Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El Gobierno incluye en los presupuestos la Agencia Estatal de Investigación

El organismo, que podría ponerse en marcha en 2013, se planteó para reducir los condicionantes políticos en la gestión de la I+D

Más noticias de: Agencia Estatal de Investigación, I+D, política científica

Consejo ministros Ampliar

De Guindos, Sáenz de Santamaría y Montoro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de hoy / Pool Moncloa

LEER
IMPRIMIR

El Gobierno ha anunciado hoy que dentro de los presupuestos de 2013 se ha incluido la autorización para la creación de la Agencia Estatal de Investigación. Esta es una reclamación histórica de la comunidad científica, que ve en esta agencia una manera de ganar autonomía y mejorar la planificación de la financiación de la ciencia. Desde un punto de vista ideal (para los científicos), esto libraría a la I+D de los condicionantes políticos porque se colocaría al frente de esta nueva institución a un científico de prestigio sin filiación (flagrante al menos) a un partido, tal y como sucede en los países más avanzados.

Si se hiciese tal y como han reclamado los investigadores, esta agencia dotaría de coherencia a la gestión de los fondos que el Estado dedica a la I+D+i. Ahora, cada vez que se produce un cambio en la organización de los ministerios, las partidas cambian de departamento y de gestores, con la consiguiente confusión para quienes dependen de esos fondos. Por ilustrar el caso, en la última década, el principal gestor de estos fondos ha pasado de ser el Ministerio de Ciencia y Tecnología en la última legislatura de Aznar, al de Educación y Ciencia en la primera legislatura de Zapatero, quien más tarde creó el Ministerio de Ciencia e Innovación en su segundo mandato.

Se colocaría al frente de este nuevo organismo a un científico de prestigio con independencia política

Con la llegada de Rajoy, la I+D+i perdió la categoría ministerial y pasó a ser una secretaría de Estado. Pero los cambios no han quedado ahí. La propia ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, vio como al año de haberse creado su ministerio se le arrebataban buena parte de sus competencias con la escisión de Universidades. Y todo este guirigay sin tener en cuenta que los distintos ministerios de Sanidad, Industria y Defensa también gestionan cantidades importantes de dinero para I+D. Una agencia debería aglutinar en la medida de lo posible la Política de Gasto 46, el epígrafe de los Presupuestos Generales del Estado que contiene todas las cantidades dedicadas a ciencia, tecnología e innovación.

Resistencia política para aglutinar el presupuesto

Este ideal se enfrentará con la resistencia de los gestores de gran parte de los fondos nacionales para I+D, como el ministro de Defensa o el de Industria, que con dificultad renunciarán a la gestión de cientos de millones de euros. Es probable, por lo tanto, que las políticas aglutinadas por la agencia sean las que ahora se desarrollan desde la Secretaría de Estado de I+D+i. Y lo mismo sucede con la independencia del responsable de la institución que estaría en duda si es nombrado por el Gobierno de turno.

Se trata de reducir los daños del continuo baile de competencias en torno a la ciencia

Por último, una de las esperanzas de los científicos respecto a la agencia de investigación es que permitiría una planificación a varios años. Esto evitaría que en las distintas instituciones científicas se diese la circunstancia de tener que gastar con prisa al final del año parte del presupuesto asignado porque, de otra manera, se debería devolver al Estado lo que sobra porque no se puede guardar para el año siguiente. Expertos consultados por Materia explican que la asignación de fondos sería similar para los distintos centros y proyectos y que la única diferencia es que la agencia sí tendría posibilidad de gastar. Hasta ahora, el ministerio es el que asigna los fondos, pero el que paga es finalmente el ministerio de Hacienda.

La autorización de la agencia no implica que su creación sea inminente y los primeros presupuestos en los que se incluirá una partida para este organismo serán los del año que viene.

 

Archivado en: Agencia Estatal de Investigación, I+D, política científica




COMENTARIOS