Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El Gobierno incrementa las ayudas para futuros doctores

Los beneficiarios podrán empezar a recibir su dinero después de casi cuatro meses de retraso

Más noticias de: I+D, política científica

Ampliar

Una investigadora trabajando en el Laboratorio Andaluz de Reprogramación Celular (Larcel) / Csandcom

LEER
IMPRIMIR

Después de tres meses de retraso, el Gobierno ha resuelto la convocatoria de las becas FPI (Formación de Personal Investigador), junto a las FPU (Formación del Profesorado Universitario) la gran partida estatal para financiar la preparación de los futuros doctores. La sorpresa positiva, dentro de un despropósito que ha dejado colgados a cientos de jóvenes investigadores durante meses, es que el número de beneficiarios será superior al del año pasado. Frente a las 971 ayudas concedidas en 2011, este año recibirán estas becas para realizar la tesis doctoral 1.009 personas.

La duración de estas ayudas es de cuatro años (salvo escasas excepciones) y se estructuran en dos periodos de dos años. Durante los dos primeros, será el Estado el que de directamente la beca a los investigadores, que recibirán 1.142 euros brutos al mes más la cotización a la seguridad social. Durante los dos segundos, los investigadores cobrarán a partir de un contrato en prácticas a través de los centros de investigación que serán quienes reciban 21.500 euros anuales de los que el investigador deberá recibir un mínimo de 16.422 euros.

La concesión de las becas ha sido posible porque por fin el ministerio de Hacienda informó positivamente la resolución. Esto se debe a que la ley de Estabilidad Presupuestaria no permite firmar convenios con las comunidades autónomas que no cumplan los objetivos de deuda y aunque los dos primeros años son una beca que proporciona directamente la Administración central, los dos siguientes requieren la firma de un convenio.

Después de meses de quejas, de una reunión con la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, en la que se reconoció un fallo de gestión, e incluso una comparecencia del ministro de Economía, Luis de Guindos, el ministerio de Montoro decidió actuar.  Entretanto, los beneficiarios de estas becas, que habían aparecido ya en la resolución provisional de junio y se habrían debido incorporar al lugar de desarrollo de su tesis en septiembre, han tenido que trabajar en situación irregular o esperar en su casa a la espera de conocer la noticia que por fin han recibido.

Archivado en: I+D, política científica




COMENTARIOS