Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

CIENCIA DE LA SEMANA 14-20 de abril

El secreto de la diferencia entre sapiens y neandertales

Un grupo de investigadores ha revelado por primera vez el epigenoma de los neandertales, en una semana en la que también se he producido un espectacular eclipse lunar y Japón ha vuelto a la energía nuclear

Más noticias de: energía nuclear, epigenética, espacio, fukushima, genética, luna, neandertales, repaso semanal, sexualidad


LEER
IMPRIMIR

Materia realiza cada semana un repaso de la actualidad científica más relevante.

Sabemos que los neandertales no son esas bestias brutales y sin corazón que creíamos que eran hace un siglo; hablaban, cocinaban su comida, enterraban a sus muertos y, de hecho, no son tan distintos de nosotros porque son parte de nosotros. Sin embargo, hay diferencias genéticas evidentes entre los sapiens y nuestros antepasados. Y si compartimos genes, ¿a qué se deben esas diferencias?

Un grupo de investigadores ha descifrado esta semana parte de ese secreto. El estudio, realizado por científicos del Instituto Max Planck, la Universidad Hebrea de Jerusalén, y las universidades de Oviedo y Cantabria, ha revelado por primera vez el epigenoma de dos de nuestros antepasados, neandertales y denisovanos, y lo han comparado con el nuestro. El epigenoma es el conjunto de circunstancias que influyen en nuestra carga genética pero no modifican la secuencia del ADN.

El trabajo, publicado en la revista Science, aporta datos fundamentales de las diferencias epigenéticas entre sapiens, neandertales y denisovanos y, por ejemplo, explica los cambios morfológicos en los huesos de las distintas especies. Así, el tamaño de las manos y los dedos, o la longitud del fémur, podría estar determinado por la epigenética y explicar las diferencias entre el desarrollo de nuestros huesos y los de nuestros antepasados.

Luna roja de 2008.Ampliar

Luna roja de 2008. / Wikimedia Commons.

La Luna roja

La semana astronómica ha estado marcada por la serie de cuatro eclipses lunares consecutivos que tendrán lugar desde el 15 de abril. En la Península no pudo observarse pero como explica en su blog el astrónomo Javier Armentia, no es una gran pérdida, ya que cada año se producen al menos dos de estos fenómenos, visibles siempre que la Luna esté sobre el horizonte. El espectacular efecto rojo que se pudo osbservar sobre nuestro satélite no es más que el efecto de “cómo nuestra atmósfera filtra la luz y la hace llegar con tonos rojizos a la Luna eclipsada”, según el propio Armentia. El resto de los eclipses podrán contemplarse el 8 de octubre, y el 4 de abril y 28 de septiembre de 2015.

Japón vuelve a la energía nuclear

Han pasado tres años desde que el terrible accidente sucedido en la central japonesa de Fukushima produjera un parón en los planes nucleares de prácticamente todos los gobiernos del mundo, empezando por el más afectado, el japonés. Tres años después de la catástrofe, y a pesar de que la planta aún sigue provocando un gran número de problemas, el gobierno nipón ha decidido volver a aprobar el uso de energía atómica, acabando así con una norma anterior por la que se aseguraba que el país abandonaría esta tecnología. Según un anuncio realizado el lunes, todos los reactores que cumplan los estándares regulatorios serán reactivados. Japón cuenta con 48 reactores.

Adiós, hípsters

El estudio curioso de la semana llega desde Australia y se ha publicado en la revista Biology Letters. La investigadora Zinnia Janif, una bióloga evolucionista de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Gales) quiso saber si un rostro es más atractivo cuando tiene característica física única. Así, contrató a 36 hombres y los fotografió en idénticas condiciones pero diferentes fases: afeitados, con barba de 5 días, con barba más poblada (10 días) y con barba hípster (4 semanas). Enseñó las fotos a 1.453 mujeres heterosexuales y 213 hombres homosexuales, en diferentes tandas; en algunas, había más barbudos, y en otras, más barbilampiños.

El resultado indicaque el contexto importa: cuando abundaban las caras afeitadas, las barbas muy pobladas eran un 20% más atractivas, y viceversa: los hombres afeitados resultaban más atractivos ante la abundancia de barbudos.

También en Materia:

El fallido intento de explicar la resurrección con ciencia

Un científico español está detrás de la nueva película de Johnny Depp

La NASA estrella una nave contra la cara oculta de la Luna

Descubierto el exoplaneta más parecido a la Tierra

Dos gemelos excepcionales permiten desvelar el mecanismo oculto del síndrome de Down

La era de los robots personales pide paso

Encuentran la última pieza del reloj que todos llevamos dentro

“La Iglesia pensaba que había algunas cosas que Dios no quería que supiésemos”

 

Archivado en: energía nuclear, epigenética, espacio, fukushima, genética, luna, neandertales, repaso semanal, sexualidad




COMENTARIOS