Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

España evitó 100.000 muertes por malaria con un programa al que ha dejado sin dinero

Un informe destaca el liderazgo español en la lucha contra la malaria hasta 2010. España puso 177 millones de euros contra esta enfermedad en un Fondo Global al que no ha añadido un euro desde entonces

Más noticias de: ciencia para el desarrollo, enfermedades olvidadas, malaria, recortes

Un médico del ISGlobal en el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (Mozambique) Ampliar

Un médico del ISGlobal en el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (Mozambique) / Quique Bassat

LEER
IMPRIMIR

“Recortar en cooperación es una opción extremadamente dolorosa, pero la otro opción, a lo mejor, es recortar en pensiones o cerrar ambulatorios”, declaró en marzo de 2012 el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo. En octubre se supo lo que significaba “recortar en cooperación”: la Ayuda Oficial al Desarrollo caía a niveles de 1990, sufriendo un recorte de 300 millones de euros para 2013 que se sumaban a los 1.900 millones amputados en 2012, según denunció la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, que vio la política pública de cooperación “al borde del desmantelamiento”.

Ahora, un informe del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), en colaboración con la Fundación Ramón Areces, muestra hasta qué punto la opción era “extremadamente dolorosa”. El informe, elaborado por la mexicana Matiana González, coordinadora de la Iniciativa para la Eliminación de la Malaria en el ISGlobal, calcula que gracias a los 177 millones de euros destinados contra la malaria a través del Fondo Global de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria “España salvó la vida de más de cien mil niños entre 2003 y 2010”.

En 2011, sin embargo, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero congeló la aportación a este Fondo tras descubrirse el uso fraudulento de algunas subvenciones en Yibuti, Mali, Mauritania y Zambia, en un movimiento que el director del Laboratorio de Ideas del ISGlobal, Rafael Vilasanjuan, tacha de “excusa” para recortar en cooperación en plena crisis económica. En 2012, el Ejecutivo de Rajoy anunció a bombo y platillo que retomaba las ayudas y prometió 10 millones de euros, pero nunca llegaron. Y en 2013 tampoco se prevén aportaciones.

“De 34 millones de euros en 2010 pasamos a cero euros en 2011, 2012 y 2013. Se dice fácil, pero ese dinero no es dinero tirado a la basura, sino que se utiliza en el terreno para comprar mosquiteras, diagnósticos y tratamientos”, explica González. “Es un recorte brutal que significará que no se podrán comprar las herramientas que permiten salvar las vidas de decenas de miles de niños”, lamenta.

Mosquiteras salvavidas

El documento detalla de dónde sale la cifra de 100.000 vidas salvadas. Por cada 1.025 dólares (unos 780 euros) invertidos en redes mosquiteras impregnadas con insecticida se consigue proteger de la picadura del mosquito a 380 niños y se salva una vida, según las estimaciones de la Herramienta de Vidas Salvadas, un programa informático elaborado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins de EEUU. España contribuyó con 177 millones de euros contra la malaria a través del mencionado Fondo Global. El 43% se utilizó para comprar redes mosquiteras impregnadas con insecticida.

El informe insiste en que a las 100.000 vidas hay que sumar la aportación incalculable de la I+D española

“Solamente por esa vía, la ayuda oficial al desarrollo española ha contribuido a salvar 103.267 vidas y ha protegido contra la malaria a más de 39 millones de niños”, asegura el informe. “Como punto de comparación, estas vidas son más que el total de niños menores de cinco años que, según el Instituto Nacional de Estadística, había en Castilla y León o el País Vasco a principios de 2012”, remacha. Para Vilasanjuan, el Fondo es “la mejor herramienta contra la malaria por su relación coste/efectividad”.

“Además de las 100.000 vidas salvadas por la cooperación en el terreno, hay que sumar las contribuciones de la ciencia. España ha salvado muchas más vidas”, matiza González. El médico Pedro Alonso, director del ISGlobal, fue el científico que demostró la eficacia de las mosquiteras impregnadas con insecticida a comienzos de la década de 1990. También está involucrado en los ensayos de la que podría ser la primera vacuna contra la malaria, una enfermedad que sólo en 2010 mató a 660.000 personas en todo el mundo. “La importancia de investigaciones como estas, que modifican las políticas de salud, es incalculable”, opina González.

La inversión española en I+D en malaria ascendió a unos 12 millones de euros entre 2007 y 2010, según encuestas realizadas por el instituto de investigación Policy Cures citadas por el ISGlobal. Pero ya en 2010 se constataba un recorte del 30% en la I+D dedicada a enfermedades olvidadas. El informe subraya que “por cada euro invertido por los gobiernos europeos en I+D sobre enfermedades relacionadas con la pobreza, 66 céntimos se reinvierten en laboratorios, universidades y empresas de la región y se generan 1,05 euros en inversiones de la industria privada, organizaciones filantrópicas y otros gobiernos”, además de generar empleo altamente cualificado.


REFERENCIA

'Contribuciones españolas en la lucha contra la malaria (2000-2010)'


Archivado en: ciencia para el desarrollo, enfermedades olvidadas, malaria, recortes




COMENTARIOS