Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

ENTREVISTA | John Allen Paulos, Profesor de Matemáticas de la Universidad Temple

“España necesitará una población científicamente alfabetizada cuando acabe la crisis”

El matemático John Allen Paulos lleva muchos años luchando contra el anumerismo, una especie de analfabetismo de las cifras que deja a merced de los charlatanes y los poderosos a quienes no saben interpretar los datos

Más noticias de: crisis, economía, matemáticas, política científica, recortes, religión

Ampliar

John Allen Paulos / Archivo Residencia de Estudiantes

LEER
IMPRIMIR

Las sociedades modernas hicieron mucho por hacer más libres a sus ciudadanos cuando erradicaron el analfabetismo. Sin embargo, hay una laguna que aún deja a las personas a merced de las manipulaciones de los poderosos o los charlatanes. Se trata del anumerismo, la incapacidad para interpretar el verdadero significado de los números y su influencia sobre nuestra vida. John Allen Paulos, profesor de matemáticas en la Universidad Temple, Filadelfia (EEUU), lleva muchos años tratando de combatir esa carencia. En libros como El hombre anumérico o Un matemático lee el periódico ha logrado transmitir de forma amena la indefensión en que nos encontramos sin una comprensión mínima de los números. En otras obras como Elogio de la irreligión ha tratado de desmontar por medio de la lógica creencias arraigadas que no resisten el escrutinio de la razón.

III John Allen Paulos

John Allen Paulos (Denver, 1945) es uno de los más célebres divulgadores de las matemáticas y su relevancia en las sociedades modernas. Con libros como Un matemático lee el periódico o Un matemático invierte en bolsa ha acercado a los legos de una forma amena y profunda una ciencia que con demasiada frecuencia es despreciada o temida.

III RELACIONADA
Las matemáticas derrotaron a los tertulianos en EEUU, ¿por qué no en España?

Por su esfuerzo para divulgar una ciencia que para mucha gente es tan abstrusa como las matemáticas, Allen Paulos ha recibido premios tan prestigiosos como el que otorga la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia por la promoción de la ciencia y la tecnología. Ayer, en la Residencia de Estudiantes de Madridy dentro del ciclo de matemáticas que organiza el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), el matemático comparó la lógica matemática con la literaria y analizó los errores numéricos más frecuentes en los medios de comunicación. Recién llegado de Sevilla, donde pudo disfrutar de la curiosa propiedad geométrica por la que cada sitio está a cinco minutos de otro, charló unos minutos con Materia.

¿Cree que una mejor formación en conceptos básicos de matemáticas entre la población y entre los políticos habría hecho que la crisis hubiese sido menos grave?

“Hay muchos políticos que son muy serios y a la vez muy ignorantes y eso es una combinación peligrosa”

Hay conceptos básicos en economía que no se están siguiendo. En una recesión hay una metáfora sobre lo que se debe hacer: tú no pisas el freno cuando estás subiendo una cuesta. Al revés, aceleras, gastas dinero. Una vez que has superado esa cuesta puedes tomar medidas de austeridad, empezar a pisar el freno. Pero si lo haces antes, te vas a atascar, y eso es lo que creo que le está pasando a España. Es cierto que no es el único conductor, porque está Alemania también, y esto es un poco simplista, pero creo que esa es una gran parte del problema. En todo esto la población también tiene influencia, pero sobre todo son los políticos. Entre ellos hay muchos que son muy serios y al mismo tiempo son muy ignorantes, y esa es una combinación peligrosa.

En una situación como la que está viviendo ahora la gente en España, en la que salir adelante es lo primero, ¿cómo se puede convencer a la gente de la importancia de seguir invirtiendo en aspectos básicos de la educación como la enseñanza de las matemáticas?

La educación no va a tener sus efectos el año que viene, pero es mucho mejor tener una mano de obra educada, especialmente si tenemos en cuenta la creciente complejidad de las economías modernas y de la ciencia moderna. Y las matemáticas no solo están detrás de la física, la química o las ingenierías, sino también detrás de la economía y prácticamente en cualquier campo. Como hemos hablado antes, para la recuperación es necesaria la inversión no solo en aspectos como infraestructuras sino también en educación. Y luego, una vez que la economía se recupere, ya se podrá recortar. Aunque es una reacción natural la de agazaparse cuando las cosas están mal.

“Los médicos con frecuencia tienen una base muy pobre en matemáticas”

Hablamos del analfabetismo matemático de la gente común o de los políticos, pero ¿qué me dice de los científicos? ¿Comparten ellos algo de ese analfabetismo?

Depende del área, pero los médicos por ejemplo tienen con fecuencia una base muy pobre en matemáticas. Por ejemplo sobre la interpretación de las pruebas, los médicos son trístemente célebres por hacerlo de forma errónea. Los médicos, como mucha gente, utilizan los números como una decoración para las historias en lugar de para que les proporcionen información, así que no piensan que un número signifique demasiado. En el caso de la medicina, creo que hay muchos médicos que se beneficiarían de tener una base mejor en probabilidad y estadística.

Por ilustrar lo que comento, una vez mi mujer estaba en el médico porque se estaba planteando que se le realizase una pequeña operación. Estábamos hablando con el médico, ella estaba un poco nerviosa, y el médico le dijo que no se preocupase, porque el riesgo de que algo saliese mal era de uno entre un millón. Al poco rato, igual no habían pasado diez minutos, el médico dijo: “No te preocupes, es una operación segura en un 99%”. Y al rato estábamos saliendo por la puerta y dijo: “No te preocupes, normalmente sale muy bien”. Así que pasó de una entre un millón, al 99% a habitualmente, y sin reconocer en ningún momento el absurdo de estar cambiando sus estimaciones en órdenes de magnitud.

“En algunos ámbitos académicos es común cierta actitud desdeñosa hacia las matemáticas”

¿Este problema se debe a que no se enseña bien en las universidades?

En algunos ámbitos de la academia es común una cierta actitud desdeñosa hacia las matemáticas, en algunas facultades de humanidades. Hay mucha gente que estudia periodismo porque les gusta escribir, pero no les gustan las matemáticas. Y en una historia, hay varias preguntas, como ¿cómo?, ¿por qué? o ¿cuándo?, pero también se debería preguntar ¿cuánto?, ¿cuál es el porcentaje?, ¿se está incrementando o está descendiendo? Responder a todas esas preguntas es necesario para que se pueda entender bien una historia.

¿Tiene algún ejemplo de cómo afecta esta falta de preocupación por las matemáticas entre los periodistas o en la política?

Hay veces que se habla de que se van a gastar diez millones de dólares en una investigación o para algo que tenga que ver con el control de natalidad, que es un asunto candente, y la gente dice, ¡oh, es mucho dinero!, pero no dice nada si se han gastado trillones en una guerra. La gente no tiene asimilada la diferencia entre millones, billones y trillones. Un millón de segundos son 11,5 días, y un billón (mil millones en castellano) son 32 años, y un trillón (un billón en castellano) son 32.000 años, pero como esas palabras riman, al menos en inglés, la gente dice, mira, 22 millones de dólares para este proyecto, es un despilfarro, cuando en términos del presupuesto de un Gobierno no es nada. Así que si no tienes una percepción de las magnitudes relativas de estos números es fácil manipular algunas emociones para fomentar algunas creencias. Por ejemplo, en EEUU la gente cree que gastamos una cantidad inmensa en ayuda exterior, como el 10% del presupuesto, y es menos del 1%.

“No quiero que todo el mundo sea matemático o lógico, ¡un mundo así sería horrible!”

Con sus libros y sus conferencias se puede decir que usted está proclamando algo así como el evangelio de la razón. ¿Cree que ese evangelio es para todo el mundo?

Hasta cierto punto sí. Por supuesto, no quiero que todo el mundo sea un matemático o un lógico, ¡un mundo así sería horrible!, y no creo que tengas que ser un cruzado por la llamada “cruzada de la razón”, pero tampoco creo que tengas que ser un cruzado de la sinrazón.

En esta elección entre el pensamiento mágico o religioso y el pensamiento racionalista, llama la atención que muchas de las personas que podemos llamar exitosas, como muchos ministros de España o presidentes de países como EEUU o Venezuela, tienen continuamente a Dios  y el pensamiento religioso en la boca. Y sin embargo, parecería que una persona que se enfrenta al mundo analizándolo con la razón, debería ser más exitoso, y muchas veces no es así. ¿Cómo explica esa aparente contradicción?

“La respuesta a gran parte de las preguntas es ‘no lo sé’, pero imagina a un político respondiendo eso”

Esas personas a las que se refiere tienen que ganar elecciones, y si la gente que te elige cree en X, Y y Z, no puedes decir que X, Y y Z son tonterías. Creo que por ejemplo Obama hace que cree en cosas que no cree y todos los políticos lo hacen. Además, el problema es que si te riges por la razón, la respuesta a gran parte de las preguntas económicas o sociopolíticas es no lo sé. Pero imagínate a un político al que preguntan por algo respondiendo no lo sé. Como decía Yeats, los mejores carecen de toda convicción, mientras los peores están llenos de apasionada intensidad.

Es posible convencer a una persona que tiene unas fuertes creencias religiosas de que acepte planteamientos más basados en la observación de la realidad y en el racionalismo

Es posible. No tienes que ser particularmente mordazo o sarcástico. Hay algunos libros como los de Christopher Hitchens o Richard Dawkins cuestionando la religión que lo son, pero mi libro sobre ese asunto (Elogio de la irreligión) trata simplemente de señalar los fallos en la lógica de la mayor parte de los argumentos religiosos. Porque muchas veces la gente no piensa mucho sobre esos temas, simplemente dice, mi padre, mi abuelo, mi bisabuelo, creyeron, así que tiene que ser verdad, y hay veces que solo tienes que pinchar esa burbuja diciendo, bueno, quizá no tengas por qué creer eso, no tiene sentido, y algunas veces, no siempre, puede funcionar. Pero a veces te pueden pegar (risas).

“No pisas el freno cuando estás subiendo una cuesta, es decir, en una recesión. Al revés, aceleras, gastas dinero”

¿Cree que la forma de enfrentarse a las creencias religiosas de Dawkins y Hitchens, con tanto sarcasmo, puede ser contraproducente?

Pueden hacer que la gente se ponga a la defensiva, mientras que si señalas simplemente el fallo en la lógica de un planteamiento, como el que no quiere la cosa, puede resultar más efectivo.

España está pasando serias dificultades, y la ciencia está pasando dificultades también. ¿Qué le diría al presidente del Gobierno si tuviese que convencerle de la importancia de invertir ahora en ciencia, y en particular en una ciencia básica como las matemáticas, pese que los resultados no serán inmediatos?

España como el resto del mundo, va a existir durante mucho tiempo, y no puedes pensar solo en hoy o mañana. Las cosas están mal, pero no permanecerán así siempre, y cuando las cosas mejoren vas a necesitar científicos. Y no solo científicos, sino una población científicamente alfabetizada si quieres salir adelante en un mundo en el que la ciencia tiene cada vez más importancia.

Actualización 10:20. Como bien señalan los lectores en los comentarios, Allen Paulos se refiere a million, billion y trillion, tres palabras que en castellano serían millón, mil millones y billón.

Archivado en: crisis, economía, matemáticas, política científica, recortes, religión




COMENTARIOS

  • http://www.facebook.com/mmontesbajo Miguel Montes Bajo

    Buena entrevista. Tengo un comentario:

    “Un millón de segundos son 11,5 días, y un billón son 32 años, y un trillón son 32.000 años”

    Si no me fallan las cuentas, cuando dice billón y trillón, se refiere a lo que en español se llama mil millones (o millardo, aunque nadie usa esa palabra) y billón, respectivamente. Es decir, un billón, para un angloparlante, es 1.000.000.000 (mil millones en español) y un trillón es 1.000.000.000.000 (billón para un español).

    Teniendo en cuenta a quién se entrevista y el asunto del que se habla, creo que se debería aclarar eso en el texto.

    Un saludo.

  • http://www.facebook.com/psrodh Pedro Rodriguez

    Amigos, debéis ser más cuidadosos con la traducción de “billions” y “trillions” del inglés al español. Ya que esta entrevista va de matemáticas y de su comprensión, está claro que, expresado en lengua española, 32 años son mil millones de segundos (y no “un billón”), y 32.000 años son un billón de segundos (y no “un trillón”).

  • http://www.facebook.com/GabrielTobarGarcia Gabriel Tobar García

    Yo tengo una queja diferente. Ese “cuando acabe la crisis” no se sostiene en nada. No hay nada que indique que se va a salir de esto que llamamos crisis. Es más, atendiendo a los datos científicos, y no a los datos de la religión economicista crecentista actual, vamos hacia más y más crisis, porque hay cada vez más “clase media” en el planeta (y 3.000 millones que faltan por entrar en el grupo) y porque cada vez hay menos superficie fértil, menos agua potable, y menos energía disponible con alto EROEI. Esto no quiere decir que la mayor del artículo no sea válida, el anumerismo ha sido precisamente lo que nos ha llevado a la crisis, es importante trabajar para su erradicación, importantísimo.

    • http://www.salamancafc.com VipzeGlobal

      No pienso que lo dijera como intento de “ser esperanzador al estilo creyente”, sino como signo de optimismo, ¿acaso el problema actual a partir del cual le critican es inevitable?

      - En primer lugar hay que eliminar el pensamiento mágico, todo tipo de irracionalidad, con FUERZA y de una vez por TODAS, es decir, eliminar todo tipo de pérdida de tiempo, como el rezo. Si un niño se puede adaptar a feas e inservibles costumbres impuestas por la Iglesia, ¿por qué no los vagos que rezan pueden dejar su estupidez y alimentarse de la verdadera salud, la ciencia verdadera, y así apoyarnos todos como equipo – ya tenemos suficiente tecnología para aprovechar nuestra interconectividad y administrar nuestras necesidades y todos los trabajos?

      Este matemático tiene su manera de aportar, y realmente lo hace, como muchos de nosotros, de ahí que sea optimista: “cuando acabe la crisis”, porque “tiene” que acabar.

  • Joaquim

    ¿Por qué ‘Universidad de Temple’ y no ‘Universidad Temple’ de Filadelfia (EUA)?

    • Daniel Mediavilla

      Cierto, Joaquim. Corregido. ¡Gracias!

  • http://www.salamancafc.com VipzeGlobal

    En lugar de “mejores” es “mejoren”. Hablo del último párrafo del artículo. ;) Más arriba dice también “del a sinrazón” en lugar de “de la sinrazón.”

    • http://esmateria.com/ Materia

      Corregido, gracias.

  • Lectus

    Otro ejemplo de cómo afecta la falta de preocupación por las matemáticas entre los periodistas lo tenemos cada vez que sube el IVA, pues son muchos los que, por ejemplo, cuando el impuesto de un artículo pasa del 4 por ciento al 8 por ciento, dicen que ha subido un 4 por ciento, cuando lo cierto es que ha subido cuatro puntos porcentuales o, lo que es lo mismo en este caso, un 100 por ciento.