Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

La ciencia espera con incertidumbre el presupuesto de 2013, con los recursos en niveles de 2005

El último informe de la mayor asociación de científicos de España recuerda que las partidas para I+D cayeron en 2012 diez puntos más que la media

Más noticias de: I+D, recortes


LEER
IMPRIMIR

La Cosce (Confederación de Sociedades Científicas de España) dibujó hoy en Madrid el panorama del hundimiento de la ciencia española en la presentación de su análisis de la inversión en I+D+i en los Presupuestos Generales del Estado 2012. Las partidas no financieras, las subvenciones que suponen el nutriente fundamental de la ciencia española, se redujeron un 22,3%. Si se cuenta el presupuesto global, que incluye los créditos, ese recorte alcanza el 25,5%, casi diez puntos por encima de la media del descenso en el conjunto de ministerios. Y si se quiere ver el lado aún más pesimista, contando el ajuste de la inflación, la cifra llega al 28%.

Protestas contra los recortes frente al Congreso, en una imagen de archivo.Ampliar

Protestas contra los recortes frente al Congreso, en una imagen de archivo. /

El informe, elaborado por José Molero y José de Nó, de la comisión de presupuestos de la Cosce, recuerda que la política de gasto en investigación, desarrollo e innovación cuenta en 2012 con 6.393,5 millones de euros, de los que 2.632,6 son subvenciones y el resto créditos. Si se compara la partida global, los últimos recortes colocan la inversión en ciencia en los mismos niveles que en 2006. Sin embargo, si solo se tienen en cuenta las subvenciones, que son realmente la partida útil para centros de investigación y universidades que no cuentan en su mayoría con negocios que les permitan devolver créditos, el retroceso nos llevaría hasta 2005.

El dinero para formar a jóvenes científicos ha caído un 26% desde 2009

Comentando estas cifras, el presidente de la Cosce, Carlos Andradas, ha llamado la atención sobre la difícil situación asegurando que “con estos mimbres es difícil hacer buenos cestos” y denunciando que hay partidas esenciales para la I+D+i española que “ya se encuentran seriamente dañadas”. La viabilidad del sistema se podrá poner aún más en peligro a partir de esta tarde, cuando se aprueben los presupuestos del Estado para 2013.

Un aspecto particularmente dramático de los recortes de los últimos años es, según los autores del informe, la reducción de las partidas para formación, que han pasado de 195,9 millones de euros en 2009 hasta los 145 millones de 2012. Este descenso, que se materializa en una menor cantidad de oportunidades para los jóvenes investigadores, podría suponer, según los representantes de Cosce, que las nuevas generaciones, que han de montar los nuevos grupos de investigación y que después transmitirán ese conocimiento a las empresas, acabarán buscando mejores oportunidades en el extranjero.

Menos dinero para las comunidades autónomas

Entre los cambios que se han producido en el presupuesto de este año destaca la desaparición de las nominativas, un tipo de subvenciones que se asignaban a dedo a partir de acuerdos surgidos del parlamento para modificar el proyecto inicial de presupuestos. Las negociaciones con partidos como el PNV o Coalición Canaria permitían que esas partidas fuesen a parar a sus comunidades a cambio de apoyo político. Los 125,6 millones de euros que se dedicaban a estas subvenciones han desaparecido.

En el presupuesto sigue habiendo gran cantidad de dinero que no se utiliza

En este aspecto, también se ha producido una reducción en las partidas que el Gobierno transfería a las comunidades autónomas para políticas de I+D. Según ha explicado De Nó, esta reducción se matiza en parte por un cambio de gestión de esos recursos, que se hará en mayor medida desde los organismos de investigación del Estado en lugar de dejárselos a los gobiernos autonómicos.

Los responsables del estudio también llamaron la atención sobre la distorsión de las cifras de los presupuestos que supone la gran cantidad de dinero destinada a créditos. En 2011, por ejemplo, un 40% del presupuesto para créditos dentro del Ministerio de Ciencia e Innovación no se ejecutó, con lo que varios cientos de millones de euros con los que, según el presupuesto, se contaba para el impulso de la ciencia nunca se llegaron a emplear.


REFERENCIA

Informe COSCE: 'La inversión en I+D+i en los Presupuestos Generales del Estado 2012'


Archivado en: I+D, recortes




COMENTARIOS