Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

CIENCIA DE LA SEMANA 10-16 febrero 2014

La energía limpia e inagotable está un paso más cerca

Un experimento en EEUU avanza hacia la obtención de energía de la fusión nuclear, una de las noticias destacadas de esta semana

Más noticias de: ADN, astronomía, cambio climático, fusión nuclear, genética, genoma, microbios, repaso semanal


LEER
IMPRIMIR

Materia realiza cada semana un repaso de la actualidad científica más relevante.

Esta semana, científicos de EEUU han anunciado que, por primera vez, han logrado obtener más energía que la invertida en un proceso de fusión nuclear. Este fenómeno es el que alimenta las estrellas como el Sol y dominarlo en la Tierra supondría poder extraer energía limpia e inagotable. El proceso aún está en pañales, pero el logro de los estadounidenses del instituto, que ya avanzamos en Materia hace unos meses, supone un importante paso hacia el diseño de futuras centrales de fusión dentro de unas décadas. Europa es el epicentro de ITER, un proyecto internacional para construir  el primer reactor experimental de fusión nuclear en Cadarache (Francia).

Preamplifier_at_the_National_Ignition_FacilityAmpliar

La Instalación Nacional de Ignición / NIF

Sin embargo, este hallazgo, publicado en Nature, sale de la Instalación Nacional de Ignición (NIF), la mayor apuesta nacional de EEUU por lograr fusión usando hidrógeno y potentes haces de rayos láser. De cualquier forma, este paso es aún inicial y aún quedan décadas de desarrollo antes de que se pueda controlar el proceso de fusionar núcleos atómicos para usar la energía resultante en nuestros hogares.

Esta semana también ha estado marcada por los temporales, tanto en España como en otros países de Europa. Una de las peores partes se la ha llevado Reino Unido, donde aún hay grandes inundaciones. Un importante informe preparado para el Gobierno de ese país ha señalado que este tipo de eventos está relacionado con el cambio climático. Más directo ha sido Nicholas Stern, autor en 2006 de un influyente informe sobre el impacto del cambio global. El economista asegura en The Guardian que las inundaciones y tormentas de Reino Unido son prueba directa del cambio climático. Algo similar ocurrió ya en EEUU, donde el principal asesor científico de Obama no dudó en conectar el calentamiento global con los temporales de nieve que paralizaron zonas del país hace unos meses.

Microbios que fomentan la obesidad

De vuelta en España, unos astrónomos de la Agencia Espacial Europea han descubierto un nuevo cometa. Lo han hecho desde el Observatorio del Teide, en Tenerife. Se trata de un objeto “extremadamente débil” cuya órbita pasa entre Marte y Júpiter. También son españoles los arqueólogos del proyecto Djehuty, que esta semana anunciaron el descubrimiento de un sarcófago egipcio en muy buen estado de la Dinastía XVII (1.600 antes de Cristo).

Otros trabajos científicos sobre el pasado pueden hacerse sin levantarse de la silla. En concreto, el análisis del ADN de poblaciones actuales ha permitido bucear en la historia de los últimos 4.000 años y destapar qué poblaciones se mezclaron teniendo descendencia fértil. Entre los hallazgos, presentados en Science, hay eventos conocidos, como la expansión de los mongoles, que no solo dejaron destrucción tras de sí, sino también una estela de hijos cuyos descendientes viven hoy en Afganistán y Pakistán. Otros cruces eran desconocidos hasta ahora, como el de europeos de Grecia con gentes del este de Asia, un encuentro probablemente favorecido  las incipientes vías del comercio internacional como la ruta de la seda.

En otro trabajo también centrado en la genética, se ha analizado el ADN de las bacterias que todos llevamos en el sistema digestivo y que son claves para nuestra salud. Un equipo de investigadores de la Universidad de Berkeley y la Universidad de Arizona ha analizado las diferencias entre las bacterias digestivas de las diferentes poblaciones del mundo. Han hallado que las personas que viven más al norte y en zonas más frías tienen bacterias que les predisponen a sufrir más obesidad. Los autores creen que esto puede deberse a una adapatación  que tal vez aportaba ventajas para obtener más energía de las grasas. Miles de años después, con la llegada de la industrialización de los alimentos y la civilización, esa adaptación se puede transformar en una carga.

También en Materia:

“Casi el 100% de los piensos para animales contiene transgénicos”

El Gobierno lleva dos años sin conceder los premios a los mejores científicos españoles

Científicos españoles descubren un mecanismo para evitar el envejecimiento muscular

“La gente se manifiesta por el derecho a la sanidad, pero los científicos se manifiestan solos”

Robots inspirados en las termitas levantan castillos sin necesidad de plano ni capataz

Tres cosas que la ciencia te cuenta sobre el amor y quizá preferirías no saber

Archivado en: ADN, astronomía, cambio climático, fusión nuclear, genética, genoma, microbios, repaso semanal




COMENTARIOS