Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Unas bacterias funcionan como cables eléctricos en el mar

Microbios de un centímetro de largo que viven en el fondo marino transmiten corrientes eléctricas por dentro de su cuerpo, según un estudio

Más noticias de: bacterias, microbios

Recreación de las bacterias que funcionan como cables eléctricos Ampliar

Recreación de las bacterias que funcionan como cables eléctricos / Nature

LEER
IMPRIMIR

Un equipo de científicos marinos ha encontrado un tipo de bacterias que funcionan como cables vivientes y transmiten corrientes eléctricas. Hace tres años, los investigadores habían detectado corrientes eléctricas en los fondos marinos sin ser capaces de explicar qué las producía. Ahora, el equipo, liderado por investigadores daneses y estadounidenses, ha analizado sedimentos del fondo marino y cree haber hallado la respuesta. Las corrientes las generaban un tipo de bacterias cuyo comportamiento no se había observado nunca antes. Se trata de seres pluricelulares de un centímetro de largo pero 100 veces más delgadas que un pelo humano. Por su interior corren filamentos que transportan electrones y que son los responsables de las enigmáticas corrientes eléctricas detectadas, según explican hoy los investigadores en la revista Nature.

“La idea antes increíble de que estas bacterias son cables eléctricos cobró realidad cuando encontramos filamentos similares a cuerdas o cables cubiertos por una membrana”, señala Nils Risgaard-Petersen, investigador de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y coautor del trabajo. En conjunto, estos cables biológicos compondrían una red de decenas de miles de kilómetros en un solo metro cuadrado de fondo marino.

bacteriaAmpliar

Imagen de las bacterias halladas. Sus cuerpos, de un centímetro, conectan varias capas del fondo marino, incluidas las más profundas donde no hay oxígeno (en negro). / Nils Risgaard-Petersen

Las corrientes eléctricas están íntimamente ligadas a la supervivencia de estas bacterias. Estos “cables vivos” se sitúan entre dos capas de fondo marino. En la superior aún queda oxígeno, pero en la inferior este elemento está totalmente ausente. Según el trabajo, codirigido por Lars Peter Nielsen, también de la Universidad de Aarhus, las bacterias usan el flujo de electrones para la subsistencia de las células de su cuerpo que están más enterradas en el sedimento.

“Esta idea desafía todo lo que sabemos sobre la transferencia de electrones en sistemas biológicos”, advierte Gemma Reguera, microbióloga de la Universidad Estatal de Michigan (EEUU) en un comentario publicado en Nature. No obstante, la investigadora reconoce que es posible que los filamentos internos en las bacterias estén actuando como cables para el transporte de electrones.

Sigue este tema:

#microbios

Archivado en: bacterias, microbios




COMENTARIOS