Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La ciencia española tomará de nuevo la calle el 14 de junio para “paralizar el desastre”

Sociedades científicas, universidades, sindicatos y jóvenes investigadores convocan manifestaciones para intentar evitar “el derrumbe del sistema” de I+D español por los recortes

Más noticias de: política científica, recortes

Protesta en Madrid contra los recortes en ciencia, el 19 de diciembre de 2012 Ampliar

Protesta en Madrid contra los recortes en ciencia, el 19 de diciembre de 2012 /

LEER
IMPRIMIR

Con el objetivo de “paralizar el desastre”, los científicos españoles tomarán de nuevo las calles el próximo 14 de junio para protestar por los drásticos recortes a la I+D+i decretados por el Gobierno de Mariano Rajoy. Los investigadores, agrupados en el Colectivo Carta por la Ciencia, denuncian un recorte acumulado del 40% desde 2009 y la “muerte por inanición de muchos grupos de investigación”.

En un decálogo presentado hoy, el Colectivo propone “un acuerdo social y político para preservar la I+D+i de los vaivenes económicos y políticos”. En el documento, los científicos denuncian que los investigadores que se jubilan no están siendo reemplazados y el número de nuevas plazas estables en los organismos públicos de investigación “se ha desplomado, pasando de 681 en 2007 a 15 en 2013”. Los programas de contratación de jóvenes investigadores, como los contratos Ramón y Cajal para recuperar cerebros en el extranjero, padecen recortes “del 30% o superiores”, alertan.

Los firmantes —la Confederación de Sociedades Científicas de España, la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, la Federación de Jóvenes Investigadores, la Plataforma Investigación Digna, CCOO y UGT— reclaman una “ejecución del 100% del presupuesto aprobado para I+D+i por las Cortes Generales”. El año pasado, las sociedades científicas detectaron más de 2.000 millones de euros del presupuesto para I+D sin ejecutar.

En los próximos días, asegura la nueva carta abierta, “el Gobierno debería tomar decisiones que eviten el derrumbe del sistema”, como llevar a cabo “aportaciones financieras a organismos al borde de la quiebra como el CSIC”, el mayor organismo público de investigación de España, con un agujero de 100 millones de euros.

El Colectivo llama a la movilización de los trabajadores de la investigación el próximo 14 de junio, cuando se presentará el nuevo manifiesto de protesta en el salón de actos del CSIC, en la calle Serrano 117 de Madrid. A continuación, los asistentes marcharán en manifestación hacia la sede del Ministerio de Economía y Competitividad, según informa Emilio Criado, científico del CSIC y miembro de CCOO. Se convocarán actos similares en Barcelona, Sevilla, Valencia, Zaragoza y otras de las principales ciudades del país.

El pasado 19 de diciembre, en un movimiento similar, los convocantes apenas lograron reunir a unos pocos centenares de científicos, pese a la situación crítica de la ciencia española.



Carta por la Ciencia (texto completo)

Hace ya un año y ante los drásticos recortes que se vienen aplicando a la I+D+i española, COSCE, CRUE, FJI, PID, FEI, CCOO y UGT elaboraron una Carta Abierta que se envió al Gobierno y grupos parlamentarios para intentar paralizar la durísima política presupuestaria lanzada contra el sistema español de I+D+i. La carta fue suscrita por más de 40.000 científicos y tecnólogos procedentes de la gran mayoría de las universidades y centros de investigación españoles.

Los hechos sucedidos desde entonces no han hecho sino agravar el penoso escenario que denunciábamos:

1. El Programa de Reformas (PNR) remitido por el Gobierno a la UE anuncia la congelación de la inversión en I+D hasta el año 2020 y reduce el objetivo a un 2% del PIB, frente al 3% inicialmente previsto. Todo ello asumiendo la ilusoria previsión de duplicar una inversión privada que no para de caer por efecto de la crisis.

2. La inversión pública se ha reducido un 13,7% en subvenciones en el último año, acumulando un recorte del 40% desde 2009. Además, el presupuesto aprobado sufre un posterior secuestro por parte del Ministerio de Hacienda. Al presupuesto menguante y la “no disponibilidad” se añade la negativa del Ministerio de Hacienda a transferir fondos a las comunidades autónomas que no cumplen el objetivo de reducción de déficit, con la consiguiente muerte por inanición de muchos grupos de investigación, a quienes, por culpa de una mala gestión de los presidentes de sus respectivas CC.AA., se les niega la financiación de proyectos que ya estaban aprobados.

3. Modificación de la financiación de los proyectos de investigación de la convocatoria de 2012 después de que ya hubiesen sido aprobados. Ya cumplido el primer cuatrimestre, estos proyectos no han recibido aún los fondos para el año 2013.

4. Paralización de todas las convocatorias del Plan Nacional (estatal) de 2013 por una mala coordinación entre ministerios. Si no se resuelve de manera inmediata, un tercio de los investigadores se quedará sin recursos durante 2014.

5. Pérdida acelerada de capital humano, tanto en el sistema productivo como en el académico, y falta de mecanismos y voluntad política para cuantificarla. Los investigadores que se jubilan no están siendo reemplazados y el número de nuevas plazas estables en los organismos públicos de investigación se ha desplomado, pasando de 681 en 2007 a 15 en 2013. Los programas de contratación de jóvenes investigadores sufren reducciones del 30% o superiores. Podemos destacar los contratos Ramón y Cajal, investigadores de destacada experiencia internacional y prestigio en su campo, que se recuperaron del éxodo con promesas incumplidas de estabilización para ahora volverlos a expatriar.

6. Las empresas innovadoras no encuentran el acceso al crédito y los presupuestos destinados al apoyo y colaboración público-privada, después de ser recortados año a año, se ejecutan por debajo del 50% ante la falta de cofinanciación de la aportación pública.

7. Ante esta situación, el Gobierno insiste en su política de “hacer más con menos” que ha sido duramente criticada a nivel internacional y que demuestra una irresponsable manera de eludir sus compromisos y responsabilidades.

Asistimos al desmantelamiento de un sistema que ha costado décadas crear y a la amenaza del abandono de líneas de investigación y de desarrollo tecnológico que son punteras. Al mismo tiempo, la reducción de nuestras aportaciones a organismos europeos de investigación (CERN, ESA, ESF) pone en riesgo nuestra participación y nuestra capacidad de retorno de Europa.

Ante este panorama, el Colectivo Carta por la Ciencia expresa su convencimiento de que solo en el marco de una estrategia consensuada entre gobierno, partidos políticos y agentes sociales podrá diseñarse una salida viable a la crisis que afecta a nuestra sociedad, una salida en la que la ciencia y la tecnología constituyen elementos básicos.

Frente a esta política que condena al colapso del sistema de I+D+i, el colectivo “Carta por la Ciencia” plantea el siguiente decálogo de demandas:

1. Puesta en marcha del Plan Estatal de I+D+i 2013 y cumplimiento estricto de los plazos en el futuro.

2. Coherencia en la política de recursos humanos para atraer y retener el talento en España, manteniendo el talento actual y en especial los contratados Ramón y Cajal, y planificación consensuada de una carrera investigadora coherente, capaz de evitar la pérdida irreparable de generaciones futuras de científicos, tecnólogos y personal de investigación.

3. Eliminación de la restricción del 10% en la tasa de reposición de empleo público en el conjunto del sector de I+D+i.

4. Lanzamiento de la Estrategia de I+D+i con inversiones que permitan cumplir el compromiso de una inversión del 2% del PIB en el período 2013-2016.

5. Mantenimiento de la inversión pública en ciencia básica.

6. Ejecución del 100% del presupuesto aprobado para I+D+i por las Cortes Generales. En años anteriores ha sido imposible gastar una parte importante del presupuesto debido a su propia estructuración.

7. Transferencia de fondos a los centros y grupos de investigación con proyectos aprobados, independientemente de si su Comunidad Autónoma ha cumplido el objetivo de déficit o no.

8. Aplicación y desarrollo del título II de la Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación que se refiere al Personal de Investigación.

9. Creación de la Agencia Estatal de Investigación como un organismo autónomo e independiente con un presupuesto plurianual.

10. Apertura de un proceso de un proceso de negociación que lleve la consecución de un acuerdo social y político para preservar la I+D+i de los vaivenes económicos y políticos.

De no adoptarse un cambio de rumbo, la actual situación puede derivar en la ruina del sistema científico español y de los recursos humanos e institucionales de que nos hemos dotado a lo largo de los últimos 30 años. Entendemos que es fundamental el compromiso de los responsables de grupos científicos, y por ello solicitamos la firma y apoyo de Directores, Rectores, Subdirectores, Vicerrectores, jefes de departamento o instituto, decanos, profesores y de todos los trabajadores del sistema de investigación: científicos, tecnólogos, ayudantes, técnicos, etc.

En los próximos días, el Gobierno debería tomar decisiones que eviten el derrumbe del sistema: Financiación del Plan Nacional 2013-2016, reorganización de los Organismos Públicos de Investigación, aportaciones financieras a organismos al borde de la quiebra como el CSIC, y el anuncio de las previsiones presupuestarias para 2014. Con vuestra firma y participación en las movilizaciones que planteamos para el día 14 de junio, podéis contribuir a paralizar el desastre.

 

COSCE Confederación de Sociedades Científicas de España

CRUE. Conferencia de Rectores de Universidades Españolas

CC.OO. Confederación Sindical de Comisiones Obreras

UGT. Unión General de Trabajadores

FJI. Federación de Jóvenes Investigadores

PID. Plataforma Investigación Digna

Colectivo Carta por la Ciencia

 



Archivado en: política científica, recortes




COMENTARIOS