Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

“Los pacientes de cáncer deberían tener libertad para ir al centro que eligiesen”

El vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Quirúrgica (SEOQ), Pere Bretcha, cree que la concentración del tratamiento de algunos tipos de cáncer muy complejos en hospitales especializados podría mejorar los resultados, aunque obligase a los pacientes a desplazarse

Más noticias de: cáncer, salud, sanidad

Ampliar

Los cirujanos reivindican la importancia de su tarea en el tratamiento de cáncer de colon / Army Medicine

LEER
IMPRIMIR

El cáncer colorrectal es el tumor maligno más frecuente en España ,y el segundo de mayor mortalidad tanto en hombres, después del de pulmón, como en mujeres, tras el de mama. Cada año fallecen 14.000 personas por esta causa, pero, frente a los datos negativos, la detección precoz ha ayudado a que se superen hasta el 90% de los casos de la enfermedad, si se tienen en cuenta sus estadios iniciales. En algunos casos más difíciles, sin embargo, aún hay espacio para la mejora, según comenta Pere Bretcha, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Quirúrgica (SEOQ), con motivo del Día mundial de la enfermedad, que se celebra hoy.

Hay un tipo de tumor, que requiere un tratamiento muy exclusivo, en centros muy especializados y por cirujanos muy dedicados que es la carcinomatosis peritoneal, una dolencia que surge cuando el cáncer se disemina por el abdomen. Tratarlo requiere, entre otras medidas, ocho horas de cirugía. “En Reino Unido, para tratar a estos pacientes hay tres centros. En España hay muchos y cada día aparecen nuevos”, afirma Bretcha. En su opinión, sería positivo que las patologías de alta complejidad se centralizasen, aunque eso requiera que en ocasiones los pacientes tengan que trasladarse lejos del lugar donde viven.

Además de mejorar los resultados, desde el punto el vista del vicepresidente de la SEOQ, que destaca el factor imprescindible de la cirugía para curar el cáncer colorrectal, este tipo de concentración y especialización ayudaría a mejorar la evaluación de esos mismos resultados. “A mí modo de ver, sería bueno que se auditasen los resultados en los hospitales, para ver qué resultado ofrece cada centro y poder colocarlos en unos rangos”, apunta Bretcha. “Así sería posible acreditar a centros determinados para determinados tipos de cáncer, basándonos en unos criterios de calidad establecidos a nivel internacional, y los hospitales podrían ver hasta qué nivel llegan y si no alcanzan el necesario para tratar un tipo de cáncer, derivar a los pacientes”, añade.

Necesidad de especialización

“El sistema anglosajón dice qué tipo de cáncer se tiene que llevar a un centro especializado y cuál se puede dejar en un hospital de segundo nivel, y en países del norte de Europa la gente se desplaza muchos kilómetros para tratarse algunos tipos de cáncer de alta complejidad”, explica. “El cáncer de colon, por ejemplo, se podría tratar en cualquier centro de nivel intermedio, pero el de recto o recto bajo se debe tratar en centros que cuenten con un equipo de radioterapia, oncología médica y cirujanos entrenados en técnicas mas especializadas”.

En la actualidad, Bretcha reconoce que los pacientes no tiene la posibilidad de saber si el centro que les toca por el lugar en que viven tiene las mejores capacidades para tratar su dolencia particular y tampoco hay información pública disponible para saber cuál es el centro más adecuado. “En mi opinión, los pacientes deberían tener libertad para ir al centro que eligiesen”, concluye. No obstante, matiza, “el nivel asistencial medio es bueno, aunque se puedan tomar algunas medidas para mejorarlo”.



Dudas frecuentes sobre el cáncer de colon

En el día de la sensibilación sobre el cáncer de colon, los cirujanos de cáncer de la Sociedad Española de Oncología Quirúrgica (SEOQ) responden a algunas de las preguntas más frecuentes de los pacientes que sufren esta enfermedad.

¿Cómo se detecta el cáncer colorrectal a tiempo?

Mediante pruebas diagnósticas a partir de los 50 años aproximadamente, o antes si hay antecedentes familiares. La prueba que ha demostrado ser más útil y eficaz es la colonoscopia, aunque hay otras también eficaces, como el test de sangre oculta en heces.

¿Cuál es la efectividad de la cirugía para la cura o remisión total de estas enfermedades?

La cirugía es la única modalidad de tratamiento que por sí sola puede curar esta enfermedad si se detecta a tiempo. En estadios avanzados, además de la necesaria coordinación con la quimioterapia y la radioterapia para obtener mejores resultados, la cirugía es una herramienta imprescindible sin la que no hay posibilidad de curación o de supervivencia a largo plazo.

¿Están disponibles en España todas las opciones quirúrgicas existentes?

Cuando la enfermedad está localizada (cuando no hay metástasis) la cirugía se realiza de forma habitual en muchos hospitales generales, tanto públicos como  privados. La cirugía de la enfermedad con metástasis (en el hígado, la zona peritoneal o los pulmones) debe realizarse en hospitales de referencia, porque entrañan una especial complejidad y precisan de una formación quirúrgica específica. Es la manera de evitar resultados mediocres y complicaciones innecesarias. En estos casos, es esencial que el hospital tenga una experiencia sólida y un volumen anual de pacientes adecuado

¿Qué alternativas hay disponibles cuando el cáncer se ha extendido?

En estos casos es imprescindible la valoración por un grupo multidisciplinar donde se pondere la posibilidad de extirpar la enfermedad metastásica, dentro de una estrategia terapéutica que combina cirugía de las metástasis con quimioterapia, sea sistémica (intravenosa u oral) o intraperitoneal, y a veces con radioterapia. Pero no todos los pacientes metastásicos son candidatos a cirugía. Si el paciente no lo es o se cree que no va a serlo en un futuro, tras un tratamiento inicial que reduzca la extensión, la base del tratamiento es la quimioterapia intravenosa.

¿Cómo es la calidad de vida de los pacientes sometidos a esta cirugía?

En general, los pacientes recuperan una calidad de vida similar a la previa a la misma, o veces mejor. El tiempo que se tarda en llegar a ese punto tras la cirugía depende de la extensión de la cirugía, determinada a su vez por lo extendida que esté la enfermedad que tengamos que extirpar y dónde esté localizada.

¿Es necesario aplicar siempre quimioterapia tras la cirugía?

En los casos localizados de cáncer de colon no siempre es necesario, solo si hay ganglios regionales afectados o criterios de mal pronóstico. En casos de cáncer de recto localizado que llamamos localmente avanzado, el estándar es aplicar quimioterapia y radioterapia antes de la cirugía, y en general quimioterapia tras la cirugía. En cirugía de metástasis la quimioterapia es imprescindible, y puede darse antes de la cirugía, después, o antes y después.



Archivado en: cáncer, salud, sanidad




COMENTARIOS