Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Escándalo por la sombra de las tabaqueras en el retraso de la directiva antitabaco

Los expertos denuncian turbias maniobras para frenar la nueva legislación europea sobre el tabaco. La demora, tras la extraña dimisión del comisario John Dalli, supone millones de euros de beneficios para la industria tabacalera

Más noticias de: tabaco

Dalli en junio de 2011, en la presentación de la campaña Ampliar

Dalli en junio de 2011, en la presentación de la campaña "Los ex fumadores son imparables" / CE

LEER
IMPRIMIR

La revista médica más prestigiosa del mundo, The Lancet, pone hoy metralla a la bomba de una posible maniobra de las tabaqueras para quitarse de en medio al comisario europeo de Salud, John Dalli. El político maltés, responsable de un proyecto de directiva europea para hacer más difícil el consumo de tabaco, dimitió el 16 de octubre acusado de tráfico de influencias por un informe secreto de la Oficina Antifraude de la UE.

Según lo poco que ha trascendido de la investigación, Dalli estaría al corriente de que un empresario circense amigo suyo había pedido 60 millones de euros a la tabaquera sueca Swedish Match. A cambio, el amigo presionaría a Dalli para que la nueva directiva antitabaco permitiera la exportación a la UE de snus, una variedad sueca de tabaco sin humo que se toma por la boca y que ahora está vetada en territorio europeo.

Dos días después de la dimisión de Dalli, unos ladrones robaron ordenadores de organizaciones antitabaco en Bruselas

En un despliegue con nota de prensa urgente, una entrevista en exclusiva con John Dalli y el comentario de tres expertos, la revista médica detalla cómo, 48 horas después de la dimisión del comisario, un grupo de ladrones asaltó las oficinas de varias organizaciones de activistas antitabaco de Bruselas. Los delincuentes accedieron por el tejado de un edificio de ocho plantas y sólo se llevaron documentación y los ordenadores de los miembros de estas organizaciones, con valiosa información sobre sus campañas para lograr una directiva robusta contra el tabaquismo.

Barreras al tabaco

La revisión de la directiva, según se ha filtrado, pretendía establecer nuevas restricciones a la promoción del consumo de tabaco y también del llamado tabaco sin humo, incluyendo la prohibición de los cigarrillos electrónicos, además de imágenes de mayor tamaño de tumores de pulmón impresas en las cajetillas. Su proceso de aprobación se ha frenado tras la dimisión de Dalli y el retraso puede impedir su promulgación por el actual Parlamento Europeo.

“Los únicos beneficiados por el retraso son las compañías tabaqueras, y más demora planteará serias dudas sobre qué intereses está promoviendo la Comisión Europea”, lanzan en un durísimo análisis Martin McKee, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Paul Belcher, del Real Colegio de Médicos de Londres, y Monika Kosinska, secretaria general de la Alianza Europea de Salud Pública, una de las organizaciones afectadas por el asalto en Bruselas. Cada día de retraso supone millones de euros de beneficios para los fabricantes de tabaco.

«Espero que la verdad se conozca lo antes posible, porque hay vidas en juego»


Gary Giovino
Epidemiólogo

Los tres autores recuerdan las sucísimas maniobras de las tabaqueras que han inspirado el nuevo proyecto de directiva antitabaco. Muchas de ellas se conocieron gracias a documentos internos hechos públicos por orden judicial en EEUU.

“Esta información ha proporcionado importantes nuevos conocimientos sobre cómo la industria ha manipulado la composición de los cigarrillos, por ejemplo añadiendo aromas que harían sus productos más atractivos para los niños”, ilustran estos expertos.

Ideas falsas aireadas por la industria

El análisis publicado en The Lancet también recuerda cómo se ha sabido que un miembro de la Oficina Antifraude de la UE se opuso en el pasado al modelo único de cajetilla de tabaco, sin logos ni marcas. Este empaquetado genérico ya está en marcha en Australia para desincentivar el consumo, pero este funcionario argumentó que con esa estrategia se favorecen las falsificaciones, una idea falsa aireada por la industria tabaquera. Los paquetes llevan las mismas marcas de seguridad con o sin logos.

“Esta combinación de eventos ha provocado, inevitablemente, que suenen las alarmas”, advierten los autores.

En su entrevista con The Lancet, el ex comisario Dalli se defiende de las acusaciones de tráfico de influencias, como ha hecho de manera tajante desde el primer día. El político maltés recuerda que el presidente de la Comisión Europea, el portugués José Manuel Durao Barroso, le citó por sorpresa el 16 de octubre y le espetó: “Escucha, tenemos este informe, con estas denuncias, y lo tienes que dejar. Puedes renunciar o puedo despedirte”.

30 minutos para dimitir

Dalli sostuvo su inocencia y pidió 24 horas para consultar a sus abogados y a su familia. Barroso le concedió “30 minutos”, según su relato.

Al ser preguntado sobre las garantías que existen para que la directiva no salga ahora debilitada por la presión de las tabaqueras, Dalli responde: “La garantía era yo”.

El epidemiólogo estadounidense Gary Giovino presentó en agosto el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre el tabaquismo en el mundo. Calcula que el producto de la industria tabaquera matará a unos 1.000 millones de personas a lo largo de este siglo. Informado sobre la publicación en The Lancet, Giovino suspira: “Espero que la verdad se conozca lo antes posible. Hay vidas en juego”.


REFERENCIA

Análisis sobre el retraso de la directiva europea antitabaco en 'The Lancet'


Archivado en: tabaco




COMENTARIOS