Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

CIENCIA DE LA SEMANA 3 - 9 febrero 2014

Europa planea construir un acelerador de partículas tres veces mayor que el LHC

Esta semana, China se convirtió en el tercer país en producción científica del mundo, se anunció el descubrimiento de las huellas humanas más antiguas de Europa y reapareció el temor a la gripe aviar con la detección de una nueva versión del virus

Más noticias de: espacio, evolución, gripe, gripe aviar, paleoantropolo, repaso semanal


LEER
IMPRIMIR

Materia realiza cada semana un repaso de la actualidad científica más relevante.

Pese a que en algunos lugares la ciencia siga abrumada por la crisis, esta semana se ha sabido que hay lugares en los que se siguen haciendo planes descomunales. Aunque el programa para sacar todo el jugo científico al LHC, el acelerador que ahora está en marcha en el CERN (el Laboratorio Europeo de Física de Partículas), prevé que seguirá funcionando durante las dos próximas décadas, la institución ya trabaja en la próxima máquina para explorar los límites de la física. El nuevo colisionador de partículas tendría una circunferencia de entre 80 y 100 kilómetros frente a los 27 del LHC y alcanzaría una energía de 100 TeV, siete veces más que los 14 que puede alcanzar como máximo el LHC.

Esta semana, China se subió al podio de la ciencia mundial. Un informe de la Fundación Nacional para la Ciencia de EEUU colocaba al país asiático en tercer lugar en la producción de artículos científicos. Entre 2001 y 2011, el número de estudios firmados por científicos chinos creció de media un 15% anual. En solo una década, el país ha pasado de producir un 3% de la investigación mundial (la cifra que, aproxidamente produce hoy España) al 11%, solo por detrás de la Unión Europea y sus 28 miembros, y de EEUU. Algunos expertos puntualizan que la cantidad está primando sobre la calidad.

Super LHCAmpliar

El nuevo acelerador, de 100 kilómetros de diámetro, dejaría pequeño al descomunal LHC, que tiene 27 y es el mayor que existe en la actualidad / CERN

Desde Asturias, llegó una noticia desgraciada. Hace una semana, las olas provocadas por el fuerte temporal destruyeron las instalaciones del museo dedicado en Luarca al calamar gigante. El mar provocó unas pérdidas que se han calculado en dos millones de euros y arrastró buena parte de los ejemplares que se guardaban en el museo. Luis Laria, gerente de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas (Cepesma), lamentaba la pérdida de lo que calificaba como una de las colecciones más importantes del mundo, en cantidad y calidad. Además, los animales ya no podrán emplearse para la investigación.

Un fuerte oleaje descubrió en una playa británica las huellas humanas más antiguas de Europa y después las borró

Un fuerte oleaje, pero en este caso en el Reino Unido, fue también el origen de otra de las noticias científicas de la semana. En mayo del año pasado, el fuerte oleaje que golpeó las costas de Happisburgh erosionó la playa y dejó a la vista las pisadas humanas más antiguas de Europa. Las huellas, de 800.000 años de antigüedad, fueron, posiblemente, obra de miembros de la especie Homo antecessor, la misma que vivió en la sierra burgalesa de Atapuerca. Curiosamente, la misma mar brava que desveló aquel tesoro, lo destruyó poco después. Los investigadores, desafiando al temporal, fueron capaces de capturar en vídeo aquel milagro efímero y lo mostrarán en una exposición en Londres a finales de este mes.

Alerta por gripe aviar

De nuevo en China, esta semana reapareció la amenaza de la gripe aviar. A las versiones del virus H5N1 y H7N9, se ha incorporado ahora la H10N8. Esta última, solo ha causado una muerte de momento y hasta ahora solo se transmite de aves a humanos y no entre humanos, pero un grupo de científicos chinos, que han dado esta semana la voz de alarma en la revista The Lancet, aseguran que es especialmente peligrosa. Su perfil genético le permite atacar el tejido más profundo de los pulmones y no solo la parte alta del sistema respiratorio y de la tráquea como el resto, y eso podría facilitar su contagio entre seres humanos. “El potencial que este nuevo virus tiene para provocar una pandemia no debe ser infravalorado”, concluían.

LuarcaAmpliar

Uno de los calamares que estaban expuestos en el museo del calamar gigante de Luarca / Cepesma

Por último, desde el espacio llegó otra noticia positiva para la ciencia. El telescopio espacial Kepler, que durante los cuatro años en que estuvo en funcionamiento descubrió 250 planetas extrasolares confirmados y miles de candidatos más, llevaba un año averiado. Ahora, ha vuelto a la vida detectando un exoplaneta del tamaño de Júpiter. Aunque no se trata de un nuevo descubrimiento  –el planeta ya lo había encontrado otro telescopio–, que Kepler haya sido capaz de avistarlo es una muestra de que las modificaciones que se le han realizado han tenido éxito y este cazador de planetas ha vuelto al trabajo.

También en Materia:

- La ciencia desmonta el milagro de los antioxidantes

- Las Fuerzas Armadas tienen seis vertederos de explosivos en aguas españolas

- Materia oscura: ¿qué quieres saber sobre uno de los mayores secretos del universo?

- Una mano biónica devuelve la capacidad de sentir a un hombre

- Tus recuerdos del pasado han sido manipulados

- El día que a Stephen Hawking le recetaron dejar la cerveza

- Este insignificante punto es la Tierra vista desde Marte

- El doctor ‘House’ salva a su primer paciente en la vida real

Archivado en: espacio, evolución, gripe, gripe aviar, paleoantropolo, repaso semanal




COMENTARIOS