Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La natalidad en regiones de Cataluña aumentó un 16% tras las victorias del Barça en 2009

Un estudio encuentra una correlación entre el el triplete logrado por el F.C. Barcelona y un ‘baby boom’, aunque aclara que no se puede asegurar que no se deba a otras causas

Más noticias de: deporte, epidemiología, fútbol

Ampliar

Los jugadores del F.C. Barcelona celebran la liga de 2009 / m.caimary

LEER
IMPRIMIR

Tener un hijo es un asunto muy serio, pero parece que en España el fútbol puede acabar hasta con el seny catalán. Un estudio de los nacimientos en las comarcas del Bages y el Solsonès muestra que nueve meses después del Iniestazo, el gol de Iniesta al Chelsea en las semifinales de Champions League de 2009, y las victorias en Copa, Liga y Champions del F.C. Barcelona, los nacimientos crecieron un 16%. La cifra, que se publica en la edición especial de Navidad del British Medical Journal (que no oculta un cierto carácter lúdico), es inferior al incremento del 45% que estimó COM Radio nueve meses después de las victorias tras una encuesta informal en cinco hospitales, pero sigue siendo muy significativa.

Los autores del estudio, liderados por Jesús Montesinos, de Althaia, Red Universitaria Asistencial de Manresa, creían que su análisis desmontaría una posible correlación entre los triunfos deportivos y el incremento de la natalidad. Para lograrlo, analizaron 11.000 nacimientos durante cinco años, entre 2007 y 2011, en dos maternidades de una región especialmente barcelonista y catalanista, que en conjunto suma 190.000 habitantes. Precisamente en Santpedor, en la comarca del Bages, a cinco kilómetros de uno de los hospitales en los que se realizó el experimento, nació Pep Guardiola, el entrenador que lideró al Barça en esa etapa gloriosa.

“Hay cambios demográficos secundarios como reacción a hambrunas, guerras o buenas situaciones económicas, que hacen subir o bajar la natalidad, pero hay mucha leyenda respecto a la posibilidad de que eventos puntuales puedan provocar un incremento de la natalidad”, afirma Montesinos. “Es lo que pasó con el apagón de Nueva York en 1965″, continúa. Entonces, cinco artículos consecutivos de The New York Times afirmaban que se había producido un incremento en la tasa de nacimientos del 30%. Sin embargo, en 1970, un estudio mostró que, en realidad, hubo un descenso de entre el 20 y el 25% en el número de nacimientos.  ”Y esto tendría más sentido, porque si a mediados de los sesenta se produce un apagón en Nueva York, lo más probable es que pienses que te están lanzando misiles los rusos, y eso no da ganas de fiesta”, comenta Montesinos.

El incremento de la natalidad en febrero y marzo de 2010 pasó a ser un descenso en la segunda mitad de ese año

El caso de la relación entre el aumento de los nacimientos y las victorias del F.C. Barcelona es, en opinión de Montesinos, “justificable desde un punto de vista racional”. “Fue algo muy puntual, se produjo una gran euforia colectiva y a eso se añadió la figura de Guardiola, que era un entrenador muy mediático”, señala. “Además, nosotros estamos en la Cataluña central, en una zona donde el número de peñas del Barça es un 20% superior respecto al área de Barcelona capital y un 70% superior a la provincia de Barcelona”, asegura. Según los autores, hay argumentos de neurofisiología que podrían estar detrás de este fenómeno. “Cuando se producen este tipo de eventos, la gente tiene un comportamiento mucho más empático, en parte por el aumento de los niveles de oxitocina, se produce una aversión al riesgo, y esto podría haber desatado la falta de planificación en los embarazos”, concluye.

El efecto, no obstante, fue limitado. Aunque en febrero de 2010 aumentaron los nacimientos, un mes después ya solo se incrementaron un 11% comparado con otros años y en la segunda mitad del año se produjo un descenso, probablemente, según los autores, por la influencia de la crisis económica española.

En Barcelona capital solo se observó un 1,2% de aumento

En la parte más humorística del estudio, los autores reconocen varias limitaciones. Algunos de los autores, los aficionados del Barcelona, consideran que ese estímulo breve e intenso provocado por los triunfos de su club en 2009 fue la causa del incremento en los nacimientos. El resto de autores, aficionados de otros equipos, discrepan y, de hecho, recopilaron información del Instituto Catalán de Estadística del mismo periodo y pusieron a prueba las mismas hipótesis del estudio que hoy se publica en el BMJ, pero en este caso en la ciudad de Barcelona. Los mejores resultados que logró este grupo de investigadores no logró replicar los datos obtenidos en la zona de Manresa y el mayor efecto observado solo alcanzó el 1,2%.

El coste de replicar el estudio sería prohibitivo

Comprobar si los resultados son válidos requeriría montar un experimento demasiado caro y complejo. Idealmente, para salvar la distancia entre un estudio observacional como el realizado por los investigadores catalanes y un ensayo más prolijo, sería necesario, según aclaran los autores, que “Iniesta desease replicar su intervención”. Pero “el coste de un estudio así sería prohibitivo”, y eso sin mencionar el daño tremendo que sufriría el grupo de referencia: los aficionados del Chelsea.


REFERENCIA

'Barcelona baby boom: does sporting success affect birth rate?' DOI: 10.1136/bmj.f7387


Archivado en: deporte, epidemiología, fútbol




COMENTARIOS

  • Mario Modesto

    Muy buenas, el enlace de la Referencia lleva a esta misma página. Por favor, corríjanlo.

    • http://esmateria.com/ Materia

      Gracias, Mario, ya está corregido. Un saludo