Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

ENTREVISTA | Manuel Valiente Cortés, investigador del cáncer

“Si lo que se necesita es ahorrar dinero, que no sea de la investigación del cáncer”

Este joven científico español, que ha descubierto nuevos mecanismos de la diseminación de los tumores con su grupo del Centro Memorial Sloan Kettering de Nueva York (EEUU), critica los recortes en laboratorios fundamentales para la salud pública

Más noticias de: cáncer, cerebro, recortes, veterinaria

El investigador Manuel Valiente, en un momento de la entrevista Ampliar

El investigador Manuel Valiente, en un momento de la entrevista / CNIO

LEER
IMPRIMIR

Una de cada cuatro personas que lean esta frase sufrirá un cáncer. Sus células empezarán a multiplicarse sin control. En muchos casos, algunas de estas células cancerígenas escaparán del tumor primigenio a través de la sangre e invadirán otros órganos, diseminando la enfermedad por el cuerpo y poniendo en peligro la vida del lector. Esas personas, especialmente, aplaudirán la decisión que tomó Manuel Valiente Cortés (Zaragoza, 1980) al terminar la carrera de Veterinaria. Tras una temporada de prácticas en una clínica de barrio para perros y gatos, Valiente vio que aquello no era lo suyo. “Aunque tú puedas hacer algo, no puedes, porque el dueño del perro que tiene un tumor no quiere pagar”, reflexiona. Así que, en lugar de dedicarse a curar animales, decidió dedicarse a intentar salvar vidas humanas. Y parece que acertó.

III Manuel Valiente Cortés

Manuel Valiente Cortés nació en Zaragoza en 1980. Licenciado en Veterinaria y enfocado a la investigación de las enfermedades humanas, estudia la metástasis del cáncer en el grupo de Joan Massagué en el Centro Memorial Sloan Kettering de Nueva York (EEUU). Ahora busca montar su propio grupo de investigación en Europa o en EEUU. Una de sus opciones es el CNIO, en Madrid, si encuentra financiación.

III RELACIONADA
El mejor centro de investigación del cáncer en España roza el ERE

Más: #cáncer

El grupo de Valiente, ahora investigador en el Centro Memorial Sloan Kettering de Nueva York (EEUU), anunció hace un mes que habían descubierto mecanismos biológicos que permiten que las células cancerosas lleguen al cerebro y provoquen nuevos tumores. Este proceso de diseminación de tumores a partir de un tumor original, conocido como metástasis, es la primera causa de muerte en los pacientes con cáncer. Los tumores en el cerebro fruto de una metástasis, por ejemplo, son 10 veces más comunes que los tumores cerebrales primarios.

“El 90% de las muertes asociadas a cáncer están relacionadas con metástasis. Normalmente el problema que hace al cáncer letal es la metástasis”, explica Valiente. Su equipo, dirigido por el bioquímico español Joan Massagué, observó que cuando las células cancerígenas salían del torrente sanguíneo para provocar un tumor en el cerebro, se quedaban agarradas al vaso sanguíneo por el exterior, “como un oso panda que abraza el tronco de un árbol”, en palabras de Massagué. Y a partir de ahí crecía un tumor secundario. Los investigadores detectaron que una molécula, la L1CAM, era la clave de este abrazo mortal en la metástasis cerebral, que afecta a entre el 10% y el 30% de los pacientes diagnosticados con tumores sólidos. Los científicos trabajan ahora para averiguar si este proceso ocurre en otros órganos y puede ser un talón de Aquiles de la metástasis.

Valiente ha visitado recientemente Madrid para dar una charla en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), una institución de referencia mundial que ahora sufre los recortes y ha rozado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Se calcula que de cada 5.000 posibles fármacos en pruebas en ratones, sólo uno llega a humanos. Sin embargo uno lee los periódicos y todos los días hay un paso de gigante contra el cáncer. ¿Hasta qué punto los periodistas, que necesitamos un titular, y los científicos, que quieren salir en los periódicos para tener más financiación, están creando una falsa sensación de pasos de gigante cada semana contra el cáncer?

Si nosotros no trabajamos, ese fármaco nunca va a estar, pero también es verdad que la gente tiene que aceptar que este es un problema realmente complejo. El avance no es “ah, ya está el fármaco y vamos a curar la metástasis”. Eso es el final. Y para llegar a ese avance final necesitamos muchos avances iniciales. Es probable que falle, pero hay que probarlo. Creo que puede haber parte de culpa de todos, pero en general los investigadores no suelen vender más de lo que tienen. No van a vender que han descubierto el fármaco contra la metástasis, si no es el caso.

Una cosa que ni los científicos ni los periodistas han sabido explicar a la sociedad es que en realidad el cáncer no existe, sino que son 200 enfermedades y cada una es diferente.

Es terriblemente complicado. Y la complejidad no es porque haya cáncer de mama o cáncer de pulmón. Cada parte del tumor de un paciente puede ser muy diferente. Esto hace el problema mucho más complicado. Y es una complejidad que es necesario entender. El cáncer es un mundo de muchas enfermedades diferentes, muy complejas. De ahí la medicina personalizada. Cada cáncer puede tener una mutación, y esta mutación va a responder a un tratamiento, pero otra mutación no va a responder. Y un paciente puede responder, pero otro no. Además, cuando tratas a un paciente puede que deje de responder al tratamiento y eso puede deberse a que otro tipo de célula que estaba en el tumor, que no era sensible a ese tratamiento, empieza a crecer. Es muy complejo.

“En EEUU también hay laboratorios de cáncer que se están cerrando”

Ya no es que no haya una única cura contra el cáncer, es que ni siquiera hay 200 curas contra el cáncer, una para cada tipo.

Va a haber tantas diferencias como puedas imaginarte. Pero hay que intentar ser selectivo para saber qué diferencias pueden ser importantes y cuáles no. Obviamente puede haber diferentes maneras de atacar un tumor, pero a lo mejor puedes agrupar diferentes tipos de tumores que puedes predecir que van a responder de manera similar. Hay que buscar cosas comunes que puedan ser importantes.

El gran objetivo de su grupo de investigación es encontrar un mecanismo común a muchos tipos de metástasis.

La idea detrás de nuestro estudio es esa. La metástasis cerebral puede venir de un cáncer de pulmón o de un cáncer de mama. Y el tipo de células es muy diferente. En el cerebro tienes neuronas, tienes astrocitos, el tipo de vasculatura [de vasos sanguíneos] es muy diferente también. Este tipo de órgano impone unas necesidades específicas a la célula que llega. Si quieres sobrevivir en el cerebro, a lo mejor necesitas unos genes que no son necesarios en pulmón. Y al revés. Con esa idea, vamos a ver si hay genes necesarios para estar en el cerebro, da igual que la célula cancerígena proceda del pulmón o de la mama.

“Hay que buscar cosas comunes que puedan ser importantes en el desarrollo del cáncer”

Cuando llega a un centro como el CNIO, que ha rozado el ERE, y lo compara con cómo está usted en Nueva York, ¿qué siente? Ya no hablamos de recortar en ciencia en general, sino de recortar en investigación del cáncer.

Obviamente a uno le gustaría que entrara más dinero y que, en vez de recortar, se contratara a más gente. Pero en EEUU también hay laboratorios de cáncer que se están cerrando, por financiación. También allí se está notando. En el centro en el que yo trabajo no hay un ERE, pero también es complicado conseguir fondos. No es llegar y poner la mano.

Aquí hablamos de ajustes estructurales, no de quitar un grupo de investigación porque no tiene resultados. Un recorte estructural en investigación del cáncer quizás debería tener unas consecuencias incluso penales para quien lo decida, por sus implicaciones tremendas para la salud pública a largo plazo. ¿Qué opina?

Deberían ser conscientes de ello. Este centro es el centro insigne de investigación de cáncer. Si lo que se necesita es ahorrar dinero, estoy seguro de que se puede sacar de otro sitio.

A usted se le ha acabado la beca en EEUU.

Yo tuve una beca durante tres años y ahora me están pagando. Estoy intentando establecer mi propio grupo de investigación. Estoy mirando en Europa y en EEUU.

¿Cómo es la experiencia de intentar crear un grupo de investigación en España? Si ya crear una empresa es difícil…

La cuestión es que hay que tener financiación. Hay dinero que puedes conseguir del Ministerio, también están las ayudas Ramón y Cajal, pero para poder hacer la investigación que a uno le gustaría hacer tienes que conseguir financiación europea, como las becas del European Research Council, que son extremadamente competitivas. La hemos pedido con el CNIO, pero es complicado.

Comentaba antes la importancia de la economía en la veterinaria, en la que si no hay dinero para el tratamiento se sacrifica al perro. ¿Hasta qué punto ocurre de alguna manera lo mismo en la medicina humana? ¿Es lo mismo tener un cáncer e ir a un hospital español de provincias que ir al Memorial Sloan Kettering de Nueva York?

Obviamente, cuantos más especialistas puedas tener en un sitio, más opciones te van a dar. Si tienes un tumor en la glándula pituitaria y cuentas con un especialista en tumores de la glándula pituitaria, va a tener más experiencia, en principio estará más a la última, tendrá más contactos, sabrá más cómo tratarlo. Pero hablamos de casos extremos, de un hospital pequeño frente al Memorial, que tiene muchos recursos. Con centros hospitalarios medianos, con sus especialidades y su gente experta, no sé cuánta diferencia va a haber. Sí que va a haber diferencia en que en el Memorial se pone bastante énfasis en desarrollar fármacos que salgan de los laboratorios. Hay una oficina de transferencia tecnológica que conecta al investigador con potencial para desarrollar algo con la situación real. Hay un ambiente de interacción entre la clínica y la investigación en la que es más fácil poder interaccionar con un médico especialista en el tipo de cáncer que tú estudias y ver si lo que tú has hecho puede tener algún sentido para ellos. Se potencia bastante, también porque a ellos les interesa, porque si sacan un fármaco que luego funciona les va a dar mucho dinero.

Archivado en: cáncer, cerebro, recortes, veterinaria




COMENTARIOS

  • Alberto Moll

    Excelente entrevista de un contenido interesantísimo y expuesto de forma muy comprensible. Felicitaciones.

  • ateo666666

    Es totalmente vergonzoso e inmoral que mientras se destruyen en el servicio público miles de puestos de trabajo que salvan vidas como las de científicos, médicos, enfermeros, asistentes sociales, etc. en este país de toros y pandereta se paguen cientos de millones de euros por un individuo que da patadas a un balón, ya que recordemos que estos absurdos fichajes se hacen con el dinero de todos los españoles puesto que los clubs de fútbol mantienen deudas con la Hacienda pública por valor de más de 660 millones de euros sin contar encima a los equipos más grandes: Real Madrid y Barcelona. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/09/absurdas-prioridades-en-espana.html