Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

El eslabón más débil del equipo se crece en los relevos

Los atletas con peores marcas tienden a rendir por encima de sus registros cuando compiten en equipo, según un estudio

Más noticias de: ciencia olímpica, deportes, psicología

Jóvenes atletas Ampliar

Los peores de cada equipo tienden a mejorar sus marcas cuando compiten en grupo. / Sangudo

LEER
IMPRIMIR

La psicología de los eventos deportivos es extraordinariamente compleja, sobre todo cuando se compite en equipo. La motivación funciona de una forma muy especial al sumarse factores como la competitividad, la necesidad de éxito, el miedo al fracaso y la importancia de no decepcionar al grupo. Este último factor, el de la motivación en el equipo, está ahora más cerca de entenderse gracias a un estudio recién publicado que prueba que en las pruebas de relevos o de grupo el miembro con peores marcas tiende a mejorar significativamente su rendimiento para igualarse al resto. Esta tarde comienzan las pruebas de relevo en atletismo en los Juegos de Londres.


III Más noticias de:

Los investigadores de la Universidad del Estado de Michigan estudiaron los resultados de distintas pruebas juveniles de atletismo en equipo y de relevos de natación para comparar los registros de cada uno de los atletas en sus pruebas individuales con sus marcas al competir en equipo. Los deportistas con la peor marca del grupo mejoraron sus registros individuales cuando competían juntos.

“Debido a que la motivación se define como un proceso cognitivo, podemos inferir un aumento de la motivación en las diferencias de rendimiento”, explican Deborah Feltz y su equipo en el estudio, publicado en Sport, Exercise, and Performance Psychology. Estas diferencias de rendimiento que se observan en los atletas son producto de un esfuerzo extra, la mejor evidencia de la motivación.

“Los miembros inferiores del equipo nadaron más rápido en el relevo que en sus carreras individuales en comparación con los miembros superiores”, expone el estudio. Cada uno de los eslabones del relevo depende del rendimiento de los demás para lograr tener éxito, una interdependencia que ayuda a que se produzca un plus de motivación.

Este hallazgo vendría a demostrar que en el ámbito del deporte funciona  el llamado “efecto Köhler”, una teoría que explica que, en equipos, los menos valorados tratan de mejorar su rendimiento para acercarse a la media del grupo y dejar de ser el peor de todos.

Diferencias entre mujeres y hombres

En el estudio identificaron una importante diferencia en el rendimiento extra de los eslabones débiles en función de su sexo. Así, las mujeres mostraban una mayor mejora de sus registros en las pruebas preliminares o de clasificación, mientras que los hombres registraban ese sobreesfuerzo esencialmente en las finales.

Las mujeres son particularmente sensibles a las obligaciones derivadas de las tareas de grupo y pretenden cumplir desde el primer momento, a diferencia de los hombres. Los competidores masculinos están más pendientes del reconocimiento de un superior, según explica el estudio, o de salir bien parados en una comparación pública.

El trabajo se realizó por medio de dos estudios: uno examinó el rendimiento de 68 atletas de la NCAA (Asociación Nacional Atlética Universitaria de EEUU) en la prueba de relevos de 200 yardas estilo libre. El segundo estudio evaluó a 156 atletas compitiendo en pruebas de atletismo de escuela secundaria.


REFERENCIA

DOI: 10.1037/a0026887


Archivado en: ciencia olímpica, deportes, psicología




COMENTARIOS