentado con ver los acontecimientos como algo inexplicables. Queremos comprender el orden subyacente en el mundo. Y el Mundial no es diferente”, comenzó Hawking, antes de lanzarse a hacer pronósticos que descartan a su selección, la de Inglaterra. El estudio completo puede leerse aquí (PDF).

Según este especialista en agujeros negros, que donará lo recibido, la actuación de su selección se resume con un: ”Como decimos en ciencia, Inglaterra no sería capaz de golpear el culo de una vaca con un banjo”. Y ofreció claves extraídas tras un supuesto mes de estudio de las anteriores participaciones de esta selección, como que los ingleses ganarían de jugarse a las 15.00 horas, vistiendo de rojo, en formación 4-3-3 y con árbitros árbitros europeos. Hawking, miembro de la Royal Society, ha recibido muchas críticas por este show en el que redujo la ciencia al absurdo.

Variables interactivas para pasar el rato

También queriendo llamar la atención desde el ámbito académico, pero con algo más de sentido, se han hecho trabajos estadísticos con el resultado del Mundial. Un profesor de estadística de la Universidad de Innsbruck, que ya dio con el ganador de 2010 y de la Eurocopa de 2012, propone un sistema a partir de los resultados de 22 casas de apuestas. Partiendo de la premisa de quien se juega su dinero lo hace con cuidado, su equipo trabaja sobre estas apuestas para determinar —oh, sorpresa— que ganaría Brasil (22,5%) seguido de Argentina (15,8%).

El estadístico Nate Silver cree que Brasil lo tiene todo a su favor

En la Universidad Libre de Berlín han sido más interactivos: han montado un portal en el que el usuario puede calibrar su pronóstico dándole más o menos importancia a cada uno de los valores de los que hemos ido hablando hasta ahora, para que cada cual le dé la importancia que merece a cada parámetro. Un grupo del Davidson College de EEUU ha lanzado una versión similar, pero más compleja, para remezclar valores hasta obtener un campeón.

Por último, pero no menos importante, el análisis del rey de las predicciones, el hombre que derrotó a los tertulianos con las matemáticas, el estadístico y periodista Nate Silver. En su medio, FiveThirtyEight, también tienen un gráfico en el que analizar las opciones de cada selección. El pronóstico de Silver, realizado gracias a su célebre algoritmo que le permite adelantar resultados de béisbol o electorales, señala un claro favorito: Brasil solo puede perder el Mundial.

Archivado en: big data, deporte, divulgación, economía, estadística, fútbol, mundial de fútbol, Stephen Hawking




COMENTARIOS