Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

“El Papado no ha hecho nada por las enfermedades olvidadas”

El referente en la lucha contra las enfermedades vinculadas a la pobreza critica la pasividad de la jerarquía eclesiástica y pide al próximo papa un plan de desarrollo de medicamentos y vacunas contra estos males que afectan a mil millones de personas

Más noticias de: ciencia para el desarrollo, enfermedades olvidadas, religión

El papa Benedicto XVI, durante un acto en Madrid en agosto de 2011 Ampliar

El papa Benedicto XVI, durante un acto en Madrid en agosto de 2011 / Madrid2011jmj

LEER
IMPRIMIR

El pediatra Peter Hotez, una de las mayores referencias mundiales en la lucha contra las enfermedades olvidadas, está enfadado con la jerarquía de Iglesia católica. Es judío, pero “un gran simpatizante de los católicos”, así que su religión, opina, no influye en su indignación. Su enojo, explica a Materia, está causado porque “el Papado no ha hecho nada por las enfermedades olvidadas”, que afectan a más de 1.000 millones de personas en el mundo, según la OMS.

Hotez, presidente del Instituto de Vacunas Sabin, una entidad sin ánimo de lucro que busca vacunas contra enfermedades olvidadas, publica hoy en la revista especializada PLoS NTDs un alegato contra la pasividad de la cúpula de la Iglesia católica ante estas dolencias y pide acción al futuro papa. Según sus cifras, hay 1.200 millones de católicos, el 16% de la población mundial, pero en los países católicos aparece el 25% de los casos de helmintiasis transmitidas por el suelo, un grupo de enfermedades parasitarias causadas por gusanos que golpean a las poblaciones más pobres del planeta, pese a que hay medicamentos baratos y eficaces para tratarlas.

“He escrito a la Academia Pontificia de las Ciencias y no he tenido respuesta”, detalla. Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical en el Colegio de Medicina Baylor de Houston (EEUU), ya denunció en 2011 “una enorme carga de enfermedad y pobreza en algunos de los países con mayoría católica”, pero se ha topado con el silencio y la desidia de las jerarquías eclesiásticas.

Encerrados en la Capilla Sixtina

“Los países de mayoría católica sufren desproporcionadamente muchas de estas enfermedades”, recuerda hoy. Además del 25% de las helmintiasis transmitidas por el suelo, que aparecen en países católicos como República Democrática del Congo, Brasil y Filipinas, Hotez recuerda la peste de la esquistosomiasis, una enfermedad provocada por un gusano que afecta a 230 millones de personas cada año. Alrededor del 15% de los casos de esquistosomiasis se dan en estos mismos países, además de en Angola.

«He escrito a la Academia Pontificia de las Ciencias y no he tenido respuesta»


Peter Hotez
Presidente del Instituto de Vacunas Sabin

La elefantiasis, que desfigura e incapacita a 40 millones de personas, y la ceguera de los ríos, producida por un gusano transmitido por moscas negras que es la segunda causa de ceguera en el mundo, también están “muy extendidas en países de mayoría católica”. Y la mayor carga de la enfermedad de Chagas, producida por un parásito que sin tratamiento puede destruir las paredes del corazón, se da en países latinoamericanos católicos, además de en España y Portugal a causa de la inmigración.

Hotez está hoy pendiente de la Capilla Sixtina, donde un cónclave de cardenales elegirá al sucesor de Benedicto XVI. “El nuevo papa tendrá que tener en cuenta una carga oculta de enfermedades olvidadas, especialmente helmintiasis transmitidas por el suelo, esquistosomiasis, elefantiasis, ceguera de los ríos y enfermedad de Chagas”, señala Hotez en su artículo en PLoS NTDs, revista internacional sobre enfermedades olvidadas que él mismo codirige.

Sólo 0,4 euros por persona

“A diferencia de sus predecesores, el nuevo papa tendrá a su disposición un nuevo conjunto de herramientas para hacer frente a estas enfermedades. Estas herramientas incluyen un paquete de medicinas de efecto rápido que combaten simultáneamente a siete enfermedades olvidadas [...] y que pueden ser administradas por sólo medio dólar [0,4 euros] por persona al año”, informa Hotez.

El pediatra Peter Hotez, en un acto con el ex presidente de EEUU Bill Clinton, en 2011.Ampliar

El pediatra Peter Hotez, en un acto con el ex presidente de EEUU Bill Clinton, en 2011. /

El pediatra propone que la Academia Pontificia de Ciencias “podría activarse” y promover la investigación y el desarrollo de medicamentos, técnicas de diagnóstico y vacunas contra las enfermedades olvidadas. “La mayor parte del apoyo público a los kits de tratamiento es proporcionado por los gobiernos de EEUU y Reino Unido, pero no hay ninguna razón por la que la Iglesia católica no pueda promover un programa de bajo coste similar para muchos de los países de mayoría católica más afectados”, lamenta Hotez.

Mientras el pediatra escribía su denuncia, en Roma tenía lugar la última misa Pro eligendo Pontifice, en la que el decano del Colegio Cardenalicio, el cardenal Angelo Sodano, ha dado gracias a Dios por “el luminoso pontificado” de Benedicto XVI.


REFERENCIA

'Neglected Tropical Diseases and the new Pope'


Archivado en: ciencia para el desarrollo, enfermedades olvidadas, religión




COMENTARIOS

  • Félix

    Este hombre esta de broma. Es como pedirle peras al olmo. ¿Es que no sabe que el papado ha contribuido grandemente a extender otras enfermedades con sus opiniones y mentiras sobre los preservativos y los anticonceptivos?. ¿Es que no sabe que la curia y por extensión la Iglesia Católica están a otras cosas?. ¿Es que no sabe que la mayoría de los fieles pasan por cualquier aro que les pongan por delante?. ¿Es que desconoce la perversión, digamos diabólica que se escondía (Aunque no mucho) detrás de las actividades de gente como la autodenominada Teresa de Calcuta?. Mejor que el papado no haga plan ninguno para la humanidad. Que se dediquen a sus zapatitos rojos y su parafernalia liturgica. Con que nos dejen en paz es suficiente.

  • Carlos

    jajajajajaja!

    Vamos a darle la vuelta: “la Iglesia, enfadada con la Comunidad Cientifica por no impartir catequesis”. ¿a que suena ridículo?

  • ateo666666

    Pobrecillo el Dr Hotez, todavía no se ha enterado que el reino de la iglesia no es de este mundo y que la jerarquía eclesiástica sabe perfectamente que hay infinidad de estudios que demuestran que cuanto más pobres son las personas y cuanto más expuestos están los individuos al hambre, las enfermedades y a la muerte, más probabilidad tienen
    de ser creyentes. Así estos estudios indican que un estado del bienestar fuerte (que cubra las necesidades de los ciudadanos) hace innecesaria a la religión como elemento
    protector frente a las adversidades. Esto permitiría entender por ejemplo el
    comportamiento criminal de nuestro gobierno (trufado de sectarios católicos)
    que mientras desmantela la sanidad y la educación públicas, destruye la ciencia
    y cercena las ayudas sociales sin ningún pudor ni remordimiento alguno, sigue
    manteniendo incólume el despilfarro de subvencionar a la iglesia católica, para
    que así ésta pueda seguir pescando acólitos en estos procelosos tiempos de
    crisis económica. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/03/el-buen-gobierno-mata-la-religion.html