Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

CIENCIA DE LA SEMANA 20 - 26 de enero de 2014

La Tierra tiene fiebre y la NASA anuncia cinco misiones que estudiarán al ‘paciente’

Por primera vez en más de una década, la NASA enviará al espacio cinco misiones distintas en un mismo año y todas tienen el mismo objetivo: estudiar el estado de nuestro planeta. Además, esta semana descubrimos nuevas amenazas para el reino animal y que no es buena idea meterse con Facebook

Más noticias de: abejas, calentamiento, espacio, Facebook, fauna, Marte, nasa, repaso semanal


LEER
IMPRIMIR

Materia realiza cada semana un repaso de la actualidad científica más relevante.

La Tierra se calienta, eso es algo que ya sabemos. Cada temporada, cuando distintas instituciones científicas anuncian el dato, esperamos que ocurra lo que se supo esta semana: de nuevo, las temperaturas del último año suelen entrar directamente en los cuarenta principales de la historia. Y 2013 no ha sido distinto: fue el cuarto año más cálido desde que se recogen datos —el año 1880—, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Aún más revelador es saber que los 13 años del siglo XXI están entre los 15 más calurosos de la historia.

NASA SMAPAmpliar

Recreación del proyecto SMAP sobrevolando la Tierra. / NASA

Según los datos de la NASA, que ofreció su análisis el martes junto a NOAA, 2013 fue sólo el séptimo año más cálido desde que se tienen registros. Más allá del puesto del ranking, lo que asegura la NASA es que el planeta sigue una pauta de calentamiento constante y una tendencia a mantenerse a largo plazo. “Los patrones climáticos siempre fluctuarán en cuanto a las temperaturas medias de cada año, pero el continuo aumento de los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra están conduciendo un aumento a largo plazo de las temperaturas globales”, aseguran.

En ese contexto, la agencia espacial norteamericana anunció también esta semana un hito científico que ayudará a conocer mucho mejor el estado de salud de ese paciente llamado Tierra. Por primera vez en más de una década,  la NASA mandará al espacio cinco misiones científicas distintas —GPM,ISS-Rapidscat, CATS, OCO-2, SMAP— que abrirán ”nuevos y mejorados ojos para supervisar los cambios de nuestro planeta”.

Los males del planeta

GPM, que se lanza el 27 de febrero, estudiará junto a la japonesa JAXA las precipitaciones globales; OCO-2 se centrará a partir de julio en las mediciones del dióxido de carbono de la atmósfera; SMAP, previsto para noviembre, analizará la humedad de la superficie. A estos tres proyectos se sumará el lanzamiento de dos herramientas que se instalarán en la Estación Espacial Internacional y que pretenden convertirla en un observador de la Tierra que esté trabajando 24 horas siete días a la semana. Por un lado, ISS-Rapidscat se centrará a partir de junio en la medición de los vientos oceánicos y desde septiembre CATS vigilará las partículas emitidas a la atmósfera por volcanes, la contaminación y el polvo en suspensión.

El 25% de las especies de tiburones y rayas están al borde de la extinción

Con estos cinco pares de ojos observando factores tan decisivos para el clima como vientos, CO2, lluvias, humedad y partículas, no faltarán datos para dar, en el futuro, un diagnóstico más acertado de los males del planeta. Males como el que sufren tiburones y rayas: un 25% de estas especies está al borde de la extinción, según anunció esta semana la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Mientras, el debate sigue abierto en torno a si el fracking causará más males en el medio ambiente, después de que la UE hiciera de Pilatos dejando en manos de los países miembros la última palabra y de que el Gobierno de Mariano Rajoy decidiera llevar al Tribunal Constitucional la prohibición de decretó Cantabria.

Uno de esos pequeños eslabones que deben mantener en equilibrio son las abejas, que no dejan de desaparecer y a la que la ciencia no para de encontrar potenciales asesinos. Junto a los pesticidas, el cambio climático y los parásitos, ahora se ha identificado otra enfermedad, TRSV, que puede estar sujetando un cuchillo en este magnicidio colectivo. También nos hemos enterado de los detalles de otro criminal, un cáncer que lleva contagiándose entre perros desde hace 11.000 años y que surgió espontáneamente en uno de ellos, según publicó la revista Science en su último número. La buena noticia, el hallazgo de una nueva especie de delfín.

Los ojos en el espacio

La actualidad nos ha tenido muy pendientes del espacio. Quizá el momento más emocionante de la semana fuera el feliz despertar de Rosetta, la primera nave que pisará un cometa, que salió de su letargo para encarar su compleja misión en la bola de nieve sucia llamada 67P/Churyumov–Gerasimenko. Además, en Marte, el robot Opportunity cumplió diez años en el tajo, donde ha realizado más de 300.000 fotografías… y sigue aportando importantes datos para la ciencia. El último: nuevos análisis de muestras de rocas han demostrado que el clima era algo más húmedo de lo que se suponía anteriormente.

En la revista Nature de esta semana destacaron un hallazgo sobre Ceres, el planeta enano más pequeño de nuestro Sistema Solar, que contiene vapor de agua. Este descubrimiento refuerza la teoría de que parte del agua de los océanos en la Tierra llegó a nuestro planeta a bordo de asteroides y difumina la distinción entre estos últimos y los cometas.

No te metas con Facebook

Por último, en el apartado de la tecnología, un consejo: no se metan con los científicos de datos de Facebook. Esta semana, unos doctorandos de Princeton dieron a conocer un estudio en el que concluían que para 2017 la popular red social se habría quedado sin el 80% de sus usuarios (PDF). Partiendo de la popularidad de las búsquedas de Google, establecieron un paralelismo con la evolución de las enfermedades infecciosas. Y el resultado fue estruendoso: no hubo medio de comunicación que no contara que Facebook estaba sentenciado porque lo decía un estudio de la prestigiosa Universidad de Princeton.

“No todas las investigaciones son iguales y algunas llevan a conclusiones absurdas”, advierten los científicos de Facebook

No sabemos si fue espontánea, un alarde de sentido del humor o si se debió a la evolución en bolsa de sus valores, pero lo cierto es que la respuesta de Facebook estaba cargada de veneno. El equipo de científicos de datos cocinó una respuesta contra Princeton en la que les recetaban su propia medicina: la universidad estadounidense también pierde interés en Google (y en Facebook). ”Esta tendencia sugiere que Princeton tendrá sólo la mitad de sus matriculaciones actuales en 2018 y para 2021 carecerá de alumnos”, dicen.

“Aunque estamos preocupados por la Universidad de Princeton, nos inquieta mucho más el destino del planeta. La tendencia de la búsqueda en Google del término ‘aire’ ha caído de forma continuada y nuestras proyecciones muestran que para el año 2060 no quedará aire”, continúan sardónicos desde Facebook. Y terminan con una dolorosa y valiosa posdata: “Como científicos de datos, hemos querido proporcionar un divertido recordatorio de que no todas las investigaciones son iguales… y algunos métodos de análisis llevan a conclusiones bastante absurdas”.

Archivado en: abejas, calentamiento, espacio, Facebook, fauna, Marte, nasa, repaso semanal




COMENTARIOS