Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Fotogalería

Las asombrosas fotografías de Mister Hyde

Una universidad de EEUU rescata más de 2.000 imágenes empleadas para dar clase por el profesor Jesse Earl Hyde entre 1915 y 1936

Más noticias de: fotografía, geología, historia, paleoantropología, volcanes

jesse-earl-hyde

Las asombrosas fotografías de Jesse Earl Hyde, profesor de geología entre 1915 y 1936
  • En las fauces de un tiburón prehistórico

    Un investigador posa en las fauces de un megalodonte, un gigantesco tiburón prehistórico.
  • Solo ante el templo de Abu Simbel

    Templo de Ramsés II en Abu Simbel, en el sur de Egipto.
  • Friendo panceta sobre una fumarola

    El explorador Robert Fiske Griggs fríe panceta sobre los vapores ardientes del Valle de las 10.000 fumarolas, en Alaska (EEUU).
  • Los lodos secos de Nueva York

    Foto tomada en mayo de 1911 en los lodos secos del río Hudson, en Nueva York (EEUU)
  • Jesse Earl Hyde en acción

    El geólogo Jesse Earl Hyde investiga las formaciones de pizarra del río Rocky, en Cleveland (EEUU)
  • Un río de lava

    Dos personas posan en un río de lava del cráter Halemaumau, en Hawái (EEUU)
  • La antigua Tebas, desmoronada

    Uno de los templos de Karnak, la antigua Tebas, en Egipto.
  • Escalando con falda y tacones

    Un grupo de investigadores escala una pared del glaciar Grinnell, en el estado de Montana (EEUU).
  • Encima de la Gran Pirámide de Guiza

    Vista del valle del Nilo desde la cúspide de la Gran Pirámide de Guiza, en El Cairo (Egipto).
  • El salvaje Oeste

    Una expedición cruza las colinas de Callahan Divide, en Texas (EEUU).
  • Las cuevas más largas del mundo

    Paseo en canoa por el Parque Nacional Cueva Colosal, el sistema de cuevas más largo del mundo, con 587 kilómetros de galerías en el sur de Kentucky (EEUU).
  • Descubriendo la prehistoria en España

    Estratos prehistóricos en la cueva de El Castillo, en Puente Viesgo (Cantabria).
  • En busca del tiburón más primitivo

    Dos investigadores extraen los restos de un 'Cladoselache', un género de tiburones muy primitivos y extintos.
  • Las casas cueva del río Amarillo

    Las casas cueva son habituales desde tiempos inmemoriales en la meseta de Loess, en el curso alto del río Amarillo, en China.
  • El descanso del científico

    Un investigador descansa en un lugar indeterminado, posiblemente cercano a la cascada de Montmorency, en Quebec (Canadá)
  • El año 1927, en color

    Geólogos del Museo de Historia Natural de Cleveland acarrean un bloque de piedra en mayo de 1927. Es una de las fotos minuciosamente coloreadas de la colección de Jesse Earl Hyde.
Selección de fotografías de la colección de Jesse Earl Hyde / Colección Jesse Earl Hyde de la Universidad Case Western Reserve

Descarga las imágenes de la fotogalería (zip, 8 MB)

Cuentan que sus clases eran tan fascinantes que otros profesores de su universidad se colaban en ellas entre los alumnos. Parapetado detrás de una linterna mágica, una especie de proyector del tamaño de una mesa de escritorio, Jesse Earl Hyde mostraba imágenes de un hombre sentado en las gigantescas fauces de un tiburón, de mujeres con falda escalando temibles paredes verticales, del valle del Nilo desde la cúspide de la Gran Pirámide de Guiza o de los orgullosos excavadores de la cueva cántabra de El Castillo.

Hyde fue profesor de geología en la Universidad Western Reserve de Cleveland (EEUU) desde 1915 hasta su muerte en 1936. Apasionado de la enseñanza con imágenes, Hyde acumuló durante décadas cientos de fotografías y más de 2.000 imágenes plasmadas en placas de vidrio, que proyectaba a sus alumnos mediante una lámpara incandescente. Sus placas mostraban la evolución del ser humano, restos fósiles de animales prehistóricos, la historia de la ciencia, volcanes en erupción y una buena dosis de geología de EEUU. “Es una colección única, fascinante”, opina Ralph Harvey, profesor de la Case Western Reserve University, que aglutina la universidad de Hyde con otros centros.

Harvey llegó a la universidad a mediados de la década de 1990 como profesor experto en meteoritos. Allí, en una de sus salas, se topó con unas cajas llenas de placas de vidrio y fotografías. “Juntas no ocupan más de un metro cúbico”, explica. Pero ese metro cúbico contiene momentos asombrosos de una época en la que la ciencia moderna daba sus primeros pasos balbuceantes.

Una pasión infantil

“Hyde fue un pionero. Hasta décadas más tarde no fue habitual enseñar con imágenes. Era un tipo increíble”, señala Harvey, conservador de la Colección Jesse Earl Hyde. La revista Science le dedicó al profesor un obituario de una página el 1 de enero de 1937. “Cuando hablaba, nadie, dentro o fuera de clase, podía dejar de prestarle atención”, apuntaba el semanario científico.

«Cuando hablaba, nadie, dentro o fuera de clase, podía dejar de prestarle atención»


Obituario publicado el 1 de enero de 1937
Revista 'Science'

Hyde nació en el pequeño pueblo de Rushville (Ohio) en 1884. Su padre era farmacéutico, pero su verdadera afición era la geología. En casa tenía una habitación dedicada únicamente a guardar rocas. Llegó a almacenar miles de ellas. Y allí pasó su infancia el joven Jesse, fascinado por los fósiles antediluvianos y las piedras preciosas.

El metro cúbico de documentos de Hyde que se conserva en las bibliotecas de su universidad atestigua que su infinita pasión infantil le duró hasta la muerte. El equipo de Harvey comenzó a digitalizarlos en 2004, gracias al tesón de una estudiante, Kathy Huwig. En año y medio había digitalizado 1.238 placas de vidrio. “¿Que por qué hago esto? Por locura”, explicaba ella misma en la web de la colección. “Sencillamente, amo esta colección y realmente merece estar disponible para más gente, aparte de las personas que están lo suficientemente locas o aburridas como para consultarla”, aclaraba con humor.

Ríos de lava

Durante ese año y medio, Huwig fue descubriendo imágenes de las inmemoriales casas cueva del interior de China, de parejas paseando junto a ríos de lava en los volcanes de Hawái, del explorador Robert Fiske Griggs friendo panceta sobre los vapores ardientes del Valle de las 10.000 fumarolas de Alaska. Y, cuando pudo, Huwig también rescató las anotaciones que Hyde hizo en cada placa y persiguió el origen de cada documento, muchas veces sin éxito.

“La colección incluye placas fabricadas a comienzos del siglo XX y muchas de ellas fueron tomadas de libros o de otros científicos. No sabemos si Hyde pidió permiso para usar estas placas”, admite Harvey.

Ahora casi todas están disponible para todo el mundo en la web de la colección, pero queda mucho trabajo por hacer. “Si hay algún estudiante de geología o de historia de la ciencia interesado, podríamos proseguir con la digitalización. Nuestra anterior estudiante, Kathy, se tuvo que ir para hacer cosas más productivas”, bromea Harvey.

Archivado en: fotografía, geología, historia, paleoantropología, volcanes




COMENTARIOS

  • http://twitter.com/jhbabon Juan Hernández Babón

    Creo que hay una errata en el pie de la cuarta foto, “Los lodos secos de Nueva York”.
    Pone que se hizo en 2011:

    “Foto tomada en mayo de 2011 en los lodos secos del río Hudson, en Nueva York (EEUU)”.

    O es un filtro nuevo de Instagram o la foto es más vieja ;-)

    Gran colección de fotos, por cierto.

    • http://esmateria.com/ Materia

      Gracias por avisar.

    • http://esmateria.com/ Materia

      Gracias por avisar.