Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La silenciosa conquista de las plantas invasoras

Más de 750 especies de árboles y arbustos asedian ecosistemas ajenos en todo el mundo, dañando seriamente su biodiversidad, según el último recuento del catálogo global de plantas invasoras

Más noticias de: biodiversidad, conservación, especies invasoras, flora

Caña Ampliar

La propagación de la caña es un grave problema en California, donde propicia incendios forestales masivos. / USDAgov

LEER
IMPRIMIR

Sabemos que la avispa asiática, feroz depredador, es una amenaza creciente para la viabilidad de las abejas. Se está expandiendo por Europa y otras regiones del mundo, matando con sus poderosas mandíbulas a sus indefensas víctimas o acabando con la vida de colmenas enteras con su sola presencia, que aterroriza a las obreras y provoca su muerte por inanición. Y bien conocido en España es el caso de los visones americanos, que han ganado el terreno a la raza europea, con ejemplares de menor tamaño. Pero los animales no son los únicos conquistadores de la naturaleza: las plantas, árboles y arbustos, también tienen actitudes imperialistas.

Por lo general, son los humanos los que propician estas invasiones, trasplantando ejemplares fuera de su territorio. Y muchas de estas especies arbóreas se lanzan a la conquista en cuanto tienen ocasión. Algunos árboles y arbustos son especialmente sanguinarios: 32 de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo son plantas terrestres. Acacias, cañas, pinos, chumberas y tulipanes están arrasando regiones que no les pertenecen, secando los suelos, desterrando a la fauna autóctona, extinguiendo a la flora del lugar e incluso propiciando desastres naturales como incendios y corrimientos de tierras.

En los dos últimos años, se han sumado 139 nuevas especies a la lista

Y las conquistas no dejan de multiplicarse. En la actualidad, 751 especies de plantas están invadiendo regiones del planeta para las que no estaban destinadas, alterando sus ecosistemas. En concreto, 434 árboles y 317 arbustos, según el último recuento realizado por los mayores expertos en invasiones arborícoras para la base de datos global, una herramienta abierta y disponible online para que la pueda utilizar ecólogos y conservacionistas de todo el mundo.

Un problema creciente

En los dos últimos años, se han sumado 139 nuevas especies a la lista (86 árboles y 53 arbustos), lo que significa un aumento de un 22% en sólo dos años. En parte, porque los problemas de especies invasoras aumentan por todo el planeta pero también, como reconocen los propios autores, porque el catálogo actual es realmente completo frente al listado previo. “Como habíamos previsto, principalmente debido a la falta de información objetiva de algunas regiones, la lista inicial estaba incompleta. Por esta razón, la actualización de la base de datos debe estar disponible para los ecólogos y gestores”, explican en su estudio, publicado en Diversity y Distributions.

En muchas regiones todavía faltan datos fiables sobre la dimensión del problema

La información es fundamental para combatir este fenómeno y saber qué especies asaltan determinado ecosistema es crucial. En este sentido, determinadas regiones tienen un problema con la calidad y cantidad de los datos disponibles, lo que dificulta el trabajo de los especialistas. “Desafortunadamente, la mayoría de los nuevos datos provienen de zonas previamente bien cubiertas y no de las regiones en las que creemos que todavía faltan datos fiables”, lamentan.

Para catalogar a una planta como invasora no basta con que este presente en un ecosistema, ni siquiera que se esté reproduciendo de forma viable en el lugar. Los expertos sólo consideran invasora a una especie que esté extendiéndose dentro de esa zona, ganando terreno a la vida local. La magnitud del problema se ha incrementado notablemente durante las últimas décadas, por culpa del incremento rápido en la deforestación y otros cambios acelerados del uso del suelo.

Pino rodenoAmpliar

El pino rodeno es una de las especies invasoras más nocivas del mundo. / jacilluch

Algunos de los peores asaltantes de ecosistemas son los pinos, introducidos durante años en grandes áreas, y que están haciendo un daño terrible en importantes regiones del hemisferio sur. Algunas de estas especies, como el pino rodeno, se regeneran con fuerza tras incendios forestales, sustituyendo plantas nativas, alterando las dinámicas de los incendios, cambiando el ciclo de agua y nutrientes y modificando los hábitats de muchos animales.

La presencia de estas especies invasoras es tan escandalosa que incluso se puede estudiar su extensión sirviéndose de herramientas tan sencillas como Google Street View, como quedó demostrado en un estudio reciente publicado en PLoS ONE por investigadores españoles. Con los datos actuales, las regiones con más especies invasoras en sus suelos son América del Norte (212 especies), las islas del Pacífico (208) y Australia (203). Las principales zonas de origen de estos árboles y arbustos invasores es Asia, con más de 200 especies, América del Sur, Europa y Australia.


REFERENCIA

'Trees and shrubs as invasive alien species – 2013 update of the global database' DOI: 10.1111/ddi.12075


Archivado en: biodiversidad, conservación, especies invasoras, flora




COMENTARIOS

  • http://www.RespuestasVeganas.Org/ RespuestasVeganas.Org

    Lo que deben hacer es preocuparse por las personas, humanas y no humanas, en lugar de preocuparse por ecosistemas y especies. Esto que digo lo explico en la siguiente entrada: “Debemos respetar las especies y los ecosistemas, no a los individuos”.

    • Snt

      ¿Personas no humanas? Eso sí que debe ser una nueva especie invasora :-)

      El artículo, estupendo.

      • http://www.RespuestasVeganas.Org/ RespuestasVeganas.Org

        Sí, desde el punto de vista ética llamamos “persona” a los objetos de los que ésta se ocupa, y los diferencia de las meras cosas. Mientras que las personas tienen un valor intrínseco, las cosas tienen un valor instrumental, pues las cosas son medios para satisfacer los intereses de las personas, las cosas tienen valor porque hay personas que así lo quieren. El asunto es que algunas personas creen erróneamente que el criterio para ser persona es “pertenecer a la especie humana”. Si el criterio para ser persona no es “pertenecer a la especie humana” entonces es posible que existan animales no humanos que sean personas. Lo que los sensocentristas sostenemos es que el criterio para ser persona no es “pertenecer a la especie humana” sino “tener capacidad para sentir y, por lo tanto, tener intereses”. El criterio de especie (especismo) es tan arbitrario como el criterio de raza (racismo), de género (sexismo), etc.

        • AS

          Igualito, tiene Vd. razón, es lo mismito.

          • http://www.RespuestasVeganas.Org/ RespuestasVeganas.Org

            Estaba reflexionando sobre el criterio usado para respetar a los demás, no de “igualito”, como usted dice. Espero que de aquí a poco aprenda a leer para que pueda entablar conversaciones racionales. Saludos.

          • Snt

            Jamás una palabra puede formar parte de su propia definición.

            http://lema.rae.es/drae/?val=Persona

          • AS

            Saludos veganos sensocentrados también para Vd.

  • AS

    Me resulta muy llamativa la redacción del artículo. Por ejemplo, que
    tilde de ‘sanguinarios’ (la atribución de características e
    intencionalidad humanas a las plantas en este artículo sobrepasa la
    licencia periodística) a ciertos árboles y arbustos, y lo ilustre
    diciendo que 32 de las 100 especies invasoras más dañinas sean
    terrestres… Eso deja más del doble (68) acuáticas, que no suelen ser
    árboles y arbustos. Incluso entre las terrestres habría que determinar
    las herbáceas. Habría que ser más riguroso, señalando quizá que las
    arbóreas tienen más capacidad de alterar el ecosistema (aunque también
    se ha discutido este punto)…
    Luego extrae información de un
    artículo de 1998 (contestado en trabajos más recientes, en revistas de
    igual o mayor impacto) para ‘demonizar’ a los pinos, mencionando
    explícitamente al rodeno, que no es ni mucho menos el más relevante ni
    siquiera en ese artículo.
    Considero que es un tema con la suficiente
    importancia como para ser tratado sin tanto amarillismo y con un poquito
    más de rigor, sobre todo si la web describe al autor como
    ‘especializado en información científica’.

  • qwepom

    ¿Que los pinos y las acacias secan los suelos? Por favor, quitad esa burrada INMEDIATAMENTE. Hay que informarse un poquito mejor, y no decir los tópicos de siempre. Ningún árbol “seca” el suelo, eso de entrada. Mas bien lo contrario, regulan el ciclo hidrológico y aportan nutrientes al suelo que mejoran su estructura y su capacidad de retención de agua. Otra cosa es que los pinos aporten menos nutrientes que las frondosas, pero siempre va a ser positivo eso a que no haya nada.

    • AS

      Estoy de acuerdo contigo. De todos modos, creo que el problema que se plantea no es entre pinos o el suelo desnudo, sino sobre los efectos que puede tener la introducción o utilización sin control de determinadas especies. Hay ejemplos muy claros como la introducción de conejos en Australia, por no hablar de la agricultura (en ese ámbito se extraen muchos más recursos del suelo, por cierto). No obstante, es indiscutible que también muchas especies forestales se han convertido en invasoras (por eso muchos países han aprobado restricciones a la comercialización y utilización de material forestal de reproducción). Que la ignorancia del periodista no nos impida ser conscientes del tema y tratar de gestionarlo adecuadamente.

      • qwepom

        Si, si estoy de acuerdo con el fondo del artículo, pido perdón si parecía otra cosa. Lo que no me parece bien es que se intercalen afirmaciones erróneas.