Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La civilización confundida con la Atlántida no fue engullida por un tsunami

Investigadores españoles descartan que el enigmático pueblo de Tartessos, desaparecido de manera abrupta hace 2.500 años, fuera barrido por una ola gigante

Más noticias de: arqueología, historia, pseudociencia, terremotos, tsunamis

El 'Bronce Carriazo', una de las piezas tartesias más conocidas Ampliar

El 'Bronce Carriazo', una de las piezas tartesias más conocidas / José Luiz Bernardes Ribeiro

LEER
IMPRIMIR

Si hay que tomarse la Biblia como un libro de historia creíble en algunos pasajes, hace unos tres milenios la flota del rey Salomón llegaba cada tres años a Israel cargada de oro procedente de la recóndita Tarsis. “Porque el rey tenía en el mar las naves de Tarsis junto con las naves de Hiram [rey de la ciudad fenicia de Tiro], y cada tres años las naves de Tarsis le traían oro, plata, marfil, monos y pavos reales”, asegura el Antiguo Testamento.

III EN ESTA NOTICIA

Las marismas del río Guadalquivir, donde se ubicaba el golfo de Tartessos

III RELACIONADA
La guerra civil en Siria machaca 5.000 años de historia

Más: #arqueología

Durante siglos, aquella Tarsis preñada de oro, identificada con la Tartessos mencionada en los textos clásicos griegos, parecía una leyenda. Algunos incluso han visto en ella la mítica Atlántida, una rica civilización que aparentemente sólo existió en la cabeza del filósofo griego Platón. “Había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis columnas de Heracles”, dejó escrito el maestro de Aristóteles.

A partir de las indicaciones geográficas de Platón, en el último siglo muchos investigadores han buscado la supuesta Atlántida en el suroeste de España, más allá de las columnas de Heracles, como se llamaba al estrecho de Gibraltar. Pero ninguno la ha encontrado.

Sin embargo, en 2009, una polémica expedición dirigida por el arqueólogo estadounidense Richard Freund, apadrinado por la National Geographic Society, peinó las marismas del río Guadalquivir en busca de la supuesta Atlántida-Tartessos. El documental resultante, Finding Atlantis (Encontrando la Atlántida,2011), acabó de fijar en la cultura popular que la Atlántida y Tartessos fueron la misma civilización, que habría acabado sus días barrida por un tsunami hace unos 2.500 años.

Tiro al pichón

Pero “esa hipótesis no es realista”, según advierte el físico José María Abril. Este catedrático de la Universidad de Sevilla acaba de reproducir con un programa informático cómo eran las marismas del Guadalquivir hace 2.500 años y cuáles habrían sido los efectos sobre la costa de un tsunami tan catastrófico como el que arrasó Lisboa en 1755. Aquel seísmo liberó una energía de 835 kilotones, unas 50 veces superior a la energía liberada por la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima.

Escultura de hace 2.600 años representando posiblemente a un rey tartesioAmpliar

Escultura de hace 2.600 años representando posiblemente a un rey tartesio / Manuel Camacho

“El golfo de Tartessos, hoy las marismas del Guadalquivir, tenía aguas poco profundas y su entrada estaba parcialmente cerrada por una barrera litoral. Nuestra simulación muestra que el tsunami rompería en la entrada del golfo, no llegaría a penetrar en la costa”, explica Abril.

Tartessos fue un pueblo que supuestamente dominó, hace entre 3.000 y 2.500 años, el suroeste de la península Ibérica, hoy ocupado por las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva. Su mayor fuente de riqueza habría sido el comercio del oro y la plata de sus minas. Durante siglos, fue una civilización de la que sólo existían referencias literarias. Hasta 1958, cuando unos obreros que estaban ampliando las instalaciones de la Real Sociedad de Tiro al Pichón de Sevilla se toparon bajo la tierra con brazaletes, un collar y otras piezas de oro macizo.

En busca de la capital

Aquellas joyas, conocidas como el Tesoro del Carambolo, hoy son atribuidas a los fenicios, pero en su momento resucitaron la búsqueda de la desaparecida capital de Tartessos, una civilización que se esfumó hace unos 2.500 años, coincidiendo con el comienzo de la supremacía de Cartago en el Mediterráneo occidental y con la pérdida de uno de sus principales mercados, la metrópoli fenicia de Tiro, sometida por los babilonios.

Las simulaciones de tsunamis no muestran daños en el Golfo de Tartessos, pero una ola de 9 metros golpearía Cádiz

El estudio de Abril ha revisado los efectos de un hipotético tsunami en ocho de las localizaciones propuestas por los historiadores como posible sede de la capital perdida de Tartessos. Sólo dos de ellas, el Cerro del Trigo, un lugar propuesto en 1924 dentro del Parque Nacional de Doñana, y La Algaida, cerca de San Lúcar de Barrameda (Cádiz), “podrían haber sufrido un daño entre moderado y grave, pero difícilmente habría sido suficiente como para justificar el colapso de los Tartessos”, afirma el estudio.

El modelo informático, validado con otros tsunamis históricos y bien documentados, sí que dibuja daños potencialmente catastróficos en otras costas alejadas del golfo de Tartessos. “Una ola de 9,3 metros alcanzaría Cádiz 70 minutos después del terremoto que originaría el tsunami”, advierte el estudio. “En Huelva, una primera ola de cuatro metros llegaría dos minutos después que en Cádiz, pero sus réplicas serían más potentes, con una tercera ola de unos tres metros llegando 80 minutos después”, alertan los autores.

Mentiras

El trabajo, publicado en el Journal of Archaeological Science, cuenta también con la firma del prehistoriador José Luis Escacena, experto en el mundo de los tartesios.

Recreación de la mítica Atlántida mostrada en el documental ‘Finding Atlantis’Ampliar

Recreación de la mítica Atlántida mostrada en el documental 'Finding Atlantis' / National Geographic Channel

En cuanto a la Atlántida que el documental de National Geographic sugería haber encontrado bajo las marismas del Guadalquivir, era todo mentira, según explicó en su momento el investigador Sebastián Celestino, del Instituto de Arqueología de Mérida (CSIC). Celestino buscó en 2009 restos arqueológicos en el subsuelo de la marisma de Hinojos, el punto del Parque Nacional de Doñana en el que el arqueólogo estadounidense Richard Freund rastreó la Atlántida tras detectar supuestos restos de templos mediante fotos de satélite.

A juicio de Celestino, según denunció en una entrevista en Esradio, los autores del documental de National Geographic tenían “una intención fundamentalmente económica”, porque “debajo de las marismas, a 12 metros de profundidad, no hay absolutamente nada”.


REFERENCIA

'Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science' DOI: 10.1016/j.jas.2013.06.030


Archivado en: arqueología, historia, pseudociencia, terremotos, tsunamis




COMENTARIOS

  • Guest

    A principios del 2010, cuando la prensa me entrevistó (y también al Dr. Fruend y al Dr. Celestino y al Dr. Antonio Rodríguez, entre otros) declaré que la Atlántida no se hallaría en ese mismo punto (dentro de Doñana) donde judíamericano Dr. Freund y el alemán Dr. Rainer Kühne creían que podría hallarse, tal como se desarrolló en el documental “Findinfg Atlantis” después. En efecto, dije que no se hallaría en ese punto exacto, pero que sí podría estar cerca… Ahora bien, aunque no crea que la Atlántida haya estado en ese punto del interior del Coto de Doñana, en plenas marismas, quiero hacer notar a los cultos lectores de este Diario que este estudio sobre una simulación de un impacto de un tsunami similar al del Lisboa de 1755, pero supuestamente acontecido circa 2500 A.C., no especifica en ningún momento si se usó el mismo modelo. Es decir, un tsunami con un epicentro en el mismo punto que lo tuvo el de Lisboa de 1755. Y es muy importante que el lector conozca este crucial detalle. ¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que el tsunami que pudo destruir la Atlántida o a Tartessos mismo, pudo tener el epicentro en otro punto del Golfo de Cádiz, mucho más cerca de las costas de Doñana, y en tal caso, y con una alta intensidad y gran energía, seguramente sí que los daños serían realmente catastróficos y llegarían casi hasta las puertas de Sevilla. De hecho, yo mismo he logrado reunir datos científicos de un Megatsunami no registrado aún por los estudiosos que tuvo una altísima energía que afecto a casi toda la costa de Huelva desde la desembocadura del Guadalquivir hasta casi Mazagón, y que logró entrar al interior hasta más de diez kilómetros, por lo que cualquier ciudad que se hallara en ese rango quedaría literalmente arrasada por el mar y por capas de sedimentos marinos, arenas, fangos, etc.

    En fin, que para poder desestimar que un evento sísmico-tsunámico pudiera haber destruido a una ciudad costera como Tartessos o Atlantis, es necesario, mejor dicho, obligatorio, analizar todos los modelos posibles, con todos los epicentros posibles. Y cualquier que haya tenido un mínimo contacto con estudios sobre sismología submarina en el área que comprende desde el Estrecho de Gibraltar y todo el Golfo de Cádiz hasta las cercanías del Cabo de San Vicente y Madeira, sabe perfectamente que prácticamente no hay un solo tramo vació en toda esta área donde no se hayan registrados epicentros de terremotos submarinos (potenciales generadores de tsunamis) en los tiempos históricos, hasta donde se ha podido registrar. Lo que abre la posibilidad de que en el pasado, durante las Edades del Calcolítico y el Bronce, cuando entonces debió suceder la gran catástrofe que sumergió la metrópolis costera de Atlantis y su isla, o la ciudad de Tartessos (ya a finales de la Edad del Bronce), pudo perfectamente producirse un gran terremoto submarino con epicentro muy cercano a las costas de Huelva, en una posición casi central, que con una gran intensidad generaría un Megatsunami que arrasaría con cualquier ciudad hasta casi diez kilómetros al interior, incluso algo más…

    Así pues, si no se consideraron todos los posibles epicentros ( y repito, sería simular un tsunami en casi todas las áreas y puntos del Golfo de Cádiz), y sólo se hizo una simulación de un tsunami idéntico al de Lisboa, con un epicentro tan lejos de Huelva (al suroeste del Cabo de San Vicente), entonces, este estudio no invalida para bada la tesis de que Tartessos o la Atlántida pudieran haber sido arrasadas por un tsunami. Lo único que demostraría -en todo caso- esta simulación es que un tsunami idéntico al de Lisboa, es decir, con el mismo epicentro bajo el mar, al suroeste de del Cabo de San Vicente, no podría haber destruido a ninguna ciudad (como Tartessos), si esta hubiera estado varios kilómetros al interior.

    Espero que los investigadores que han realizado esta simulación pongan todas las cartas sobre la mesa, y digan sin el modelo de la simulación ha sido exactamente el mismo de Lisboa de 1755 y con el mismo epicentro. Esto es lo primero que debe decirse en cualquier noticia, antes de pontificar conclusiones tan radicales. Insisto, la única manera de invalidar la tesis de que un tsunami pudiera haber arrasado a una ciudad (Tartessos o Atlantis) que hipóteciamente estuviera emplazada a varios kilómetros al interior de las costas de Huelva o Cádiz, es probando todos los modelos posibles, es decir, todos los posibles eventos tsunámicos, especialmente, en todas las mayores intensidades posibles, y en todos los epicentros posibles, especialmente lo más cercanos y centrales respecto a las costas de Huelva. Si este estudio no ha sido realizado, justo así, esta noticia entonces, presenta una conclusión exagerada y engañosa.

    Como atlantólogo especializado en Atlantología Histórico-Científica por casi veinte años (demostrados con múltiples publicaciones y una docena de libros publicado sobre la materia), y reconocido en las principales enciclopedias, especialmente en la mayor y más actualizada enciclopedia dedicada a la Atlántida, Atlantipedia.ie que se edita en Irlanda, os puedo garantizar y demostrar que todo lo que acabo de argumentar como crítica constructiva a este artículo, es rigurosamente cierto y verificable por cualquier persona.

    Si alguien quiere saber un poco más sobre mis investigaciones en este campo de la Atlantología Histórico-Científica, recomiendo un artículo que ha publicado la periodista Mari Paz Díaz en el diario Huelva Buenas Noticias:http://huelvabuenasnoticias.com/2013/06/22/un-investigador-dedica-su-vida-a-estudiar-el-mito-de-la-atlantida/

    Un cordial saludo a tod@s…

    Georgeos Díaz-Montexano

    http://www.AtlantidaHistorica.com

  • Georgeos Díaz-montexano

    Acabo de leer la publicación base de la noticia. “Modeling tides and tsunami propagation in the former Gulf of Tartessos, as a tool for Archaeological Science, por José-María Abrila, Raúl Periáñeza y José-Luis Escacenab, publicado en Journal of Archaeological Science, 10 July 2013, y, en efecto, sólo usaron una simulación idéntica al tsunami de Lisboa, o sea, con el epicentro bien lejos de las costas de Doñana, al suroeste del Cabo de San Vicente. Por consiguiente, el citado estudio no invalida para nada la tesis de que Tartessos o Atlantis haya sido realmente arrasada por un tsunami, suponiendo que estas dos ciudades se hallaran en algún punto cercano a las costas de Huelva. Lo único que demuestra este estudio -de acuerdo al único modelo usado- es que no sería posible tal daño catastrófico con un tsunami que hubiera sido igual en intensidad al de Lisboa y con el mismo epicentro situado bajo el mar, al suroeste del Cabo de San Vicente. Acabo de actualizar mi réplica con una foto del mismo estudio donde se puede apreciar cómo el modelo usado fue el del tsunami de Lisboa de 1755. Recomiendo a los cultos lectores de esta web científica mi respuesta a este estudio: http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2013/07/13/replica-publica-de-georgeos-diaz-montexano-a-la-noticia-la-civilizacion-confundida-con-la-atlantida-no-fue-engullida-por-un-tsunami/

    Un cordial saludo,

    Georgeos Díaz-Montexano

    http://www.AtlantidaHistorica.com

    • Jose M Abril

      Modeling tsunami propagation in the Iberia–Africa plate boundary: Historical events, regional exposure and the case-study of the former Gulf of Tartessos. Journal of Marine Systems, Volumes 111–112, February 2013, Pages 223-234. R. Periáñez, J.M. Abril.

      En este trabajo pueden encontrar un estudio detallado de los efectos de tsunamis generados en las distintas fallas activas identificadas por los estudios geológicos, incluyendo su análisis espectral. De todos los estudiados, el tsunami asociado al terremoto de Lisboa de 1755 es el que produce mayor impacto. Todos se han probado incluyendo la configuración del golfo de Tartessos, para el artículo de JAS se ha seleccionado el
      caso más extremo. Las conclusiones básicas son válidas en todos los casos.

      • Georgeos Díaz-montexano

        Sr. Abril. Su trabajo de investigación y el modelo, es interesante. Eso no creo que lo dude nadie que haya leído su artículo.. Pero como ya comenté antes, en su trabajo se tuvo en cuenta un único modelo basado en el de Lisboa, con el mismo epicentro en el suroeste de Portugal, mas cerca de Madeira que del mismo Cabo de San Vicente, por tanto, un lugar bastante lejos de las costas de Huelva. Por consiguiente, lo único que demuestra su estudio es que un evento de tal magnitud y con ese epicentro difícilmente habría arrasado a uan ciudad que se hallara en el interior del Tartessius Sinus, o sea, en las actuales Marismas de Doñana. Pero no invalida para nada la posibilidad de que otro evento tsunámico con un epicentro mucho mas cercano en pleno Golfo de Cádiz, ncluso con menor intensidad, sí podría haber causado tal destrucción y mayor aún.

        Un cordial saludo

        Georgeos

        http://georgeosdiazmontexano.wordpress.com/2013/07/13/replica-publica-de-georgeos-diaz-montexano-a-la-noticia-la-civilizacion-confundida-con-la-atlantida-no-fue-engullida-por-un-tsunami/

  • paco

    Estoy de acuerdo, la simulación no invalida el efecto de un posible tsunami. El trabajo parece hecho de una manera un tanto precipitada y en base a datos previos no suficientemente contrastados ( como por ejemplo la profundidad de la cubeta del Golfo Tartesico). El mismo modelo matematico puede ser aplicable a mar abierto pero no tener en cuenta el “efecto embudo” en una ensenada profunda. De hecho se podría aplicar el modelo al reves, par ver su coherencia supuesto que se destruyese el punto mas desfavorable o protegido de la ensenada, ¿a que distancia tendria que estar el epicentro y que fuerza debería tener el tsunami? Viendo los resutlados se podria validar las conclusiones de este trabajo.

    • Georgeos Díaz-montexano

      Totalmente de acuerdo con Paco…

      Un cordial saludo,
      Georgeos

  • Albeano Alderete

    Estoy disfrutando de la lectura de las premisas antagónicas de las que parten estos dos destacados debatientes. Mientras uno de ellos parte de lo general a lo particular el otro hace lo contrario. Ambos tienen razón y ésto es porque están siendo coherentes con el punto de vista del cual parten. Mientras uno está infiriendo de las partes al todo, el otro está deduciendo del todo a las partes. Continúen debatiendo porque la materia sobre la cual se debate todavía está lejos de verse con claridad. Creo que sería bueno incluir lo mítico en este debate. Y vá el mito: ” Upon a time …o érase una vez que había una tierra rica en minerales preciosos donde bajó Poseidonis (hombre-dios) que puso sus ojos en Itra y se casó con ella. De esta unión nacieron 7 príncipes, cada uno de los cuales reclamó su herencia. El Rey Poseidon accedió a dividir la tierra en siete partes iguales para conformar a sus hijos. Para evitar que uno de ellos invadiera el terreno del otro los hermanos convinieron en zanjar límites permitiendo la entrada del agua del mar u océano Atlántico…su límite oeste natural. Después de Una gran Inundación se desmoronaron las islas que componían el archipiélago adonde llegaban los cartagineses en busca de oro…Continuará.

    • Orlando

      Ezequiel 26. RVR/1960, lean este capítulo de la Biblia.

  • Observador

    ¿les parece a todos mas pausible esta ubicacion para la atlantida? –> http://dosisdeldia.blogspot.com/2013/10/hallada-piramide-bajo-oceano-atlantico.html
    Esta noticia es bastante reciente, se trata de una enorme piramide de 60 metros de altura en pleno ocenao atlantico. ¿Que civilizacion pudo construirla?

  • El Faro de la Atlántida

    No fue un terremoto lo que ocasionó el megatsunami, sino otro motivo.