Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El CSIC asegura que devolverá el dinero a los científicos “de forma controlada”

El mayor organismo de I+D de España cifra su supervivencia en periodos de apenas tres meses y depende de una nueva inyección de 75 millones por parte del Gobierno que, si no llega, causará un “cataclismo”

Más noticias de: csic, política científica, recortes

CSIC-UIB Ampliar

Los investigadores del CSIC están desconcertados tras la cancelación de los ahorros de los grupos de investigación. / CSIC-UIB

LEER
IMPRIMIR

El mayor centro de investigación del país está viviendo una situación económica similar a la de un país intervenido. Desde el año pasado, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha sufrido una suspensión de pagos temporal, un corralito e incluso la cancelación de parte de los ahorros de los grupos científicos que trabajan en los más de 100 centros de I+D que el consejo tiene repartidos por España. Esa última y polémica decisión ha desconcertado e indignado a muchos investigadores.

“Los investigadores que tengan proyectos en marcha no tienen por qué sufrir ningún parón en sus actividades”

Una semana después del estallido de la polémica, el presidente de la institución, Emilio Lora-Tamayo, ha dado explicaciones hoy en una rueda de prensa en Madrid. Lora-Tamayo ha reconocido que el CSIC afronta un “cataclismo”, pero que, en el corto plazo, la situación está controlada. “Los investigadores que tengan proyectos en marcha no tienen por qué sufrir ningún parón en sus actividades”, ha dicho hoy Lora-Tamayo, que ha asegurado que “se garantiza el funcionamiento de todos los proyectos de investigación”.

El martes pasado el presidente estableció topes de gasto a todos los institutos que dependen del consejo y, con las cantidades asignadas, se puede seguir funcionando “hasta septiembre o principios de octubre”. Más allá de esa fecha, y si el Gobierno no inyecta 75 millones de euros más, llegaría ese “cataclismo” en el CSIC, según Lora-Tamayo.

“De forma ordenada y controlada”

Según los datos presentados hoy, el CSIC cerró el 2012 con un déficit de 111 millones de euros y este año se prevé que sea de 102 millones. La decisión anunciada hace una semana limita el acceso de los investigadores al dinero que ya les había sido concedido por la Unión Europea, convenios con empresas o el Gobierno de España para realizar proyectos de investigación. Es lo que algunos llaman “corralito” en el que ahora se llega incluso a “cancelar” parte del dinero. Hoy Lora-Tamayo ha dicho que “los investigadores no tienen dinero, ya que hay una sola caja única” para todo el CSIC.

Lora-Tamayo cree que la imagen del CSIC “no esta tocada” fuera de España

En algunos centros de investigación, la cantidad que se dejaría de percibir en virtud de su decisión ascendería a 300.000 euros, tal y como denunciaban la semana pasada. Preguntado por qué sucederá con ese dinero, Lora-Tamayo ha dicho que “se reintegrará de manera ordenada y controlada” cuando “se recupere el nivel de ingresos”. Esa devolución depende de que el Gobierno haga una aportación extra de 75 millones de euros en septiembre u octubre.

Lora-Tamayo ha dicho que “desconocen” a cuánto asciende la cantidad total que habría que devolver, por eso, ha dicho, “le hemos preguntado a cada instituto para que nos lo diga”. Esta tarde Lora-Tamayo tiene prevista una reunión con gerentes y directores de centro para explicarles estas medidas. Lora-Tamayo ha asegurado que a pesar de su crítica situación, en la que el organismos debe cifrar su supervivencia en periodos de tres meses, la imagen del CSIC “no está tocada internacionalmente” y ha animado a los investigadores a seguir logrando financiación competitiva de la UE.



La herencia recibida y las becas para investigadores jóvenes

El presidente del CSIC achaca la crisis actual a los recortes en su presupuesto impuestos desde 2009, que ha supuesto dejar de percibir 500 millones de euros, y al gasto extra ocasionado por programas creados antes de que asumiera el cargo. Entre esos programas estaban las becas para investigadores predoctorales y doctores Junta de Ampliación de Estudios (JAE) y otro para adquirir equipo, llamado Equipa. Cuando el Gobierno comenzó a reducir el presupuesto de la institución, en 2009, el CSIC siguió pagando esos programas con sus “remanentes”, en los que se incluía parte del dinero que ahora reclaman los investigadores. El CSIC dice ahora que no sabe cuánto dinero falta por reintegrar, y lo achaca a fallos contables de la anterior jefatura, pero aporta algunas pistas. Las becas JAE, que fueron canceladas el año pasado por Lora-Tamayo, aún suponen un compromiso de pago de 86 millones de euros hasta 2016, de los que quedan por abonar 50 millones, según se explicó en la rueda de prensa de hoy.



Archivado en: csic, política científica, recortes




COMENTARIOS

  • djvilar

    Lora-Tamayo tiene razón en que el CSIC tiene una caja única y no una por cada centro o instituto. Es una medida adecuada para permitir la supervivencia del organismo. Si ese dinero siguiera en los centros se malgastaría en compra de equipos que se van a infrautilizar para evitar devolverlo a las arcas del Estado, o tal vez en los viajes de las parejas no científicas de los investigadores aprovechando cualquier congreso, o en comidas-cenas varias con cargo a los fondos de los proyectos de investigación, incluso en la organización de fiestas de algunos centros durante época estival, o copas de Navidad, regalos o sorteos de material informático durante determinadas jornadas de Navidad, alquiler de pistas deportivas para triangulares de fútbol entre equipos del mismo o distintos centros del CSIC,… y un largo etc que vendría a explicar el despilfarro de los centros. Esto es peor cuando se trata del dinero de todos los españoles. Dinero que se da para investigar y que algunos centros o grupos de investigación despilfarran así.

    • Luis

      eso que dices es una falsedad y desvirtua y mezcla cosas que nada tienen que ver entre si. El problema es que Emilio Lora, que es un científico y compañero nuestro, deberia haber dimitido en vez de formular un decreto tan irracional como ese, en lugar de agachar la cabeza frente a los que le nombraron a dedo y de quienes aspira a seguir subiendo en su pretendida carrera quasi.política.

      La mayoria de los remanentes de cuentas internas son de proyectos de la Unión Europea, que los investigadores renunciaron a cobrar e sus cuentas corrientes personales mediante el artículo 18.2, y en su lugar lo dejaron como colchón para poder sacar sus proyectos adelante en momentos de mas necesidad.

      Nos han partido la yugular: nos dejan sin ese dinero y por otra parte el de los proyectos vivos no libran. Lora sabe esto perféctamente, pero está desesperado y huye hacia adelante. Lo de que se va a devolver ordenádamente no se lo cree ni él. Sabe que es i mposible porque la ingente deuda pública y privada lleva esto a España a la quiebra y suspensión de pagos.

      Mientras esto pasa, el asunto Bárcenas.Rajoy quedándose con dineros de trapicheos con promotores en cajas de puros. A ver cuando relacionan ambas cosas los periodistas: el contraste entre un gobierno corrupto y el precipicio en que han puesto la investigación científica, una de las pocas cosas nobles y de calidad que nos quedan.

      • Jose Luis

        Muy cierto. Antes de tomar medidas que envian mensajes claramente perniciosos para la actividad cientifica (quien, en su sano juicio, va a pedir un proyecto en tales circunstancias?) deberia dimitir.

        Pero ese es un verbo que en España no se conjuga.

    • Otra investigadora CSIC

      No sé en que centro/instituto del CSIC trabajas, aunque dudo que lo hagas en alguno teniendo en cuenta tu ignorancia. En todos los que conozco, que son unos cuantos, es imposible que con los fondos de los proyectos lleves a tu pareja no científica a ninguna parte, que organices fiestas o comilonas a cargo de los mismos o que sortees o regales algo. Copas de Navidad no se dan hace un par de años en los centros (a no ser que se costeen a escote por el personal al margen de los proyectos). El gasto está controladísimo, por los servicios administrativos de los centros. Los investigadores extranjeros con los que trabajamos se sorprenden de que tengamos que justificar hasta el bocadillo que te comes en un aeropuerto para cobrar la parte correspondiente de la dieta de manutención. Ellos tienen menos controles porque se confía en que van a usar los recursos adecuadamente. Aquí también lo hacemos a pesar de la mala fe con la que opina gente como tú, interesada en desacreditar a los trabajadores de una institución que lo único que reclaman es que dificulten un poco menos de lo habitual el trabajo que realizan.

  • Becaria JAE PreDoc

    Estoy indignadísima!!ahora resulta que la crisis del CSIC es por la becas y los programas Equipa!!!! que diga cuanto dinero supone eso, y luego que diga el señor Tamayo cuanto se han gastado en viajar en primera clase y en hacer megaedificios en otors paises para sus reuniones…no nos engañemos ha habiado una mala gestión desde hace mucho tiempo y ahora lo quieren tapar, más valdría que cambiasen la forma de gestión y el órgano gestor entero…soy una becaria JAE PreDoc y ya llevo dos años aquí y ahora que paso a contrato me quieren dejar con la tesis a medias o ¿qué? La mala gestión del CSIC la vamos acabar pagando los que realmente hacemos ciencia…

    • Jose Luis

      Bueno, parece bastante dinero o, al menos, una cantidad no despreciable….

      …pero ese no es el problema. Me parece bastante mendaz mencionar el programa JAE como una de las causas de la situacion presente del CSIC.

      Sr. Lora-Tamayo dimita de una vez !!!