Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Rusia anuncia el hallazgo de vida “desconocida” en una muestra de agua contaminada

Científicos rusos aseguran haber hallado una bacteria “sin clasificar” en el lago antártico Vostok. La muestra había sido descartada hace meses por estar ensuciada con el queroseno de una perforadora

Más noticias de: agua, antártida, astrobiología, biología, vostok

Vostok Ampliar

Muestra del lago Vostok tomada por casualidad en febrero de 2012 que resultó estar contaminada. / AARI

LEER
IMPRIMIR

Hace cinco meses, era una muestra fallida. Hoy, puede albergar uno de los mayores descubrimientos de astrobiología de los últimos tiempos. A finales de octube, el responsable de analizar las primeras muestras tomadas por casualidad del lago Vostok, Sergey Bulat, lamentaba no tener nada: “Sí, los resultados nos dicen que la parte superficial del lago carece de vida”, escribía a Materia a finales de octubre. “La muestra helada de agua del lago estaba contaminada porque se fundió con un fluido de perforación sucio [queroseno]“, explicaba el jefe de crioastrobiología del Instituto de Física Nuclear de San Petersburgo. Ayer, su equipo convocó a los medios para hacer un anuncio espectacular: “Hemos encontrado el ADN de una bacteria que no coincide con ninguno de las especies conocidas en el mundo”.

La muestra descartada hace meses y que ahora contiene vida “desconocida” se obtuvo de forma inesperada cuando el equipo ruso accedió por primera vez al lago subglacial Vostok, sepultado bajo 3.700 metros de hielo, en febrero de 2012. Tras abrir el agujero sobre la superficie del acuífero, la perforadora ascendió con unos dos kilos de agua helada. En mayo, Bulat recibió 200 mililitros: “Solo tengo una muestra”, se quejaba. Los únicos rastros de vida hallados en ese bloque de hielo derretido eran bacterias derivadas del queroseno, un material utilizado como lubricante por la perforadora: “Por lo tanto, todos ellos son contaminantes”, zanjaba Bulat.

Lo que ahora es un hallazgo hace cinco meses eran “bacterias contaminantes”

Ahora, consultado por este medio, el astrobiólogo reconoce que esta bacteria desconocida surge de la misma muestra: “Sí, lo hicimos utilizando la misma muestra de agua sucia que se congeló en una broca”.  Según explica, desde octubre han estado analizando más bibliotecas de genes para esos microorganismos que creyeron comunes en un principio. La reconstrucción filogenética les ha demostrado ahora que no son compatibles con ningún grupo, a pesar de que tras el primer análisis creyeron que las bacterias estaban registradas. Sin embargo, ahora habrían descubierto que apenas mantienen una similitud del 86% con la clasificación más próxima (un nivel del 90% suele significar que el organismo es desconocido).

“Por tanto, se trata de un material sin identificar y sin clasificar”, concluye Bulat. “Si se hubiera encontrado en Marte, todo el mundo diría que hay vida en Marte”, dijo a los periodistas. La bacteria ha pasado de ser un contaminante común  a ser un hallazgo de primer orden: vida desconocida que habría estado aislada del resto del planeta unos 15 millones de años, el tiempo que se calcula que lleva sellado el Vostok bajo el hielo. “No obstante”, reconoce Bulat, “se trata de un resultado preliminar y la prueba llegará con las nuevas muestras limpias para estar seguros”.

Rusia acaba de terminar una nueva campaña del Vostok, donde han recogido una columna de 54 metros de hielo, que ahora viaja en el buque Académico Fedorov rumbo a los laboratorios de Bulat. El primer vistazo de esa columna reveló una concentración de oxígeno 50 veces mayor de lo normal y una extraña formación de cristales de hielo de hasta 3,5 metros de largo. Habrá que esperar al trabajo sobre esas muestras –que concluirá en octubre– y a su posterior publicación para conocer si estamos de verdad ante vida alienígena en la Tierra.



Lío en el Instituto de Física de San Petersburgo

(Actualización 11/03/2012)

“Vladimir Korolev, jefe de mi división en el Instituto, un genetista clásico, ignora por completo este nuevo hallazgo”, explica por email el investigador Sergei Bulat. Desde Rusia se ha creado un buen lío desde que la semana pasada Bulat asegurara ante la prensa que tenía pruebas genéticas de haber hallado una nueva forma de vida sin clasificar en una muestra del lago Vostok, pocas semanas después de que EEUU hiciera algo parecido con otro acuífero antártico. Un revuelo considerable y bastante natural cuando se saltan los sosegados cauces por los que debe transcurrir la ciencia. Anunciar un descubrimiento de ciencia ficción sin esperar a la confirmación de su hallazgo, sin publicarlo en una revista de referencia y sin someterlo al escrutinio de los colegas tiene estos riesgos. En este caso, que un mandamás desmienta públicamente a un investigador subordinado: “Encontramos algunas bacterias, pero todas eran contaminantes”, respondió Korolev cuando la agencia rusa Interfax le preguntó por el hallazgo reclamado por Bulat.

“Desconoce nuestro hallazgo. Él respondió pensando que le preguntaban sobre los resultados negativos que ofrecimos en octubre”, asegura Bulat. “El último análisis lo hicimos el miércoles y a la mañana siguiente me fui a la conferencia a Moscú [donde se anunció el hallazgo]. Korolev desconocía el resultado”, recalca. Un buen número de medios han publicado ahora que se desmiente el hallazgo. Un desmentido que no es tal, porque surge de la ignorancia. Sin embargo, el descubrimiento tampoco puede darse por cierto, porque hace falta confirmarlo cuando lleguen las nuevas muestras del Vostok al Instituto de Física de San Petersburgo. Y cuando se analicen —a partir de mayo— y se publique el resultado —a partir de septiembre— y los colegas lo revisen, se podrá reclamar el hallazgo. Y así evitar líos innecesarios.



MÁS INFO
» Instituto de Investigación Ártica y Antártica de San Petersburgo (AARI)

Archivado en: agua, antártida, astrobiología, biología, vostok




COMENTARIOS

  • terranoide

    Pues no veo que deba ser vida extraterrestre. Quizás, simplemente, formas de vida primitivas desarrolladas acá en la tierra. Incluso podrían ser formas de vida que se adaptaron para bajar hasta esas profundidades. Si los cachalotes se hunden no se cauntos kilométros en el mar… pues, quiensabe.

  • Jorge A. Vázquez Parra

    Eso de “vida alienígena” me parece un poco sensacionalista. Sé que el autor lo dice en broma, pero más de un iluminado se lo tomará por donde no debe. Muy interesante, de todas formas, el artículo, me ha gustado.

  • Pablo

    ¿De dónde sacas lo de alienígena?

  • ceporrín

    ¿vida alienígena? ja

  • Maiki

    Cuidadín, así ver si va a ser la sustancia primaria que soltaron los “ingenieros” de Prometheus, y ya sabemos todos como acaba la Mierda de película…

    • Ezeqdb

      Bien por poner Mierda en mayúsculas.

  • Chancro

    Y porqué relacionar esto con la astrobiología? el artículo no es claro en este aspecto