Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Consejos para convertir una idea en un éxito

Tres expertos han puesto hoy sobre la mesa sus recomendaciones para que un proyecto triunfe, en un encuentro organizado por ‘Materia’ y Philips

Más noticias de: divulgación, I+D, innovación, Materia

Una imagen del encuentro de hoy en Madrid Ampliar

Una imagen del encuentro de hoy en Madrid / Lino Escurís

LEER
IMPRIMIR

España tiene un problema con la innovación: mientras en países como Israel, uno de los más innovadores del mundo, la cifra del PIB dedicada  a I+D es del 3,42%, en España es del 0,72%. En los países ricos, agrupados en la OCDE, la media es del 1,62%.

“La prueba más dramática de la falta de traducción práctica de las innovaciones españolas son nuestros problemas evidentes con las patentes”, ha recordado esta tarde en Madrid la directora de Materia, Patricia Fernández de Lis. El número de derechos de protección de invenciones solicitadas por España a la Oficina Europea de Patentes significan el 1,4% de la producción europea, lejos del 7,5% de Italia, el 15% de Francia o el 44% de Alemania.

Para intentar aportar soluciones a ese problema para traducir las ideas en innovaciones reales, Materia ha celebrado esta tarde en Madrid, en colaboración con Philips Ibérica, el encuentro Comparte Innovación. Tres responsables de empresas y administraciones, que han innovado en distintas áreas, han explicado y debatido con el público cómo convertir una idea en un éxito.

Aprender del fracaso

“No sé si merece la pena aprender innovación de casos de éxito, se aprende más de las historias de fracaso”, ha afirmado Julio Mayol, director de Innovación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. “Yo soy cirujano y mis fracasos suelen ser bastante duros”, ha añadido.

«Dinero hay, porque el dinero se crea, no se destruye, sólo se transfiere»


Julio Mayol
Cirujano e innovador

Mayol es uno de los 500 españoles más influyentes de España según la clasificación del diario El Mundo. Profesor de Cirugía en la Universidad Complutense de Madrid, Mayol ha puesto en marcha iniciativas como el proyecto Gestión del Conocimiento Biomédico en la Nube, para formar a los profesionales de la salud a través de una plataforma de servicio on line. Hace dos años, lanzó Incubadora de Ideas, un proyecto que pretende dar a conocer ideas de éxito y detectar necesidades innovadoras en la comunidad científica y las grandes empresas.

“Innovación no viene de nuevo, viene de inteligencia. El problema es que la inteligencia escasea”, ha declarado Mayol esta tarde. “Sin estrategia, la innovación es solo sumar más tecnología al caos”, ha aconsejado a los emprendedores. Sobre el modelo de asistencia sanitaria actual, el cirujano ha sostenido que ha llegado al límite. “Hemos llegado a un punto en el que nos tenemos que plantear algo diferente. No más productividad, sino más valor. No cuántas hernias operas y cuántos pacientes tienes en la lista de espera, sino dar el máximo valor: mejorar los resultados en salud y mejorar la calidad percibida sobre el estado de salud”, ha puesto sobre la mesa.

“La gente no es tonta”

Mayol se ha mostrado optimista sobre el éxito de las buenas ideas. “La gente no es tonta, si le das algo que genera valor, te lo financia”, ha opinado. “Dinero hay, porque el dinero se crea, no se destruye, sólo se transfiere”.

“Parece que en España el hecho de errar es un fracaso y eso hay que desterrarlo. El hecho de probar y errar, al final, es avanzar”, ha afirmado Jose Antonio Teixeira, director general de Innovación del Ayuntamiento de Santander y responsable de intentar convertir su población en una ciudad inteligente. “El término de ciudad inteligente está manido, pero significa aplicar el sentido común y la tecnología para mejorar la prestación de los servicios públicos de la ciudad con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, ha apuntado.

Para llegar a esa ciudad inteligente, Teixeira cree que es necesaria una hoja de ruta que incluya conocer las debilidades de la ciudad hablando con los ciudadanos, admitirlas y hacerlas públicas. “Hemos sido capaces de involucrar a los ciudadanos de Santander para ayudarnos a mejorar los servicios”, considera Teixeira. Además, ha expuesto, es vital crear una figura de coordinación, para que el plan de innovación no sea “realmente inútil”, y que exista una decisión política real para ponerlo en marcha

Ciudades al servicio de los ciudadanos

El Ayuntamiento de Santander, con financiación de la Comisión Europea y la ayuda de empresas y universidades, ha instalado 20.000 dispositivos, como cámaras y sensores bajo el asfalto, controlados por un cerebro denominado Cloud City Center. Gracias a esta tecnología desplegada por la ciudad, se puede detectar, por ejemplo, cuándo una plaza de aparcamiento queda libre, y señalar al resto de conductores dónde pueden aparcar.

El cardiólogo Eric Topol cree que dentro de poco los médicos van a recetar más apps que pastillas

“Uno de los cardiólogos más importantes del mundo, Eric Topol, dice que dentro de nada los médicos van a recetar más apps que pastillas”, ha recordado José Luis de la Serna, que dejó el ejercicio de la medicina tras 20 años en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica Puerta de Hierro de Madrid para pasarse al periodismo de salud y ahora es subdirector de El Mundo. “Pensé que si el 1% de mis lectores dejaba de fumar haría más que en cuidados intensivos”, ha rememorado.

De la Serna, con la ayuda del creador de Pocoyó, David Cantolla, ha lanzado Wake App Health, “una editorial de apps especializada en el ámbito de la salud, volcada en la ideación y diseño de productos innovadores que contribuyan a la mejora de la salud en nuestra sociedad”, en sus propias palabras. De la Serna ha detallado cómo su empresa ha buscado “esponsorizaciones puntuales” para financiar sus apps. “Es una empresa que no nos ha costado dinero”, ha asegurado.

Constancia hacia el despegue

La última aplicación de su empresa es Contigo, protagonizada por 16 mujeres que han superado un cáncer de mama. La app abarca las distintas fases de la enfermedad, desde el diagnóstico hasta el final del tratamiento, pasando por la sexualidad y los efectos secundarios.

“Cuando levantas el morro del avión, no queda otra opción: arriba, arriba, arriba”, opina José Luis de la Serna

El presidente de Wake App Health ha recomendado constancia a los emprendedores. “Cuando ruedas en un avión camino de despegar, cuando levantas el morro, no queda otra opción: arriba, arriba, arriba”, ha puesto como metáfora.

Sobre los obstáculos a la innovación, el responsable de Innovación en el Ayuntamiento de Santander ha afirmado que la propia ley es el principal problema: “La legislación en España está muy poco adaptada a los procesos de innovación. Va muy por detrás”.

Vencer la resistencia al cambio

“Lo que impulsa la innovación son personas y lo que pone barreras son las personas. Las personas tenemos agendas y muchas tienen agendas ocultas. Eso pone barreras a la innovación”, ha lamentado Mayol.

Para De la Serna, “la resistencia al cambio”, en su caso más por parte de los profesionales de la medicina que por parte de los ciudadanos, es el principal obstáculo.

La directora de comunicación de Philips Iberia, Ángeles Barrios, ha explicado que el objetivo de los encuentros Comparte Innovación es “facilitar la creación de una comunidad de personas interesadas por la innovación”. A juicio de Barrios, “innovar hoy es más necesario que nunca”.

Archivado en: divulgación, I+D, innovación, Materia




COMENTARIOS