Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Vídeo

Cuando el Teide acaricia la Luna

Desde lo alto del volcán de Tenerife es posible observar un fenómeno extraordinario cuando coinciden ocaso y plenilunio: el pico del Teide persigue a la Luna hasta tocarla con su sombra

Más noticias de: astronomía, divulgación, fotografía, luna, teide, vídeo, volcanes

Imagen de la sombra del Teide cerca de alinearse con la Luna llena. Ampliar

Imagen de la sombra del Teide cerca de alinearse con la Luna llena. / J.C. Casado

LEER
IMPRIMIR

Después de los hawainos Manua Kea y Manua Loa, el Teide es el tercer volcán más alto del planeta, un tamaño que le convierte en un coloso capaz de alcanzar los astros. Y a veces lo consigue con la Luna pero, como con los amores imposibles, es necesario que se produzca un alineamiento de cuerpos celestes. Eso sí, cuando el Teide alcanza la Luna no lo consigue directamente, sino por medio de un emisario: su propia sombra. Por tanto, es fácil imaginar los tres cuerpos que deben coincidir para que el volcán tinerfeño logre su sueño: la ansiada Luna, la Tierra que lo sostiene y el Sol que dispara su sombra hacia el satélite.

Cuando el Sol se pone, el Teide comienza a proyectar su sombra sobre los parajes del Parque Nacional que le protege, sobre el resto de Tenerife, sobre el mar, cubriendo la isla de Gran Canaria… y de pronto, su silueta se dispara hacia el cielo, proyectándose sobre la atmósfera, ascendiendo hasta donde el Sol le dé impulso. Y es sólo si el ocaso coincide con la luna llena cuando el encuentro se produce.

Para que se consume esa caricia de la que hablamos, nada mejor que un eclipse lunar, como el que se produjo en 2001. En ese caso, cuando la sombra de la Tierra evita que los rayos del Sol lleguen directamente a la Luna, es cuando la sombra del Teide más puede acercarse hasta nuestro satélite, rozándolo con su pico… y la sonrojando a la Luna.

Este fenómeno puede observarse a la perfección desde lo alto del Teide, que fue registrado por primera vez por los astrónomos del observatorio de Izaña, junto al volcán, cuando estaban observando el eclipse lunar de 2001. “De pronto, vimos cómo la sombra del Teide se alineaba con la Luna”, explicaba el pasado miércoles Miquel Serra-Ricart, administrador del Observatorio del Teide, justo antes de que una nueva alineación de la sombra del volcán y del satélite tuviera lugar. Las nubes, celosas, impidieron el feliz encuentro, demostrando que la belleza del momento es muy frágil.

Al menos, contamos con grabaciones recientes del fenómeno para disfrutar de su espectacular belleza, como en el vídeo que ven arriba, filmado en el plenilunio del 14 de febrero de este año. Como se ve, a medida que la sombra del Teide comienza a dispararse sobre el cielo, la Luna hace su aparición y parecen correr la una tras la otra por unos instantes, hasta que la sombra de la Tierra hace desaparecer a la del pico tinerfeño. Ese vídeo permite observar (a la izquierda) otro fenómeno curioso: el llamado mar de nubes que se mecen y parecen romper como olas contra las montañas.

Como muestra el vídeo que precede a estas líneas, en función de la fecha, de la cercanía entre el ocaso y el plenilunio y algunos factores más, el baile entre la sombra y el cuerpo celeste se produce a mayor o menor distancia. Y, como se ve en el vídeo de abajo, en esos instantes surgen otros momentos mágicos, cuando los rayos crepusculares o anticrepusculares, alineados en paralelo, relucen apuntando hacia el punto de fuga.

La sombra del Teide alargándose sobre la atmósfera no sólo se puede ver en el ocaso: como se observa en este vídeo, en el amanecer sucede lo mismo, aunque la imagen no sea tan bella como cuando participa la Luna.

Archivado en: astronomía, divulgación, fotografía, luna, teide, vídeo, volcanes




COMENTARIOS

  • Ana Cecilia Rojas

    Gracias por compartir esos videos que nos permiten ver y volver a ver lo sucede en instantes y nos muestran lo maravilloso de la naturaleza y la tecnología

  • Alberto Moll

    Muy curioso el fenómeno y magnífica la faotografía de los vídeos que se incluyen. Gracias.

  • Santiago Hernández Sánchez

    Creo que solo habéis hecho una publicidad casi gratuita; La foto de portada, NO corresponde al OCASO del atardecer (aunque la están utilizando muchos para la publicidad de un evento de pago), La Isla que se ve es, La Gomera y ese Volcán es Pico Viejo por lo tanto; Está AMANECIENDO en la foto!!
    Muchas gracias Don Javier Salas por borrar mis comentarios que no eran de su gusto,
    La próxima vez en Café 7, puede hablarnos de “reporteros en el Teide” y lo ilustra con fotos de la empresa teleférico, Un saludo

    • http://esmateria.com/ Materia

      Hola, Santiago:

      En efecto, la foto está realizada en el amanecer, nadie dice lo contrario, pero era demasiado buena para no usarla ya que el fenómeno que se da durante el ocaso queda razonablemente bien ilustrado en los vídeos (que al fin y al cabo son el motivo del artículo). En el texto cuento que la sombra también se proyecta en el orto, como es natural.

      Esa imagen la he recogido de una entrada que el administrador del Observatorio del Teide, Miguel Serra, realizó en el blog del Teleférico del Teide. Y gracias a esta organización hemos conocido, en efecto, este fenómeno: qué menos que enlazarles, ¿no crees? Con esto respondo a esa acusación velada (y falsa) de “publicidad casi gratuita”. Ellos difundieron una actividad y a mí me pareció un fenómeno que podría ser interesante para nuestros lectores. Los millares de interacciones en nuestras redes sociales muestran que, al menos, les ha gustado conocerlo.

      En cualquier caso, muchas gracias por tu comentario, procuraré ser más explícito la próxima vez para no dar pie a este tipo de sospechas.

      Saludos,
      Javier Salas

    • http://esmateria.com/ Materia

      Hola, Santiago:

      En efecto, la foto está realizada en el amanecer, nadie dice lo contrario, pero era demasiado buena para no usarla ya que el fenómeno que se da durante el ocaso queda razonablemente bien ilustrado en los vídeos (que al fin y al cabo son el motivo del artículo). En el texto cuento que la sombra también se proyecta en el orto, como es natural.

      Esa imagen la he recogido de una entrada que el administrador del Observatorio del Teide, Miguel Serra, realizó en el blog del Teleférico del Teide. Y gracias a esta organización hemos conocido, en efecto, este fenómeno: qué menos que enlazarles, ¿no crees? Con esto respondo a esa acusación velada (y falsa) de “publicidad casi gratuita”. Ellos difundieron una actividad y a mí me pareció un fenómeno que podría ser interesante para nuestros lectores. Los millares de interacciones en nuestras redes sociales muestran que, al menos, les ha gustado conocerlo.

      En cualquier caso, muchas gracias por tu comentario, procuraré ser más explícito la próxima vez para no dar pie a este tipo de sospechas.

      Saludos,
      Javier Salas

      • Santiago Hernández Sánchez

        Apreciado Javier, Para mi no deja de ser “publicidad gratuita”, el “evento” tiene algún precio? Miraste si la hora correspondía con la puesta de sol?, sabes, hace dos años hicieron lo mismo y subimos cientos de personas al cráter del Teide cayó la noche y no vimos el “fenómeno” por ningún sitio, cuando bajamos a la base del teleférico….Estaban emitiendo imágenes enlatadas como si fuera un directo!!
        Me pareció de los más vergonzoso que gente que se supone de ciencia hiciera aquella cosa delante nuestro (de lo que digo, había un conocido fotógrafo presente y hace unos días, lo recordó en La Universidad de La Laguna).
        Nota: No tengo ni idea si son los mismos de la otra vez pero el “mudus operandi” es el mismo.

      • Santiago Hernández Sánchez

        Por cierto, yo tengo una imagen que hice un fin de año del “famoso” fenómeno.
        https://www.facebook.com/RutasTenerife/photos/a.127073934026650.21813.127073787359998/127073937359983/?type=1&theater

  • Carlos

    Estando de acuerdo en lo espectacular de las imágenes, solo tengo un pero que añadir al comentario, ¿el Teide el tercer volcán más alto del mundo?, creo que ahí se ha cometido un error, pues en la Tierra hay volcanes mucho más altos, un par de ellos que me vienen a la memoria, el Cimborazo y el Popocatepel. ¿no querrías expresar que es el tercer volcán de mayor altura en una isla?

    • Santiago Hernández Sánchez

      Se mide desde el lecho marino;
      “3.718 metros sobre el nivel del mar, y 7.000 metros sobre el lecho oceánico”