Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Hallado el “cocodrilo maldito” de Aragón

Paleontólogos españoles y del Reino Unido describen un nuevo depredador marino de unos tres metros de largo que vivía en mar abierto

Más noticias de: dinosaurios, paleontología

Ampliar

La nueva especie era un cocodrilomorfo similar a este que conserva un museo de Alemania / PLoS One

LEER
IMPRIMIR

Hace 164 millones de años, media Península Ibérica estaba cubierta por un océano. La tierra firme era de los dinosaurios, pero en las profundidades del mar habitaban criaturas de igual fiereza. Muchas de ellas siguen siendo unas completas desconocidas aún hoy aunque, de tanto en tanto, un fósil ilumina aquellas profundidades hoy desaparecidas. Uno de esos fósiles ha permitido a un equipo de paleontólogos españoles sacar a la luz a una nueva especie de depredador que habitó en lo que hoy es Aragón. Se trata de un cocodrilo marino que alcanzaba los tres metros de largo y que han bautizado como “cocodrilo maldito de Ricla”.

Según sus descubridores el Maledictosuchus riclaensis ha sufrido una maldición de 20 años. Su cráneo se halló casi intacto en 1994, durante la campaña de prospección previa a la construcción del AVE. La alargada cabeza estaba enterrada cerca de la localidad de Ricla, al sur de Zaragoza, y resultó ser la más completa de un cocodrilo marino en toda la Península Ibérica. Una vez extraído, el fósil acabó expuesto en el Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza sin que ningún experto lograse identificar a qué especie perteneció.

Cola de tiburón

Ahora, paleontólogos de la Universidad de Zaragoza y de la Universidad de Edimburgo han conseguido terminar con la maldición del cocodrilo de Ricla. Su estudio, liderado por el grupo Aragosaurus, concluye que se trata de una nueva especie y género de cocodrilo marino. Estos depredadores son parientes lejanos de los cocodrilos actuales aunque su aspecto era muy distinto.

cocodrilo2Ampliar

Reconstrucción del cocodrilo maldito de Ricla / Jose Manuel Gasca

“Sabemos que tenía aletas en vez de patas y una cola parecida a la de los tiburones”, explica a Materia Jara Parrilla-Bel, primera autora del estudio, publicado en PLOS One. El “cocodrilo maldito” vivió hace unos 164 millones de años y es la prueba de que los cocodrilos marinos aprendieron a vivir en mar abierto 10 millones de años antes de lo que se pensaba. De hecho la nueva especie es la más antigua entre los cocodrilos marinos “especializados”, que aprendieron a vivir en el océano comiendo peces y los cefalópodos. Hasta ahora se habían encontrado en Francia e Inglaterra cocodrilomorfos menos especializados, pero el de Ricla es el primer raqueosaurio (un término que engloba a especies ya especializadas) que se conoce del Jurásico Medio.

cocodrilo3Ampliar

Cabeza del Maledictosuchus una vez extraída /

“Este es el primer género de cocodrilo talatosuquio que se define en España”, resalta Juan Ignacio Ruiz-Omeñaca, del equipo de investigación del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA). Ruiz-Omeñaca fue uno de los expertos que analizaron el estudio actual para su publicación y, en pequeña medida, contribuyó  a la maldición. El trabajo que por fin nombraba a la nueva especie “estuvo varias semanas dando vueltas por la redacción de la revista hasta que los dos referees [expertos externos] y el editor lo dimos por bueno”, recuerda el investigador.

A pesar de su dominio de la vida en mar abierto, los cocodrilos marinos se extinguieron mucho antes que los dinosaurios. “Desaparecieron hace  algo más de 130 millones de años, mientras que los dinosaurios aguantaron hasta hace unos 65 millones de años”, concluye Parrilla-Bel.


REFERENCIA

'The First Metriorhynchid Crocodylomorph from the Middle Jurassic of Spain, with Implications for Evolution of the Subclade Rhacheosaurini' DOI:10.1371/journal.pone.0054275


Archivado en: dinosaurios, paleontología




COMENTARIOS