Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La supercomputación descubre los errores de catalanes y Borbones en la Guerra de Sucesión

Investigadores del Barcelona Supercomputing Center simulan el comportamiento de las filas de cada bando para comprobar su efectividad. La clave era la resistencia psicológica de los soldados y no tanto la formación de los pelotones en el campo de batalla

Más noticias de: armas de fuego, guerra, historia, política, supercomputación

Recreación de una batalla del sitio de Barcelona en 1714. Ampliar

Recreación de una batalla del sitio de Barcelona en 1714. / Guillem H. Pongiluppi

LEER
IMPRIMIR

Ni la estrategia militar de los ingleses fue tan decisiva ni las tácticas en el campo de batalla de los borbónicos eran tal desastre como muchos libros de historia nos cuentan. La Guerra de Sucesión española, que acabó con el Tratado de Utrecht, fue uno de los primeros grandes conflictos armados a escala planetaria y en el que se produjo una gran revolución en la forma en la que los ejércitos plantaban a sus tropas en combate. ¿Cómo afectaron estos cambios al desarrollo de la guerra que supuso para España la pérdida de Gibraltar y que desembocó en la batalla del 11 de septiembre de 1714 tras el sitio de Barcelona? La supercomputación acaba de aportar una gran ayuda para orientar la respuesta, por medio de simulaciones complejas de la interacción entre las distintas tropas.

“Nuestra intención era la de modelar conjuntamente tanto la experiencia individual del soldado como el desarrollo global de las grandes batallas”, explica Xavier Rubio-Campillo, investigador del Barcelona Supercomputing Center (BSC) y coautor de un estudio que trata de mostrar las debilidades y fortalezas de las distintas tácticas militares de esta guerra decisiva. Pero también, y sobre todo, el trabajo pretende demostrar que la supercomputación tiene mucho que aportar a una disciplina como la Historia.

Los historiadores tienen acceso a fuentes directas de la época pero es difícil saber exactamente cómo era el desarrollo práctico de estas batallas. Sobre todo, para entender si las nuevas tácticas se desarrollaron para explotar en toda su capacidad las innovaciones tecnológicas o si estas novedades, esencialmente los mosquetes y las bayonetas, llegaron porque eran las que mejor se adaptaban a su estrategia. A principios del siglo XVIII, las tradicionales formaciones de lanceros desaparecieron por las mejoras en las armas de fuego y se cambiaron por otras más anchas y delgadas que sacaban provecho de la potencia de la pólvora.

Batalla simuladaAmpliar

De arriba a abajo, formación en batalla de los ejércitos francés, inglés y catalán. Los números indican el orden en que disparaban contra el enemigo. / Journal of Simulation

Como equipos de fútbol sobre el césped, los distintos ejércitos hicieron sus apuestas tácticas. La infantería francesa se disponía en filas que disparaban consecutivamente, echando rodilla al suelo para recargar y alzándose para disparar, mientras avanzaban por el campo de batalla frente a frente con su enemigo. Esta disposición golpeaba de forma uniforme las líneas rivales, pero —supuestamente— otorgaba demasiados segundos de desahogo al rival.

Las tropas inglesas y holandesas se dividían en cuatro pelotones y disparaban en un orden específico (ver imagen) con la que pretendían mantener un sistema de fuego continuo que asfixiara al rival. Esta sensación de ahogo era fundamental en las batallas de la época en la que apenas moría un soldado cada 200 disparos y sólo un 10% de los tiros alcanzaban su objetivo. ”La precisión era muy baja, no afecta demasiado al desenlace de la batalla. Lo importante es la psicología: ganaba el que más aguantaba en el campo de batalla”, resume Rubio-Campillo.

Armas en casas catalanas

El sistema de los ejércitos catalanes era muy peculiar y parece casar a la perfección con la circunstancia de sus tropas. Partían de una formación similar a la inglesa pero descargaban los tiros por filas, empezando por los flancos del pelotón y terminando en el centro de la formación (ver gráfico). Este sistema, que en principio no es muy efectivo, pretendía aprovechar la mejor puntería de los fusileros catalanes, ya que permitía que el humo se disipara entre disparo y disparo, lo que ayudaba a apuntar.

“Las simulaciones demuestran que la táctica y potencia de fuego de los ingleses no fue tan decisiva”, dice el autor

“En aquella época, los catalanes tenían armas de fuego en casa y aprendían desde pequeños a disparar”, recuerda el investigador, “era una táctica propia de su cultura”. Sin embargo, las simulaciones demuestran que este sistema era el menos efectivo de todos, porque ejercía poca presión en las filas enemigas al darles mucho tiempo de descanso entre ráfaga y ráfaga. Según fuentes originales de la época, los soldados se limitaban a disparar hacia delante.

“Las simulaciones demuestran que la táctica y potencia de fuego de los ingleses no fue tan decisiva como los historiadores británicos nos han contado”, explica el autor. Los dos ejércitos avanzaban hacia el otro disparándose y el desenlace se alcanzaba cuando las líneas de un bando huían asustadas por la capacidad de fuego del enemigo o rompían la formación y dejaban de disparar organizadamente (ver vídeo). Al contrario de lo que se pensaba, las fuerzas de cada bando no eran tan dispares.


Vídeo | Vídeo de simulación de una batalla de la Guerra de Sucesión española / BSC


Como explican en el estudio, el sistema francés suponía una ráfaga de disparos cada 13 segundos, mientras que los ingleses lo reducían a 10 segundos entre cada tanda, una diferencia menos sensible de lo supuesto. Y la fiabilidad de ambos sistemas era similar: 5% de acierto de los borbónicos frente al 7% de los ingleses. Sobre el papel, por lo tanto, el bando austracista enfrentado a los Borbones tenía cierta ventaja sobre el enemigo. Sin embargo, las simulaciones demuestran que eso no fue lo realmente decisivo.

Evitar el pánico

“La precisión no es lo importante; la calidad de la tropa y su experiencia, sí”, asegura Rubio-Campillo. Los investigadores incluyeron en sus simulaciones aspectos que afectarían individualmente a la tropa, para medir de este modo el comportamiento real en batalla. La experiencia en combate y la motivación de los soldados aporta un plus de cohesión a las filas que les ayuda a mantenerse durante más tiempo firmes frente al enemigo.

“Lo importante es la psicología: ganaba el que más aguantaba en el campo de batalla”

Los investigadores fijaron valores que aumentarían el estrés de los soldados hasta un punto máximo en el que no aguantaran más. A medida que van viendo caer a compañeros, cuando notan el silbar de las balas a su alrededor o ven muy cerca las líneas rivales el estrés aumenta considerablemente. Sólo la tropa experta y preparada era capaz de soportar esa presión y eso marcaba la diferencia entre imponerse en el campo de batalla o salir corriendo: no hay nada más contagioso que una huida.

“Los resultados de estas simulaciones sugieren que la superioridad táctica de la infantería de los aliados durante la Guerra de Sucesión española no se puede explicar sólo por los diferentes sistemas de disparo, como han propuesto la mayoría de los autores”, concluye el estudio. De acuerdo con su modelo, el sistema de pelotones inglés no era mejor (o peor) que las filas francesas.

No obstante, Rubio-Campillo prefiere quedarse con otra conclusión: la supercomputación puede ayudar a los historiadores. “Aunque en algunos congresos surgen las típicas reservas contra la potencialidad de este método, la aportación metodológica de las simulaciones en laboratorio está convenciendo cada vez a más investigadores del campo de las humanidades”, celebra.


REFERENCIA

'The development of new infantry tactics during the early eighteenth century: a computer simulation approach to modern military history' DOI: 10.1057/jos.2012.25


Archivado en: armas de fuego, guerra, historia, política, supercomputación




COMENTARIOS

  • Paco

    ¿Catalanes y borbones en una guerra de sucesión?
    Por favor, no mezclemos la ciencia y su divulgación con el “politiqueo” barato.

    • Joaquín Ventura

      Efectivamente, Paco. 100% de acuerdo contigo.

    • Dr_ilitx

      Qué rabia os hace a los españolitos que se estudien estos temas…si hablase de ingleses (que son un pueblo de verdad) no habría problema, pero claro cuando los catalufos quieren saber sobre su historia…entonces es “politiqueo” estoy con vosotros, a lo mejor hasta descubrís que Felipe V hablaba catalan en la intimida! #volemvotar

      • Asparukh

        Pues según las fuentes históricas, el bando de los Tres Comunes de Cataluña lo que decía era:

        “Ahora oíd, se hace saber a todos generalmente, de parte de los Tres
        Excelentísimos Comunes, tomado el parecer de los Señores de la Junta de
        Gobierno, personas asociadas, nobles, ciudadanos y oficiales de guerra,
        que separadamente están impidiendo que los enemigos se internen en la
        ciudad; atendiendo que la deplorable infelicidad de esta ciudad, en la
        que hoy reside la libertad de todo el Principado y de toda España, está
        expuesta al último extremo, de someterse a una entera esclavitud.
        Notifican, amonestan y exhortan, representando a Padres de la Patria que
        se afligen de la desgracia irreparable que amenaza el favor e injusto
        encono de las armas franco-españolas, hecha seria reflexión del estado
        en que los enemigos del Rey N.S., de nuestra libertad y Patria, están
        apostados ocupando todas las brechas, cortaduras, baluartes del Portal
        Nou, Sta. Clara, Llevant y Sta. Eulalia. Se hace saber, que si luego,
        inmediatamente de oído el presente pregón, todos los naturales,
        habitantes y demás gentes hábiles para las armas no se presentan en las
        plazas de Junqueras, Born y Plaza de Palacio, a fin de que unidamente
        con todos los Señores que representan los Comunes, se puedan rechazar
        los enemigos, haciendo el último esfuerzo, esperando que Dios
        misericordioso, mejorará la suerte. Se hace también saber, que siendo la
        esclavitud cierta y forzosa, en obligación de sus cargos, explican,
        declaran y protestan a los presentes, y dan testimonio a los venideros,
        de que han ejecutado las últimas exhortaciones y esfuerzos, protestando
        de todos los males, ruinas y desolaciones que sobrevengan a nuestra
        común y afligida Patria, y exterminio todos los honores y privilegios,
        quedando esclavos con los demás españoles engañados y todos en
        esclavitud del dominio francés; pero se confía, que todos como
        verdaderos hijos de la Patria, amantes de la Libertad, acudirán a los
        lugares señalados a fin de derramar gloriosamente su sangre y vida por
        su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda España, y
        finalmente dicen y hacen saber, que si después de una hora de publicado
        el pregón, no comparece gente suficiente para ejecutar la ideada
        empresa, es forzoso, preciso y necesario hacer llamada y pedir
        capitulación a los enemigos, antes de llegar la noche, para no exponer a
        la más lamentable ruina de la Ciudad, para no exponerla a un saqueo
        general, profanación de los Santos Templos, y sacrificio de niños,
        mujeres y personas religiosas.

        Y para que a todos sea generalmente notorio, que con voz alta, clara e
        inteligible sea publicado por todas las calles de la presente ciudad.

        Dado en la casa de la Excelentísima Ciudad, residiendo en el Portal de
        S. Antonio, presentes los mencionados Excelentísimos Señores y personas
        asociadas, a 11 de Septiembre, a las 3 de la tarde, de 1714.”

        Y, o
        yo no sé leer, o por lo que se luchaba era por un candidato a la Corona
        Española, no por la libertad de Cataluña. Creo que queda bastante claro
        en la frase: “(..)acudirán a los
        lugares señalados a fin de derramar gloriosamente su sangre y vida por
        su Rey, por su honor, por la Patria y por la libertad de toda
        España(…)”

        Que yo sepa (consultemos las fuentes históricas de la época), el Principado de Cataluña (que formaba parte de la corona de Aragón) juró lealtad al que consideraban el verdadero rey de España, el Archiduque Carlos.

        La
        última etapa de la guerra tuvieron que mantenerla sólo los ejércitos y milicias
        autóctonos (lo que se define como personas integrantes de las milicias de un bando y que además son habitantes de la zona, no como todos los catalanes) contra la causa borbónica por abandono de sus aliados, tal y
        como señalaba Pepe, pero ese hecho es aislado y no justifica una
        manipulación política de un hecho histórico. Fue, y por eso se llama
        así, una Guerra de Sucesión a la Corona Española, no la heroica lucha de
        los pobres catalanes (¡todos los catalanes!) contra las fuerzas
        opresoras de España (¡de toda España!). Fue una guerra civil en la que había de todo en todos los bandos, y que terminó como todas las guerras civiles: con hermanos derramando la sangre de hermanos por defender una bandera, que no deja de serun trozo de trapo.

        No tiene nada que ver con querer votar.

    • Dr_ilitx

      Qué rabia os hace a los españolitos que se estudien estos temas…si hablase de ingleses (que son un pueblo de verdad) no habría problema, pero claro cuando los catalufos quieren saber sobre su historia…entonces es “politiqueo” estoy con vosotros, a lo mejor hasta descubrís que Felipe V hablaba catalan en la intimida! #volemvotar

    • Losoci

      En cuanto Carlos recibe la corona del Imperio, los ejércitos aliados (Inglaterra, Portugal, el propio Imperio) dejaron solos a los catalanes.

  • jasa

    Si la conclusión final es que la táctica no era concluyente ¿Por que se habla de errores en el título? ¿Y por qué solo de Borbones y Catalanes? ¿Es que los ingleses y los holandeses (los otros mencionados) no cometían errores? ¿Y cuáles fueron los supuestos errores a los que se refiere el título?

  • Joaquín Ventura

    Interesante artículo pero me ha sorprendido referirse a los contendientes como “borbones” y “catalanes”. Me vais a perdonar, pero serían “borbones” y “ausburgos”, partidarios de Felipe o de Carlos, respectivamente… Que se os ve el plumero, con perdón…

    • Pepe

      Si no me equivoco usan esta terminología porque por un lado se encontraba el ejército borbónico, dependiente directamente de la corona francesa, y en el otro el “exèrcit de Catalunya”, creado durante la campaña catalana del 1713-14. Recuerda que en la última etapa de la guerra no se reducía únicamente a “borbones” y “augsburgos”, fue una campaña militar en Cataluña que obligó al territorio a organizarse militarmente…

    • Manuel

      Eso es cierto. Además hubo catalanes en ambos bandos.

  • Sasha

    Cuando leo un artículo me gusta que tenga conclusiones. Este artículo no aporta nada concluyente y su único objetivo parece el de confundir a quienes desconocen que no fueron los catalanes quienes batallaban contra los borbones, sino los partidarios de la casa de austria. El BSC y Centro Nacional de Supercomputación debería evitar coger mala fama metiéndose en política con artículos tan pésimos como este. Si hace investigación de materia histórica, que consulte a historiadores decentes o que lean la wikipedia que es una fuente más fiable que el conocimiento histórico del redactor del artículo. Tómenlo como una crítica constructiva. (http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Sucesi%C3%B3n_Espa%C3%B1ola)

    • Losoci

      Si tus fuentes historiográficas son Wikipedia tienes un grave problema. Un sitio donde cualquiera puede modifica el contenido….
      Lee de varias fuentes y entonces podrás emitir conclusiones más contrastadas.

      • Sasha

        Gracias por la sugerencia de leer de varias fuentes para emitir conclusiones más contrastadas, pero es algo que yo hago siempre, así que antes de dar consejo asegúrate de que le puede ser útil a quien aconsejas. Ya que me aconsejas sin haberte pedido consejo, yo te sugeriré que tienes el problema de no saber leer todo el comentario antes de responderlo. Te copio la parte del párrafo en la que debes fijarte y te animo a que lo leas. Tan solo es una frase: “Si hace investigación de materia histórica, que consulte a historiadores decentes o que lean la wikipedia que es una fuente más fiable que el conocimiento histórico del redactor del artículo.” Añadirte también que los articulos de wikipedia pueden ser excelentes y a pesar de que cualquier persona los puede modificar, un buen investigador ya comprueba la veracidad de las fuentes antes de seguir adelante con tu investigación. Para que te hagas una idea, el articulo de la guerra de sucesión tiene 83 buenas referencias.

  • Sasha

    Cuando leo un artículo me gusta que tenga conclusiones. Este artículo no aporta nada concluyente y su único objetivo parece el de confundir a quienes desconocen que no fueron los catalanes quienes batallaban contra los borbones, sino los partidarios de la casa de austria. El BSC y Centro Nacional de Supercomputación debería evitar coger mala fama metiéndose en política con artículos tan pésimos como este. Si hace investigación de materia histórica, que consulte a historiadores decentes o que lean la wikipedia que es una fuente más fiable que el conocimiento histórico del redactor del artículo. Tómenlo como una crítica constructiva. (http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Sucesi%C3%B3n_Espa%C3%B1ola)