Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

CIENCIA DE LA SEMANA 9 - 15 diciembre 2013

Un pequeño paso para la humanidad, pero un gran salto para China

El éxito chino de desplegar una sonda y un robot en la superficie de la Luna confirma que hay un nuevo gran actor en el espacio. Esta semana estuvo cargada de polémica tras el artículo del Nobel de Medicina contra las grandes revistas científicas. Nuevos estudios muestran que la mujer lo tiene más difícil para investigar

Más noticias de: ciencia para el desarrollo, dinosaurios, espacio, género, igualdad, luna, repaso semanal


LEER
IMPRIMIR

Materia realiza cada semana un repaso de la actualidad científica más relevante.

La sonda Chang’e-3 se posó suavemente en la Luna —en la Bahía de los Arcoíris como estaba previsto— y dio así un salto en su poderío espacial al demostrar que está a la altura de las dos grandes potencias espaciales de la historia: EEUU y la URSS-Rusia. Eso sí, con 37 años de retraso, que es el tiempo que ha transcurrido desde que los soviéticos posaron la última nave en nuestro satélite, el Lunik-24. Desde entonces ningún aparato había llegado de forma controlada en la Luna —porque ya hemos estampado unos cuantos cacharros contra sus cráteres— para estudiar directamente su superficie y sus recursos como hará el robot Conejo de Jade (Yutu en chino) de ahora en adelante.

La sonda, que alunizó el sábado cuando eran las 21.12 horas en China, estará activa un año. El robot explorador Conejo de Jade, que se desplegó al cabo de unas horas desde la sonda, tiene trabajo para al menos tres meses analizando elemento físicos, químicos y geológicos de la Luna. Pekín quiere ahora mandar taikonautas hasta allí y alzar su propia estación espacial fija. Este éxito del programa espacial chino es el mejor ejemplo de cómo la carrera espacial ha desplazado su eje hacia potencias emergentes en Asia. Porque China, que aspira a mandar misiones de ida y vuelta a la Luna a partir de 2020, no es el único país que se ha colado en la carrera espacial.


Vídeo | Retransmisión del alunizaje del Chang'e-3 / CCTV


India y Corea del Sur también están preparando sus propias misiones lunares, como explica New Scientist, no sólo con sondas sino también con rovers como Yutu: India podría lanzar su misión Chandrayaan-2 en 2017, mientras que la misión coreana tendrá que esperar al menos hasta 2020. A estos países, aunque más rezagado, se quiere sumar ahora la República Islámica de Irán, que también el sábado dio un nuevo pasito en su particular programa espacial mandando un macaco al espacio (vídeo), preludio del envío de un humano, según sus medios.

Como ya hiciera en enero de este año, Teherán lanzó a un macaco —llamado Fargam— a 120 kilómetros de altura, según informaron los medios oficiales iraníes. El viaje de Fargam, de 3,5 kilos de peso y 59 centímetros de alto, duró 15 minutos hasta que fue rescatado sano y salvo: ”Este es un gran éxito que coincide con el primer día de la semana nacional de la investigación”, aseguró el presidente iraní, Hasan Rohani, quien envió un mensaje de felicitación a los científicos tras conocer el éxito de la prueba.

FargamAmpliar

El macaco Fargam, antes de ser lanzado. / ISNA

Sin bajarnos del espacio, esta semana unos astrónomos españoles del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), liderados por Jorge Lillo-Box y David Barrado, nos mostraron por primera vez como una estrella devorará uno de sus planetas en su proceso de expansión. La voracidad de la estrella KOI-2133 hará que se trague el planeta Kepler-91b de forma inminente: ocurrirá en menos de 55 millones de años.

La polémica científica de la semana ha sido la que generó el Nobel de Medicina Randy Sheckman al acusar a las grandes revistas científicas —Science, Nature y Cell— de ejercer una “tiranía” que desfigura la imagen de la ciencia. En un artículo en el rotativo británico The Guardian (traducido por El País), Sheckman aseguraba que no volvería a publicar en estas revistas, las más influyentes, porque han viciado el sistema de impacto de las publicaciones y porque priman investigaciones que ayudan a vender de forma agresiva su marca.

“Al igual que Wall Street tiene que acabar con el dominio de la cultura de las primas, que fomenta unos riesgos que son racionales para los individuos, pero perjudiciales para el sistema financiero, la ciencia debe liberarse de la tiranía de las revistas de lujo”, escribe Sheckman. Frente a estas prácticas perjudiciales, el Nobel propone refugiar la ciencia en las revistas de acceso abierto. Javier Sampedro, en El País, traza un reportaje muy completo para entender la trascendencia de este debate.

Científicas discriminadas

Otra polémica importante, aunque menos ruidosa en esta ocasión, es la que surge de forma recurrente sobre el papel de las mujeres en la ciencia. Esta semana, la revista Nature publicaba un estudio en el que quedaba reflejado un importante indicio de desigualdad: por cada artículo científico firmado por una mujer como autora principal, hay dos liderados por hombres. ”A nuestro juicio, la magnitud de este estudio proporciona evidencia empírica sobre un desequilibrio evidente en el ámbito de la producción científica en todo el mundo”, asegura uno de los autores, según recoge Sinc.

Las mujeres reciben menos fondos para investigar tanto en términos absolutos como en términos relativos

Las conclusiones de este trabajo en Nature, que analizó más de cinco millones de papers, se suman a lo publicado unos días antes por el British Medical Journal: las científicas británicas reciben mucho menos dinero para investigar que sus colegas masculinos. Ellos reciben la mayoría de las ayudas y, además, reciben más dinero individualmente que sus compañeras. ”Las mujeres recibieron menos fondos tanto en términos absolutos como en términos relativos. Estas desigualdades en la financiación entre hombres y mujeres persisten en el tiempo”, concluyen los autores del estudio.

Hablando de financiación, esta semana supimos que el Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria recibió un compromiso de financiación de 12.000 millones de dólares en los próximos tres años, un 30% más de lo comprometido anteriormente. Viejas y nuevas enfermedades siguen amenazando a las poblaciones de todo el planeta, como puso de manifiesto esta semana la llegada los primeros casos de infección por el virus de chikungunya a América, una dolorosa infección que se transmite por la picadura de un mosquito. También en el ámbito de la salud, la OMS informó de que en 2012 hubo más de 14 millones de nuevos casos de cáncer y más de 8 millones de fallecimientos relacionados con esta dolencia.

Edmontosaurus regalisAmpliar

Reconstrucción de Edmontosaurus regalis. / Bell, Fanti, Currie, Arbour, Current Biology.

En el apartado de los descubrimientos más llamativos, investigadores de las universidades de Bolonia y de Nueva Inglaterra dieron con los restos de un curioso dinosaurio de pico de pato momificado que tuvo una cresta blanda, como la de los gallos. ”Es difícil saber qué utilidad podía tener esta cresta en los dinosaurios de pico de pato. En los gallos y algunas otras aves, las crestas rojas brillantes sirven para llamar la atención de las hembras por parte de los machos. Podríamos imaginar a dos machos Edmontosaurus mirándose, gritando y mostrando su cabeza para indicar quién era el macho dominante y el que está a cargo de la manada”, señala a Sinc Phil Bell, autor principal del estudio.

Por otro lado, el secuenciado del genoma de la nuez de mar, una criatura marina gelatinosa, dio nuevas claves sobre el origen de los animales tal y como los conocemos. Los orígenes de nuestra estirpe, los primeros animales que nadaron por los océanos precámbricos hace unos 600 millones de años, no fueron las esponjas, sino esta especie de medusas llamados ctenóforos.

También en Materia:

La baja radiación abre las puertas de Marte a la humanidad

La “maldición” del bosón de Higgs

Décadas esperando compensaciones por quedar discapacitados tras recibir una vacuna

Descubierto un lenguaje oculto en el ADN humano

Patriotas que no entienden la ciencia

Géiseres de 200 kilómetros de alto salen disparados desde los océanos de una luna de Júpiter

¡Hasta nunca, Mr. Adelson!

“En lugar de defender al paciente, Sanidad favorece a la industria homeopática”

“La agricultura orgánica está creando un nuevo colonialismo”

El divulgador de la ciencia acosado por la Iglesia

Archivado en: ciencia para el desarrollo, dinosaurios, espacio, género, igualdad, luna, repaso semanal




COMENTARIOS

  • Carlos Herranz

    Hola:

    Con respecto a la Chang’e-3, efectivamente tenía previsto alunizar donde se indica al comienzo de este artículo, pero en realidad lo hizo una órbita antes, situándose así algo más al este, en las coordenadas 19.51W-44.12N, lo que queda unos 40 km al sur del cráter Laplace F, ya fuera de la Bahía de los Arcoíris y ya de lleno en el Mar de las Lluvias (véase, por ejemplo, este mapa: http://planetarynames.wr.usgs.gov/Feature/10641?__fsk=-1892979968).