Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

España abandona el programa europeo para cazar asteroides peligrosos

Los recortes del presupuesto ponen en peligro la participación de científicos y empresas españolas en un gran proyecto de la ESA para vigilar amenazas espaciales

Más noticias de: asteroides, astronomía, espacio, política científica, recortes

Sala de control de la Estación Óptica de Tierra de la ESA, en Tenerife, que participa en el programa SSA. Ampliar

Sala de control de la Estación Óptica de Tierra de la ESA, en Tenerife, que participa en el programa SSA. / ESA

LEER
IMPRIMIR

La caída de un meteorito en Rusia esta mañana que ha dejado centenares de heridos ha demostrado la vulnerabilidad de los humanos ante este tipo de amenazas. Ningún sistema de vigilancia actual había alertado de la caída de este cuerpo, dado que con la tecnología disponible sería muy difícil hacerlo. Europa planea desde hace años construir una ambiciosa red de observatorios, radares y equipos científicos repartidos por varios países que alerten ante amenazas llegadas desde el espacio. Esto incluye asteroides como el que pasará esta tarde a 28.000 kilómetros de la Tierra (y que fue descubierto por expertos españoles), tormentas solares o la caída de fragmentos de basura espacial. Se trata de un programa en el que España tenía hasta ahora una importante participación. Pero la drástica reducción de la inversión pública en programas espaciales ha sacado al país de este proyecto.

El programa,  llamado Conocimiento del Medio Espacial (SSA, en sus siglas en inglés), es parte de los proyectos opcionales de la Agencia Espacial Europea (ESA). Esto quiere decir que solo participan los países a los que les interesa que su industria desarrolle componentes porque es útil y beneficioso para su tejido empresarial. Dentro de este proyecto la empresa española Indra ha liderado la construcción de uno de los dos prototipos de radares que usará el nuevo sistema. Se trata de una instalación que ha recibido una inversión de 5,4 millones de euros y que comenzará a funcionar “en la primera mitad de este año” cerca de Madrid, según fuentes de la dirección del proyecto SSA.

El Gobierno ha recortado en un 80% su contribución a los programas opcionales de la ESA

En enero, el Gobierno decidió recortar un 80% su contribución a los programas opcionales de la ESA (que van a cargo del presupuesto del Ministerio de Industria), lo que le dejaría fuera del SSA. El país sólo participará en cinco de los 25 programas opcionales.

“Si un país decide no participar, las empresas de ese país no pueden recibir ningún contrato para construir componentes del sistema”, explican desde la dirección del SSA. Esto supone que el gran sistema de vigilancia se puede retrasar y que las empresas del sector espacial español no recibirán nuevos encargos como el encargado a Indra.

Desde la industria espacial y la ESA siempre se repite que cada euro invertido en espacio genera unos retornos mucho mayores. Desde el SSA detallan que esos retornos pueden ser de entre “tres y 11 veces” lo invertido.

Millones en pérdidas por la basura espacial

El sistema de SSA no sólo avisará ante catástrofes, también ahorrará mucho dinero. Los impactos de la basura espacial en satélites comerciales generan riesgos de colisión que cada año cuestan 140 millones de euros, según la UE. El nuevo sistema pretende ser capaz de detectar fragmentos de entre cinco y 10 centímetros, es decir, más precisión que el sistema de detección de EEUU, del que actualmente depende Europa para el seguimiento de la basura espacial.

Los retornos de las inversiones pueden ser de entre “tres y 11 veces” lo invertido

El nuevo sistema, explican los responsables de SSA, daría a Europa una ansiada independencia para el rastreo de amenazas espaciales y le permitiría ahorrar gran parte del coste de los riesgos de impacto actuales. Por ahora, 14 países europeos han decidido participar en el SSA. “No tenemos noticias de la delegación española, pero nunca es demasiado tarde para volver a contribuir”, explican los responsables del programa.

El SSA colabora con el observatorio español de La Sagra (Granada) para la detección de objetos cercanos a la tierra (NEOs). Sus responsables descubrieron el asteoride 2012 DA14 en febrero de 2012 y avisaron de que este pasaría a unos 28.000 kilómetros de la Tierra, algo que sucederá esta misma tarde. Si España sigue sin contribuir dinero al programa, la colaboración entre la ESA y La Sagra también podría finalizar, reconocen los responsables del SSA.

Archivado en: asteroides, astronomía, espacio, política científica, recortes




COMENTARIOS