Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El Gobierno recorta el principal laboratorio de materia oscura de España

El Laboratorio Subterráneo de Canfranc sufre una disminución en su presupuesto de 2,1 millones de euros. El Ejecutivo también atrasa un año la finalización de la Plataforma Oceánica de Canarias

Más noticias de: materia oscura, neutrinos, política científica, recortes

Imagen del experimento Anais, en Canfranc. Ampliar

Imagen del experimento Anais, en Canfranc. / LSC

LEER
IMPRIMIR

El Gobierno sigue apretándole el cinturón a la ciencia española. En esta ocasión el afectado es el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (Huesca) que aloja los principales detectores de materia oscura del país. El Gobierno reducirá su aportación a este centro en 2,1 millones de euros, según anunció hoy el Consejo de Ministros.

El Laboratorio de Canfranc está cofinanciado por el Gobierno central y el aragonés. Está ubicado a 850 metros bajo una montaña, lo que permite aislar sus instrumentos de la radiación exterior y ser más sensible a esquivos componentes del universo como los neutrinos y la materia oscura. Muchos laboratorios del mundo buscan la materia oscura, que compone en teoría el 23% del universo pero nunca ha sido detectada.

El Laboratorio de Canfranc forma parte de la red europea de laboratorio subterráneos y es el segundo más grande de Europa. Está controlado por un consorcio entre el Gobierno central, regional y la Universidad de Zaragoza. Su presupuesto total para 10 años (2006 a 2015) era de 23 millones de euros (16 millones a cargo del Gobierno central). El recorte aprobado hoy por el Gobierno es de “en torno al 40%” de la anualidad de 2012, según explica a Materia José Ángel Villar, director científico asociado de la instalación. El año pasado el centro sufrió un recorte similar, añade el responsable.

El recorte no afecta a los experimentos científicos de forma directa pero sí los ralentizará, ya que los investigadores deben hacer el mismo trabajo con menos instrumentos. Como ejemplo, Villar cita los detectores de germanio que se usan en Canfranc para detectar partículas llegadas del cosmos. Cada año, la aportación estatal servía para comprar uno o dos detectores nuevos. En los dos últimos años no se ha podido adquirir ninguno debido a los recortes, por lo que lo que antes podía llevar días ahora lleva más tiempo, explica Villar. “Si continúan los recortes el año que viene empezaremos a tener dificultades”, resalta. El Laboratorio de Canfranc alberga siete experimentos y tiene una plantilla de 12 personas.

Los recortes han sido aprobados dentro de un paquete de reducción del presupuesto que afecta a otros centros de investigación. El más afectado es el proyecto de la Plataforma Oceánica de Canarias, un laboratorio marino que se construirá a tres kilómetros de las costas canarias. El proyecto contaba con un presupuesto de construcción de 22 millones de euros (más 24 de operación) y pretendía estar terminado en 2013. El Consejo de Ministros anunció hoy que la plataforma no se terminará hasta 2014 y que el Ministerio de Economía reducirá su contribución en 3,72 millones de euros hasta 2021. El Gobierno Canario mantendrá su aportación, según la nota del Consejo de Ministros.

Buenas noticias para Galicia

Entre los afectados por los recortes también está el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, cuya dotación por parte del Gobierno central baja casi 700.000 euros. En Castilla y León también se reduce la aportación para el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos, un proyecto entre el Gobierno regional y el Ministerio de Educación. En este caso, Educación recortará la dotación un 1,7%  (350.000 euros para el año 2012). El Gobierno regional también recortará el presupuesto, según la referencia del Consejo de Ministros.

El Gobierno también ha aprobado hoy el pago de 35 millones de euros a la Xunta de Galicia entre 2012 y 2021 para contratos, centros y otros conceptos relacionados con la Estrategia Española de Innovación.

Archivado en: materia oscura, neutrinos, política científica, recortes




COMENTARIOS