Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La fuga de cerebros, ¿”un topicazo”?

Varios diputados se enzarzan en el Congreso por la salida de jóvenes científicos de España. Pese a que el término se utiliza con frecuencia para describir uno de los mayores problemas de la ciencia, no existen cifras que documenten su magnitud

Más noticias de: I+D, política científica, recortes

Ampliar

El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, junto a la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. / Casa de América

LEER
IMPRIMIR

“La fuga de cerebros es un topicazo”, decía el miércoles el diputado del PP Alejandro Fernández durante la última comparecencia en el Congreso de la responsable de I+D del Gobierno, la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. Poco antes, el diputado de UPyD Carlos Martínez Gorriarán había acusado al Gobierno de provocar, precisamente, la fuga de cerebros, y en Twitter, el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón ironizaba con la afirmación de Fernández. Los tres tenían algo en común: ninguno fundamentó con datos sus afirmaciones. La única que sí esgrimió cifras fue la propia Vela que respondió con una encuesta del INE en la que se afirma que un 21% de los científicos españoles se fueron a vivir fuera de España en algún momento entre 2000 y 2009, pero que una cifra similar, el 20,7%, fue cubierta por extranjeros que vinieron a trabajar aquí. Con esas cifras argumentó, con las mismas referencias y casi la misma argumentación que la ex ministra del ramo, Cristina Garmendia, que más que fuga de cerebros lo que hay es movilidad. Y hace un año, unas palabras del ministro de Cultura, José Ignacio Wert, negando la fuga de cerebros, también encendieron las redes sociales.

Datos sobre la entrada y salida de investigadores en 2011.Ampliar

Datos sobre la entrada y salida de investigadores en 2011. / National Bureau of Economic Research

Lo cierto es que más allá de los datos del INE, que alcanzan hasta 2009, el primer año de los recortes y el momento justo en el que los investigadores españoles contaban con más recursos a su disposición de la historia, no es sencillo obtener datos que permitan evaluar con información precisa la magnitud de la presunta fuga. El Ministerio de Economía y Competitividad, del que depende la gestión de la I+D, no cuenta con un registro de salidas y entradas de investigadores, y tampoco existe un registro similar en Exteriores. Además, dada la libertad de movimientos dentro de la UE, el presunto destino de la mayor parte de los cerebros fugados, resulta aún más complicado seguir el trasiego de los científicos.

Una encuesta de 2011 mostraba un 8,4% de científicos españoles en el extranjero

Uno de los estudios más recientes sobre este asunto, impulsado por el National Bureau of Economic Research, tampoco parece sustentar la hipótesis de una salida masiva de investigadores españoles azuzados por la crisis. En una encuesta realizada en 2011 a 17.182 investigadores de los 16 principales países productores de ciencia del mundo se reflejaba que la movilidad en el sistema español de I+D era muy reducida. Pocos españoles investigaban en el extranjero, un 8,4% del total, y solo un 7,3% de los investigadores que trabajaban en España era extranjero. Esta falta de foráneos nos coloca junto a países como Italia o Brasil, que también tienen menos de un 10% de extranjeros, pero también junto a una potencia como Japón, que se queda en el 5%.

Los más caseros, junto a los japoneses

Países como Canadá (49%), EEUU (38,4%) o Alemania (23,2) atraen mucho más talento que España. Pero muchas de estas potencias científicas también lo exportan en mayores cantidades. El 23,3% de los investigadores alemanes encuestados trabajaba en el extranjero en 2011, el 26,4% de los holandeses y el 25,1% de los británicos. Además, el estudio sobre la movilidad de los investigadores de las grandes potencias científicas del mundo indica que los españoles que salen casi siempre regresan. Un 86,7% lo hace. Solo los japoneses muestran más apego por su país, con una tasa de retorno del 92%.

Es previsible que los zarpazos de los últimos recortes hayan agravado la situación de los investigadores españoles y que un mayor número esté buscando su futuro fuera del país, pero por el momento es complicado sustentar con datos cualquier hipótesis al respecto.

Archivado en: I+D, política científica, recortes




COMENTARIOS

  • Pashi

    Es difícil cuantificar cuántos investigadores se están exiliando y cuántos simplemente se van al extranjero por una temporada, para capacitarse y perfeccionarse, como se ha hecho siempre.
    De todos modos, me parece que es necesario recordar que en I+D las consecuencias de la crisis se perciben con un retraso respecto de su inicio. Como sabemos, la mayor parte de la investigación en España se financia con fondos públicos, que se ven afectados por los recortes. Sin embargo, el periodo de tiempo que transcurre entre los recortes y su efecto en las líneas de investigación es de aproximadamente dos años. Este es el tiempo que se tarda en reflejar los recortes en los presupuestos generales del estado, hacer públicas las convocatorias de ayudas, resolver las convocatorias y que los fondos lleguen a los centros de investigación.
    Aunque la crisis comenzó a finales de 2008, los recortes comenzaron en 2010. De hecho, 2009 fue el año con mayor inversión estatal en I+d+i. Según mi razonamiento, hasta el año 2011 muchos investigadores vivían de proyectos cuyos fondos habían sido aprobados en los PGE antes de los recortes.
    Así pues, es a partir de 2011 y 2012 que pueden empezar a notarse realmente los efectos de los recortes en I+D+i. Por tanto, creo que es posible que sea a partir de datos de 2012 cuando se perciba realmente la fuga de cerebros.

    http://cienciaconfuturo.com

  • http://www.facebook.com/FJgomezP Fernando Gómez

    No entiendo cómo reducís el concepto “cerebros” sólo a los científicos investigadores… Además de éstos, la gran fuga es la sufrida por tanto titulado universitario español que, tras años de estudios y muchos miles de euros pagados, tienen que buscar su futuro lejos de su país para no caer en la frustración. Arquitectos, traductores, enfermeros, médicos, ingenieros, economistas, … y tantos otros. ESA ES LA VERDADERA FUGA DE CEREBROS… Se marchan a levantar otro país…

  • Daniel

    Completamente de acuerdo con Fernando Gómez, en la fuga de cerebros habría mucha gente que tenemos incluso dos licenciaturas que sin haber tenido contrato/beca como investigador nos tenemos que marchar porque no encontramos trabajo como profesionales; con la consiguente fuga de capital; capital invertido en nuestra formación.

  • Alotro

    ¿Y qué se considera “un científico”? ¿Toda la gente que no ha conseguido nada en España y se ha ido al extranjero a buscarlo, cuenta como cerebro fugado? Porque claro, si solo cuentas el % de gente que está ya dentro y se ha tenido que ir, pero no el % de gente que quiere entrar y se va fuera porque no puede, te estás dejando el problema que provoca los recortes al completo: los nuevos investigadores.