Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El jefe del CSIC celebra la “estabilidad económica” y anuncia nuevos contratos en 2014

El presidente del mayor organismo público de I+D avisa a los empleados de un aumento de la plantilla sin concretar cuánto crecerá

Más noticias de: csic, política científica, recortes

Ampliar

Lora-Tamayo se dirige a un grupo de investigadores que protestaba por los recortes en 2013 / Materia

LEER
IMPRIMIR

El mayor organismo público de investigación del país ya ve la luz al final del túnel. Ese al menos es el mensaje que acaba de lanzar su presidente, Emilio Lora-Tamayo, en una carta dirigida a la plantilla del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con más de 12.000 empleados. En su carta, a la que ha tenido acceso Materia, Lora-Tamayo augura “una cierta estabilidad económica” lejana a la situación del año pasado y anuncia una batería de nuevas incorporaciones de científicos y técnicos para 2014 así como ayudas para los investigadores más jóvenes y precarios. El jefe del buque insignia de la ciencia española prevé que la situación mejore aún más cuando los fondos europeos del programa Horizonte 2020 adquieran “velocidad de crucero”.

En 2013, el presidente del CSIC ordenó la paralización de pagos e impuso el llamado corralito que limitó los fondos disponibles para los investigadores. Fue uno de los momentos más tensos y controvertidos del mandato de este físico que había sido asesor del Gobierno de José María Aznar durante el desastre del Prestige y presidente del CSIC entre 2003 y 2004. Pasada la profunda crisis económica de 2013, Lora-Tamayo da las gracias a todos los que han “arrimado el hombro” y señala que el CSIC debe centrarse ahora en dos problemas “endémicos”: el personal y la gestión.

Arrimando el hombro

En cuanto a lo primero, Lora-Tamayo augura un aumento de las incorporaciones, pero sin aportar números. Las plazas de científico titular serán “significativamente superiores a las del año pasado”, dice. A esto se suma “un número de contratos laborales indefinidos de investigador distinguido”. El año pasado, el CSIC convocó 21 plazas de científico titular. El segundo modelo de contratación es nuevo y está incluido en la Ley de la Ciencia, aprobada en 2011 por el anterior Ejecutivo. A esto se suma “un número todavía no determinado” de promociones internas a los puestos de investigador científico y científico titular.

Lora-Tamayo anuncia además medidas dirigidas a los sectores más jóvenes. Entre ellas están 100 ayudas de nuevo cuño para la introducción a la investigación para estudiantes de los últimos cursos de Universidad y ayudas para movilidad de investigadores predoctorales del programa JAE (que ha sido eliminado por el actual equipo de Gobierno por falta de fondos). En su carta, Lora-Tamayo señala que el CSIC tiene suficientes fondos para asumir las nuevas plazas anunciadas “tanto este año como los siguientes”.

De cualquier forma, la situación del CSIC está lejos de ser fácilmente recuperable. En dos años, la institución ha perdido 1.300 trabajadores. De hecho, el último plan de actuación (disponible en la web solo a empleados del organismo), calcula que el CSIC no recuperará los niveles de plantilla previos a la crisis antes de 2017.

En cuanto a la gestión, Lora-Tamayo espera que el nuevo Contrato de Gestión para el CSIC esté aprobado en el primer semestre de 2014.  La carta completa puede leerse aquí.

Archivado en: csic, política científica, recortes




COMENTARIOS