Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El colapso de una mina en Murcia se confundió con un terremoto, según un estudio

Expertos de la Universidad de Oviedo sostienen que el seísmo que hizo temblar un polígono industrial de La Unión en 1998 fue en realidad el desplome de una mina subterránea abandonada

Más noticias de: geología, sismología, terremotos

Grietas en un edificio tras el colapso de la mina de La Unión Ampliar

Grietas en un edificio tras el colapso de la mina de La Unión / Celestino González

LEER
IMPRIMIR

En la misma semana en la que se ha sabido que la voraz extracción de aguas subterráneas para el regadío aumentó la magnitud del terremoto de Lorca, que mató a nueve personas, un equipo de científicos desvela que otro supuesto seísmo en Murcia pudo deberse al colapso de una mina abandonada. En esta ocasión, no se puede culpar a los expertos como en L’Aquila. Los geólogos habían avisado del riesgo.

III EN ESTA NOTICIA

Localización del polígono de Lo Tacón, en La Unión (Murcia)

III RELACIONADA
La explotación de los acuíferos disparó el terremoto de Lorca

Más: #terremotos

El 2 de mayo de 1998, los sismógrafos de la zona detectaron un supuesto seísmo de magnitud 2,4. El Instituto Geográfico Nacional (IGN) fijó su epicentro en el pueblo de Torre Pacheco, pero el hundimiento del suelo resquebrajó varias naves industriales a 20 kilómetros de allí, en el polígono de Lo Tacón, a la entrada de La Unión. Incluso hubo que derribar algún edificio tras los daños provocados por el seísmo, según recuerda casi 15 años después el catedrático de Explotación Minera Celestino González Nicieza, de la Universidad de Oviedo.

Este experto curtido en las minas asturianas sostiene que, en realidad, lo que ocurrió aquel 2 de mayo de 1998 no fue un terremoto, sino el desplome de una antigua mina de zinc de La Unión que hizo que el suelo temblara. “Hay una probabilidad alta de que todo comenzara con la rotura de un pilar de la mina, seguida por la rotura en cadena de otros pilares”, explica.

Un caso muy grave

De confirmarse su hipótesis, es un caso muy grave, porque, según denuncia ahora, sobre las minas abandonadas se construyó el polígono industrial de Lo Tacón “pese a la opinión en contra de un informe del Instituto Geológico y Minero de España”.

Tras más de una década tomando datos en la zona, el equipo de González Nicieza ha calculado que el colapso de la mina abandonada de La Unión liberó una energía sísmica similar a la medida por los sismógrafos en el supuesto terremoto de Torre Pacheco. “O colapsó la mina o hubo un terremoto. Y yo apuesto a que fue la mina”, asegura.

«Algunas minas fueron explotadas de manera irracional, esto hoy no habría pasado»


Celestino Gonzalez Nicieza
Catedrático de Explotación Minera de la Universidad de Oviedo

A su juicio, la falta de una red más tupida de sismógrafos en la región explicaría por qué el 2 de mayo de 1998 el IGN se habría equivocado, situando el epicentro de un terremoto en Torre Pacheco, a una profundidad de 2,6 kilómetros.

La mina presuntamente culpable de la sacudida fue abandonada en la década de 1970, tras décadas de extracción intensiva de zinc y plomo. Los mineros emplearon uno de los métodos más antiguos. Avanzaron como topos dejando pilares de roca para sostener el techo de las cámaras. La Unión es un pueblo tan minero que allí se celebra cada agosto desde 1961 el Festival Internacional del Cante de las Minas. Sus alrededores están plagados de estas galerías abandonadas.

Incapaz de colapsar una mina

“Algunas minas fueron explotadas de manera irracional, esto hoy no habría pasado”, opina el catedrático. A medida que el mineral se agotaba, las empresas mineras se retiraban mordisqueando también los pilares a su paso. “Es como derribar un pilar de una casa y salir corriendo”.

Grietas en el suelo y en un muro en el polígono de Lo TacónAmpliar

Grietas en el suelo y en un muro en el polígono de Lo Tacón / C.G.

En su momento, ingenieros de la Universidad Politécnica de Cartagena atribuyeron el colapso de la mina en Lo Tacón al terremoto de Torre Pacheco, que a su vez se debería al desplazamiento de una falla. Los expertos argumentaron que las ondas que provoca el desplome de una mina subterránea son completamente diferentes a las causadas por un seísmo.

Sin embargo, González Nicieza, que dirige un grupo de 20 investigadores, subraya que las estaciones sísmicas no eran adecuadas para distinguir con precisión los tipos de ondas. Y que sus cálculos muestran que un terremoto de esa magnitud no habría sido capaz de colapsar la mina.

Además, detalla en un estudio publicado en la revista Engineering Failure Analysis, “si se compara el registro sísmico de este terremoto con otro ocurrido en la misma zona, cerca en el tiempo y con similar intensidad (el terremoto de Mula, al oeste de Murcia, ocurrido el 9 de abril de 1999), podemos ver que hay algunas diferencias que llevan a pensar que el evento de Torre Pacheco no puede ser clasificado como un terremoto típico”.


REFERENCIA

DOI: 10.1016/j.engfailanal.2012.09.009


Archivado en: geología, sismología, terremotos




COMENTARIOS