Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Arranca la gran aventura marciana

‘Curiosity’ ha aterrizado con éxito en Marte y enviado sus primeras imágenes. La misión durará 687 días, y los primeros se dedicarán a chequear la ‘salud’ de los instrumentos a bordo

Más noticias de: Curiosity, espacio, Marte

Una de las primeras imágenes enviadas por 'Curiosity' desde Marte. Ampliar

Una de las primeras imágenes enviadas por 'Curiosity' desde Marte. / NASA

LEER
IMPRIMIR

Tras una compleja maniobraCuriosity se ha posado en Marte a las 3 de la tarde, hora local, cerca del Monte Sharp, en el cráter Gale. Después de un viaje de 567 millones de kilómetros, el trabajo más complicado del vehículo empieza ahora: debe tratar de buscar indicios de habitabilidad en el desolado planeta.

“Es el dispositivo más sofisticado que se ha enviado nunca a Marte”, ha dicho Charles Bolden, director de la NASA, tras el aterrizaje. “Responderá a la pregunta de si ha habido vida alguna vez en el planeta, o si puede haberla en el futuro”, ha añadido Bolden en una rueda de prensa caracterizada por el patriotismo estadounidense: “Hay cuatro países que están en Marte porque han aceptado el liderazgo de EEUU”, ha dicho Bolden tras destacar los logros de la tecnología de su país. La NASA sufrió fuertes recortes en el presupuesto en febrero de más de 309 millones de dólares (237 millones de euros), y este es un año electoral.

“Hoy, en el planeta Marte, Estados Unidos ha hecho historia”, ha asegurado el presidente de EEUU, Barack Obama, en una declaración difundida por la Casa Blanca tras el aterrizaje de la misión en Marte. “Hay una tonelada de ingenio americano en la superficie de Marte en este momento”, ha dicho el asesor científico de la Casa Blanca, John Holdren, en la rueda de prensa.

Siete países participan en esta aventura, incluida una misión española por primera vez en la historia. “Hemos trabajado muy bien con todos los equipos participantes, especialmente el español, que es un equipo muy capaz”, ha dicho en la rueda de prensa Richard Cook, uno de los directores del proyecto MSL.

Primera foto de ‘Curiosity’Ampliar

Primera foto de 'Curiosity' / NASA

Inmediatamente después del aterrizaje, el vehículo ha disparado sus dispositivos pirotécnicos para descubrir las cubiertas de sus cámaras y poder enviar, así, las primeras imágenes que la Tierra está esperando. Tomadas por las Hazcams, las primeras fotos llegaron en segundos.

“El aterrizaje fue muy limpio, en las condiciones más benignas que podíamos haber imaginado”, ha dicho Adam Steltzner, uno de los jefes científicos de la misión. “Precioso. Ha sido precioso”.

“El equipo español es muy capaz”, ha dicho uno de los jefes de la misión en rueda de prensa

La misión principal de Curiosity durará un año marciano, es decir, 687 días de la Tierra o 699 días marcianos. Cada uno de estos días, llamados soles, dura 24 horas, 39 minutos y 35.244 segundos. El calendario de la misión está muy ajustado. Los primeros 10 soles servirán para comprobar que todos los instrumentos del vehículo funcionan a la perfección. Con 10 instrumentos científicos a bordo, el rover es el más avanzado que se haya posado sobre las tierras marciana. “Es un instrumento complejo, tenemos que tener paciencia, y dedicaremos mucho tiempo a comprobar que todo funciona bien”, ha dicho en la rueda de prensa Peter Theisinger, jefe de la misión MSL.

En abril de 2013, además, Curiosity estará fuera de control durante  20 soles, porque las comunicaciones estarán restringidas debido a la posición de Marte respecto a la Tierra. Es por ello que su jornada de trabajo será agotadora, y está estudiada al milímetro.

El equipo de la NASA, tras el aterrizaje.Ampliar

El equipo de la NASA, tras el aterrizaje. / NASA

La NASA mandará cada mañana marciana órdenes al vehículo sobre qué actividades debe realizar ese día. Para decidir ese plan de trabajo, los expertos de la agencia deben valorar las condiciones meteorológicas, la temperatura, las condiciones del terreno… Al mediodía, al paso de las tres sondas que orbitan el planeta -Mars Odyssey y Mars Reconnaissance Orbiter, de la NASA, y Mars Express, de la Agencia Espacial Euopea-, el vehículo envía información sobre el resultado de esas actividades, y el equipo de ingenieros y científicos analiza esos resultados antes de planear las actividades del día siguiente.

Primer paseo

El primer paseo de Curiosity sobre la superficie de Marte será, probablemente, dentro de una semana. Entonces se realizarán los primeros movimientos de su brazo mecánico, y las primeras recogidas de muestras. Curiosity es geólogo y químico a la vez, y está equipado con sofisticados equipos que le permiten recoger, observar con precisión y analizar rocas marcianas en busca de compuestos orgánicos de carbono como los que hacen posible la vida en la Tierra. En esas tareas iniciales, además, la NASA considera prioritario el análisis de la atmósfera marciana. Después de estos primeros pasos, la frecuencia de los paseos y toma de muestras será decidida por el equipo sobre la marcha.

Los turnos del equipo se adaptarán al día o ‘sol’ marciano, y comenzarán cada día 40 minutos más tarde

Durante los primeros tres meses, el equipo de la NASA tratará de adaptarse al ritmo de un día marciano y, por ello, sus turnos comenzarán cada día 40 minutos más tarde que el día anterior, ya que un sol marciano es más largo que un día terrestre. Pasado ese periodo, el ritmo de trabajo pasará al de la Tierra. Sólo en el aterrizaje ha participado un equipo de 600 personas, según ha explicado a MATERIA  Peter Theisinger, y en el día a día serán unas 70 las que controlen los movimientos del robot.

En su año marciano de vida, los científicos esperan que Curiosity proporcione información sobre cómo pudo ser este posible mundo habitado, que fascina a los humanos desde la antigua Babilonia.



"No cambio este momento por nada, es increíble"

Los españoles del Curiosity han aterrizado en Marte, aunque todavía no dan crédito. “Ahora empieza lo bueno para nosotros, pero no cambio este momento por nada. Es increíble”, explica a MATERIA desde Pasadena (California)  José Antonio Rodríguez-Manfredi, uno de los ingenieros jefes de la delegación española en la misión. Durante los primeros soles (días marcianos) Rodríguez-Manfredi va a ser el encargado de los datos que le lleguen de REMS, la estación meteorológica a bordo del robot marciano que se ha construido íntegramente en España. ” Seré el encargado de recibir y reportar el estado del instrumento en las muchas reuniones tácticas que tendremos”, explica.

El grupo de científicos españoles que están en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA junto al resto de la misión han visto el aterrizaje de la nave desde el edificio 321 de las instalaciones, situadas en California. “El nombre no es casual: ’3-2-1-go’ [vamos], donde están los proyectos hasta que son lanzados”, comenta Rodríguez-Manfredi. Unos 40 españoles han participado en el desarrollo de REMS. Además de este instrumento, el rover también lleva una antena dirigible fabricada en España por Astrium.



Archivado en: Curiosity, espacio, Marte




COMENTARIOS