Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El consenso científico sobre el origen humano del cambio climático es casi absoluto

El 97,1% de los estudios del calentamiento global que recogen sus causas señalan al hombre. Los ciudadanos españoles, a diferencia de estadounidenses y británicos, coinciden de forma abrumadora con los científicos

Más noticias de: cambio climático, contaminación, escepticismo, pseudociencia, racionalismo


LEER
IMPRIMIR

El 97,1% de los estudios sobre el calentamiento global publicados en los últimos 20 años y que analizan sus causas señalan al hombre como el gran culpable. Incluso en los que no tratan la causalidad, sus autores apuestan por el factor humano como determinante. Los datos son tan abrumadores que sólo algún tipo de sortilegio o los intereses económicos disfrazados de ideología pueden explicar que, en especial en los países anglosajones y más desarrollados, aún se niegue no ya el carácter antropogénico del cambio climático sino incluso su propia existencia.

Cambio climáticoAmpliar

Desde 1991, casi el 100% de las investigaciones (línea verde) sobre el cambio climático que estudian sus causas señalan al hombre. Similar porcentaje muestran las autoevaluaciones de los autores de los 'papers' tomadas como medida independiente. / Cook et al./Environmental Research Letters

Quizá cansados de ver en las encuestas que sus conciudadanos dudan de que el hombre esté provocando el calentamiento global, un grupo de científicos de los principales países anglosajones (Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia) han decidido poner sobre la mesa toneladas de datos. Durante varios meses de 2012 recopilaron todos los papers científicos publicados desde 1991 en ISI Web of Science, un servicio de Thomson Reuters que recopila artículos de miles de revistas científicas. Los investigadores buscaban aquellos que tuvieran al calentamiento global como sujeto de estudio.

Encontraron 11.944 trabajos realizados por 29.083 autores y publicados en 1.980 revistas científicas. Un equipo de voluntarios se repartió el trabajo de analizar su contenido. Sólo tenían el título y el resumen del estudio para determinar si el trabajo apoyaba el origen humano del calentamiento global, lo rechazaba o si no trataba la cuestión de la causalidad. Para darle más fuerza a la clasificación, cada investigación era analizada por dos personas diferentes. En caso de contradicción, un tercero la revisaba.

Comprobaron que, del total de investigaciones analizadas, un tercio mencionaba los posibles factores causales del cambio climático. De éste, el 97,1% considera al hombre como la causa. Sólo un 1,9% de los estudios rechaza el origen antropogénico y los decimales restantes muestran una posición dubitativa.

“Desde la década de los 90 se ha producido un consenso abrumador sobre que los humanos están causando el calentamiento global y el consenso ha ido aumentando desde entonces”, dice el profesor del Instituto sobre el Cambio Global de la universidad australiana de Queensland y coautor del estudio, John Cook. “Nuestros resultados muestran claramente que el rechazo del origen humano tiene una presencia casi nula en la investigación climática publicada. Lo que muestra que el debate científico se zanjó hace décadas”, añade.

Pero Cook y sus colegas también encontraron que un 66,4% de los trabajos no trataban las causas, lo que podría hacer pensar a los escépticos que el consenso científico no es tal. “Los trabajos de investigación en geografía no se molestan en repetir el hecho de que la Tierra es redonda”, replica Cook. “En 2007, Naomi Oreskes [historiadora estadounidense de la ciencia] predijo que a medida que el consenso se fortalece, se debe esperar ver menos investigaciones que explícitamente apoyan el consenso. Esto es especialmente así en los abstracts, el pequeño resumen al inicio del estudio. La mayoría no desperdician un espacio tan valioso para repetir hechos asentados”, añade.

Dando fuerza a estas opiniones, en una segunda fase del estudio publicado en Environmental Research Letters, los investigadores enviaron correos a 8.547 de los autores para que calificaran por sí mismos sus investigaciones. Respondieron casi 1.200. De los que recogían las causas del cambio climático, el 97,2% se apuntó al consenso científico, como era de esperar. Pero lo más llamativo es que, entre aquellos autores de estudios que no trataban la causalidad, el 53,8% sostuvo que sus trabajos también apoyan el origen antropogénico. Sólo un 1,8% lo rechazaron.

Intereses económicos tras el escepticismo

A pesar de tanto dato culpando al hombre aún hay amplios sectores de la población que lo disculpan. “Cuando se le pregunta a la gente cuántos científicos apoyan la idea de que los humanos están causando el calentamiento global, la respuesta habitual es decir que el 50%. En realidad, según nuestro trabajo e investigaciones previas, es que son el 97%. Esta diferencia entre consensos se ha mantenido durante muchos años. Una razón importante, sin duda el factor predominante, ha sido una campaña de desinformación persistente por parte de los opositores de la acción climática poniendo en duda el consenso. Ya en 1991, las compañías de combustibles fósiles pusieron en marcha campañas cuya estrategia era dar la impresión de que había debate entre los científicos del clima. Esta estrategia continúa en la actualidad. Un análisis reciente de los mitos sobre el clima en los artículos de opinión mostró que el mito más común presentado por los columnistas conservadores era no hay consenso”, explica Cook, fundador del colectivo Skeptical Science.

Encuesta AXA IpsosAmpliar

El 86% de los españoles cree que el hombre está causando el cambio climático. En el mapa se puede apreciar una correlación entre nivel de desarrollo y escepticismo climático. / AXA/Ipsos

En los países anglosajones, con Estados Unidos y Reino Unido a la cabeza, los escépticos suponen una fracción importante de la sociedad. En el primero, según una encuesta de Pew, el 60% de los ciudadanos creen que no hay acuerdo entre los científicos sobre el origen antropogénico. En cuanto a los británicos, aún hay una cuarta parte de la población que cree que el cambio climático se está produciendo por causas naturales y otro 15% que incluso niega que se esté produciendo, según una encuesta de YouGov (PDF).

“Parte de la diferencia entre los científicos y las opiniones públicas de Estados Unidos y Reino Unido podrían deberse a que los medios suelen dar espacios iguales a ambos lados del debate, aunque la opinión científica esté dividida 97 a 3. Eso vale para la información política, pero cuando escribes de ciencia, no reflejar el balance de evidencias puede causar problemas”, opina el investigador de la universidad británica de Reading y coautor del estudio, Mark Richardson.

Como Cook, Richardson también señala al trabajo de los lobbies contrarios al consenso científico sobre el cambio climático “y a éstos no siempre se les identifica como grupos de presión multimillonarios o relacionados con el sector petrolero cuando se les cita en las noticias”. Para él, “la ciencia se ha mezclado tristemente con la política en algunos países anglosajones y esto es tóxico porque supone que la gente no es capaz de tomar decisiones basadas en los datos”.

Sin embargo, en otros países la coincidencia entre ciencia y sociedad es casi idéntica. Un estudio (PDF) realizado por Ipsos para la compañía de seguros AXA, muestra que el 86% de los españoles consideran  que el cambio climático es resultado de la actividad humana, apenas unos puntos por debajo del consenso científico. En un mapa que acompaña al estudio puede estar la clave del escepticismo climático de algunas sociedades. Cuanto menos desarrollado es un país y más expuesto está a los vaivenes del clima, menos escéptico es. Por el contrario, cuanto más desarrollado y anglosajón sea, mas dispuesto está a negar que la mano del hombre esté detrás.


REFERENCIA

'Quantifying the consensus on anthropogenic global warming in the scientific literature'


Archivado en: cambio climático, contaminación, escepticismo, pseudociencia, racionalismo




COMENTARIOS

  • Ferran P. Vilar

    La metodología del estudio hace que se quede corto, porque solo analiza los abstracts que mencionan el origen antropogénico. Como es algo ya evidente para todos, muchos no dicen nada. En geología nadie empieza un texto diciendo “dado que la Tierra es redonda y gira alrededor del sol…”

  • viruela

    el cien por cien del clero coincide en la opinión de que Dios existe… existe Dios?

    …hay algo religioso en la exposición desarrollada en este artículo, quizás derivado de ciertas adjetivaciones un tanto denodadas (una presunta opinión favorable del 86 % de los españoles es “abrumadoramente” coincidente con la del 97,1 % de los científicos?)

  • Felipe Patiño

    Existe una anécdota que se parece a la solidez de su artículo. Hace años, en Turquía, un hombre demandó el pago de una gran suma a otro. El abogado del demandante presentó 20 personas que testificaron que habían visto cuando éste sujeto le entregó la suma demandada al acusado. El abogado defensor presentó, en descargo de su defendido, el testimonio de 40 personas, que habían presenciado el pago de la cantidad demandada. Así andan ustedes con sus tonteras. Aunque TODO el mundo defienda un absurdo, este no se vuelve verdad. Ustedes siguen el juego a los estafadores, como Al Gore, que desean cobrarnos un impuesto por contaminar. Páguenlo ustedes y sus familiares, y dejen de hacer el caldo gordo a estafadores. Si en verdad aman la ciencia, y saben lo que es, averiguen la verdad, que pueden encontrar en muchos estudios e investigaciones de gente reconocida y no sesgada.

  • Jorge Sayegh

    Hay una diferencia muy grande entre decir que los geógrafos no necesitan repetir que la Tierra es redonda y que los climatólogos (y afines) ya no tengan necesidad de alegar que el cambio en el clima es causado por la civilización. Que la Tierra sea redonda es un hecho comprobable, si se quiere un “accidente geográfico” con el cual vas a tropezar desde cualquier punto de vista del universo. Que el cambio actual del clima lo produzca el hombre NO ES UN HECHO COMPROBABLE, sino una especulación científica. Justamente lo que pretende el “consenso” es demostrarlo, cosa que nadie ha logrado, así que cualquier estudio que lo dé por hecho, es una suposición sobre una especulación. Lo que sí es un hecho comprobable es que EL CLIMA DEL PLANETA HA CAMBIADO ¡SIEMPRE! SIN LA INTERVENCIÓN DEL HOMBRE y nadie ha podido explicar porqué ahora va a dejar de hacerlo o ¡peor aún! cómo el insignificante ser humano pueda hacer algo para influir en este fenómeno natural y universal. Sin embargo, me parece que esta comparación es muy acertada para volver a entender lo absurdo del “consenso” científico. Hace unos 500 años el “consenso” no ponía en duda que el Sol le diera vuelta a la Tierra, incluso se suponía que era plana. Sólo unos pocos científicos se atrevían a levantar la voz. Era una época muy peligrosa, entonces pensaban que si el “consenso” era abrumador no había que darle tribuna 50-50% a la minoría escéptica. Había que llevarla a la Inquisición. Gracias a Dios (estoy siendo irónico) hoy no es así.

  • Archibaldo Haddock Adhoc
  • Rafa Feldespato

    Ahora resulta que la ciencia se hace por consenso

  • Boina

    El consenso científico en el siglo XVII sobré que el sol giraba alrededor de la tierra “era casi absoluto” . Sólo un científico Galileo Galileo demostró lo contrario pero lo machacaron.

  • Boina

    El consenso científico en el siglo XVII sobré que el sol giraba alrededor de la tierra “era casi absoluto” . Sólo un científico Galileo Galileo demostró lo contrario pero lo machacaron.

  • Coelus

    La atmósfera no es un sistema cerrado ni por aproximación: meteoroides, polvo espacial, viento solar… por arriba; gases disueltos en los océanos, volcanes… por abajo. Y en mayor cantidad de lo que habitualmente se cree: Es casi imposible determinar la acción del hombre frente a la natural, a nivel global, y menos a largo plazo… ¡Este consenso…! Hay que reconocer que hay datos alarmates, pero ¿a nivel global?, no dejan de ser hipótesis…