Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La última ventana abierta para Windows

El lanzamiento de Windows 8 es el mayor desafío al que se ha enfrentado Microsoft. El cambio radical en la interfaz divide a los analistas entre los que creen que la compañía debe reorientarse a las pantallas táctiles y quienes piensan que el riesgo la matará

Más noticias de: software, windows

Pantalla de inicio de Windows 8. Ampliar

Pantalla de inicio de Windows 8. /

LEER
IMPRIMIR

Una sola letra sirve para resumir qué es Windows 8: “Y”, dice Fernando Calvo, director de la división Windows de Microsoft en España. “Windows 8 es productividad y juegos y aplicaciones y PC y pantalla táctil y compatibilidad y movilidad”. Y es, además,  el cambio más brutal al que se ha enfrentado Microsoft en toda su historia, tanto en el plano técnico como en el del negocio. Windows 8, que sale a la venta mañana en todo el mundo, es la última oportunidad de esta compañía para pillar el tren de la innovación en tecnología al que últimamente sólo se ha enganchado el Apple de Steve Jobs. “Esta es nuestra gran oportunidad”, ha resumido Bill Gates.

Unos mil millones de personas en todo el mundo utilizan el sistema operativo Windows en sus ordenadores, así que Microsoft no es muy dado a la invención; se toma muy en serio, y con mucha calma, cualquier cambio en su interfaz. En 1985,  modificó la selva de letras y números sobre fondo negro de su sistema DOS por esa interfaz gráfica basada en iconos a la que llamó Windows. Tardó diez años en dar otro gran salto, con Windows 95. El cambio a Windows 8 es tan radical que ya ni siquiera merece llamarse Windows.

El menú de inicio está ahora a la derecha.Ampliar

El menú de inicio está ahora a la derecha. /

La revolución técnica empieza por el Inicio. Todos los usuarios de Windows saben localizar el botón con el que controlan su ordenador en la parte inferior izquierda de su pantalla. En Windows 8 ha desaparecido de la vista; se sitúa a mitad de pantalla, a la derecha, y solo cuando se pasa el dedo (o el ratón) por encima de ella. Y este es tan solo un ejemplo. Toda la interfaz está pensada para las pantallas táctiles. El escritorio con iconos ha sido sustituido por cajas de aplicaciones que se pueden organizar por pantallas (productividad, juegos, etcétera) que se deslizan con un dedo, como en el iPhone o las tabletas Android.

Críticas mixtas

El cambio radical ha sido recibido con una mezcla de opiniones extremas: hay quien lo odia, y también quien lo adora. La mayor parte de las críticas son mixtas, y coinciden con la opinión de Julie Bort en Business Insider: “Es brillante e irritante al mismo tiempo”.

Microsoft ya había recibido muy buenas críticas por la revolucionaria interfaz de su Windows Phone, en un mundo dominado por los clones del iPhone y Android, inspirados (copiados, denuncia Apple) en él. Windows 8 conserva parte de ese espíritu diferente y simplificado. “Su interfaz es muy fluida”, opina Enrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School. “Es paradójico que una empresa cuyos problemas en el mercado del móvil se debieron a que copiaba la interfaz del PC haga ahora el camino contrario”, añade.

Presentación de Windows 8, en Barcelona.Ampliar

Presentación de Windows 8, en Barcelona. / Microsoft

La publicación especializada CNET, una de las más prestigiosas del mundo, ha dado a Windows 8 la nota más alta en sus críticas: excelente. Su resumen es que el sistema operativo funciona muy bien en tabletas y correctamente en PC, que las aplicaciones son  muy buenas trabajando entre sí, y que se actualiza con facilidad. “Pero será mejor que sepas que te va a costar acostumbrarte a ella”, añade.

La interfaz funciona en tabletas, pero ha sido muy criticada porque no es intuitiva en el PC

Y es que el gran desafío de Windows 8 será que los usuarios sean capaces de entenderlo. The New York Times pidió a cinco usuarios que utilizaran Windows 8 con ratón y teclado, y no con los dedos. Sólo uno de ellos encontró la interfaz atractiva. El resto opinó que era muy confusa y, sobre todo, que no era intuitiva. “Tendría que ser más sencilla, no debería tener que pensar en ello”, dice uno de esos usuarios. “Me hace sentir estúpido”, concluye otro. La mejor prueba de que esa interfaz no es intuitiva es que ya hay decenas de artículos que enseñan a los usuarios cómo regresar al escritorio clásico de Windows.

Un riesgo extremo en el negocio

Microsoft no solo va a pegar un salto mortal en la tecnología; va a mover el centro de gravedad de todo su negocio del PC a las pantallas táctiles de los móviles y las tabletas. Como recuerda el analista Jaime García Cantero, Microsoft está purgando en este momento “dos errores de libro” que cometió en el pasado: despreciar internet y despreciar el móvil. “Debe reinventarse en esta era postPC de la movilidad y los servicios en la que, sin embargo, su mayor vía de ingresos sigue siendo el PC”, explica. El gran objetivo de Microsoft es que el 41% de los usuarios que aún usan Windows XP cambien a Windows 8, pero las expectativas de los analistas y la industria son muy conservadoras.

El último informe de la consultora Forrester es demoledor: “Microsoft llega extremadamente tarde al mercado móvil y ha perdido su posición dominante”, dice el analista jefe Frank Gillett. La cuota de mercado de la compañía en PC, tabletas y teléfonos en 2008 era del 95%. Ahora es del 30%.

La dificultad añadida para Microsoft es que llega tarde a otro mercado fundamental para captar usuarios: el de las aplicaciones. Los clientes de Apple y Android tienen a su disposición unas 700.000 y 500.000 aplicaciones, respectivamente.  Windows 8 espera tener “100.000″, dice Microsoft. “Es complicado llegar el tercero o el cuarto [también está RIM, el fabricante de Blackberry] a un mercado y convencer a los creadores de que usen tu plataforma”, opina Dans.

La cuota de mercado de la compañía en PC, tabletas y teléfonos en 2008 era del 95%. Ahora es del 30%

El 90% de las empresas que desarrollan aplicaciones son pymes, y cada versión para cada una de las plataformas les cuesta dinero. Por ahora, Microsoft ofrece a muchas de ellas realizar ese cambio gratis, pero el coste a largo plazo de esa estrategia puede ser inasumible para la compañía, y para el desarrollador, que pierde el control de su aplicación.

García Cantero cree que Windows 8 supone, en realidad, el intento de Microsoft de imitar el exitoso modelo de negocio de Apple, que supone construir un mundo a medida que incluye el hardware (como la consola Xbox o su próxima tableta Surface) y el sistema operativo (Windows 8), y controlar las aplicaciones que se desarrollan en torno a él. La manzanización de Microsoft, lo llama. “La cuestión es, si en este modelo de Apple, alguien puede llegar a ganar a Apple”, concluye.



Windows 8 en 8 claves

  1. Windows 8 sale a la venta el 26 de octubre en todo el mundo.
  2. Para los usuarios de Windows XP, Vista o 7, el precio de la actualización será de 39,99 dólares a través de internet. Si un usuario ha comprado un PC con Windows 7 en junio, la actualización costará 17 dólares. Aún no se conoce el precio para el resto de los usuarios
  3. Los requisitos mínimos de un PC para usar Windows 8 son: procesador de 1GHz, 1 GB de RAM (en la versión de 32- bit) o 2G de RAm (64-bit) y espacio en el disco duro de 16 GB (32-bit) o 20 GB (64 bit).
  4. Windows 8 ha sido diseñado para usar en dispositivos táctiles como tabletas. Las críticas han sido más duras respecto a su uso en el PC. 
  5. Microsoft destaca tres características principales de su nuevo sistema operativo: compatibilidad con otros dispositivos (frente al cerrado mundo Apple), movilidad y productividad, ya que la interfaz permite la multitarea, al dividir la pantalla en dos.
  6. La característica más llamativa de Windows 8 es que el botón de inicio desaparece de la vista.
  7. Ya hay aplicaciones para Windows 8 en la Windows Store, aunque el número es aún muy pequeño comparado con el disponible para los dispositivos de Apple y Android.
  8. Windows 8 también incluye la última versión del navegador, Explorer 10, que también está orientada a su uso en pantalla táctil.



Archivado en: software, windows




COMENTARIOS