Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

España es el único de los países grandes de Europa que ha reducido el gasto en I+D

Desde que comenzó la crisis, el número de empresas españolas innovadoras se ha reducido un 43% y el gasto en I+D ha caído un 2,8%. El número de investigadores públicos bajó un 4,4%

Más noticias de: I+D, innovación, política científica, recortes

Ampliar

Centro productivo de palas para generadores eólicos de Gamesa en Albacete / Gamesa

LEER
IMPRIMIR

La crisis económica ha deteriorado gravemente el sistema de innovación español, según muestra el Informe Cotec 2013 sobre Tecnología e Innovación en España. El documento, elaborado a partir de los últimos datos del INE en 2011, ilustra el empeoramiento de todos los marcadores de innovación.

El gasto español en I+D se ha reducido un 2,8% en 2011 y ha descendido un 43% el número de empresas con actividades innovadoras respecto a 2010, mientras que el de empresas con actividades de I+D se ha reducido en un 36%. Según la opinión de más de un centenar de expertos consultados por Cotec, esta situación seguirá deteriorándose en los próximos años, pudiendo reducirse a la mitad el número de empresas con actividades de I+D e innovación con respecto al comienzo de la crisis.

“Por primera vez han caído todos los marcadores de innovación y de I+D en España”, afirmaba Juan Mulet, Director General de Cotec en la presentación del informe esta mañana en Madrid. Las empresas han resistido mejor que el sector público: el gasto público en innovación e I+D ha caído por primera vez y de manera importante, un 5,8% con respecto a 2010, mientras que el gasto en empresas, que ya venía en descenso, ha caído tan sólo 1,5%. Como era de esperar, la crisis ha afectado más severamente a las pequeñas empresas, que han tenido que limitar o suprimir los departamentos de innovación en mayor medida que las consolidadas.

La actividad de I+D ocupaba en 2011 a 215.079 personas en España, de las cuales un 60,6% son investigadores. Por primera vez desde que comenzó la crisis, se ha reducido el número de investigadores públicos, que descendieron un 4,4% en 2011.

Cae el gasto en I+D, cae el PIB

Entre 2005 y 2011 se registraba un crecimiento del 5,7% en el gasto español en I+D, pero esa tendencia tiene poco que ver con lo que ha sucedido este año. De entre los países grandes de Europa, España es el único que no ha incrementado el gasto en I+D en el último año. Lo ha reducido, mientras que Francia han incrementado en 2011 su gasto un 3,92% y Alemania un 6,32% con respecto a 2010. Reino Unido, Italia y Polonia también lo aumentaron.

Países como Alemania o Francia han aumentado el gasto en I+D

La crisis está provocando una “destrucción del tejido empresarial innovador”, del que depende, según Mulet, la capacidad competitiva de un país, “que se está viendo deteriorada gravemente”.

Sin embargo, en cuanto a los marcadores de cantidad y calidad de la producción científica, España se encuentra en una buena posición para su tamaño y su historia, sobre todo en sectores concretos como la energía fotovoltaica, donde supera a países como Francia y EEUU, o la eólica, donde está por encima de Reino Unido y Canadá. Hay otros marcadores, como el porcentaje de fondos obtenidos en proyectos europeos, que ha alcanzado el 8,3 en 2012 (el objetivo fijado por el Gobierno era el 8%), que también demuestran el gran potencial de España en el marco de la innovación tecnológica y el I+D.

Perspectivas pesimistas

En cuanto a las perspectiva del futuro de la innovación en España, los resultados de la consulta a 150 expertos realizada por Cotec, muestran que se inclinan claramente hacia el pesimismo, con un 45% que opina que la situación irá a peor en los próximos años. Entre los problemas del sistema de innovación español a los que más importancia se debe prestar destaca la escasa dedicación de recursos financieros y humanos para la innovación en empresas (un 89,1% de los encuestados lo consideran muy importante), la falta de cultura en los mercados financieros españoles para la financiación de la innovación (con un 81, 3% de los consultados) y también el papel insuficiente de las políticas de apoyo a la investigación, desarrollo tecnológico e innovación en las actuaciones prioritarias de las administraciones públicas.

Archivado en: I+D, innovación, política científica, recortes




COMENTARIOS

  • Ilma

    Se puede trazar la línea que separa los países “grandes” de Europa del resto justo por encima de España. Esto es otra confirmación.