Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Los africanos accedieron a la cultura moderna al mismo tiempo que los europeos

Un nuevo estudio afirma que la cultura y la tecnología que usan pobladores actuales de África ya existían hace más de 40.000 años, 20.000 antes de lo que se pensaba

Más noticias de: antropología, arqueología, prehistoria

Border Cave Ampliar

Imagen del yacimiento arqueológico de la cueva Border / Paola Villa, Universidad de Colorado

LEER
IMPRIMIR

Hace más de 100.000 años, ya existían en África humanos como los modernos que se pintaban con intención simbólica y empleaban herramientas sofisticadas. En los milenios posteriores, siguieron dejando vestigios de su progreso cultural y tecnológico, pero los triunfos puntuales no acabaron de cuajar y desaparecieron (o al menos eso se creía) hasta hace unos 20.000 años. En ese momento aparece la cultura moderna que aún hoy es característica del pueblo San.

III EN ESTA NOTICIA

III RELACIONADA
Dos arqueólogos españoles presentan “el primer retrato de la humanidad”

Más: #prehistoria

Ahora, dos nuevos estudios publicados en la revista PNAS muestran que la modernidad surgió en África 20.000 años antes de lo que se pensaba.  ”La datación y el análisis de los materiales descubiertos en la cueva Border, en Suráfrica, nos ha permitido demostrar que muchos de los elementos de la cultura material que caracterizan la forma de vida de los actuales cazadors-recolectores San eran parte de la cultura y la tecnología de los habitantes de ese lugar hace 44.000 años”, dice Lucinda Blackwell, coautora de uno de los estudios.

Se han hallado las pruebas más antiguas del uso de veneno para cazar

Entre los objetos que han recibido una nueva datación se encuentran palos empleados para cavar que siguen empleando los San, huesos con muescas utilizados para realizar anotaciones o puntas de lanza envenenadas. Los análisis químicos realizados en los residuos de un palo encontrado en la cueva muestran que fue impregnado con veneno obtenido del ricino para aplicarlo a las puntas de flecha, algo que aún hacen los bosquimanos. Según los autores del estudio, esta sería la prueba más antigua del uso del veneno con este propósito.

Nuevas técnicas de datación

La aparición de la cultura moderna en África se equipara ahora al surgimiento de esos mismos comportamientos en Europa. Según dataciones recientes, hace más de 40.000 años los humanos que habían llegado a la Península Ibérica desde las llanuras africanas ya pintaban en sus cuevas y no muchos años después  esculpían venus y tallaban flautas.

Esta aparición de culturas avanzadas que han durado hasta hoy en dos entornos separados lleva a preguntarse qué sucedió hace algo más de 40.000 años para propiciar este estallido innovador. En algunas ocasiones se ha llegado a decir que el desarrollo de las pinturas rupestres y, en general, de toda la cultura moderna de Europa había sido fruto de la competencia entre Homo sapiens y Homo neanderthalensis o incluso que parte de la cultura que luego desarrollaron los humanos modernos fue creada por neandertales.

«El comportamiento avanzado apareció de repente en África hace entre 40.000 y 50.000 años debido a un cambio genético»


Paola Villa
Investigadora de la Universidad de Colorado

“Algunos investigadores como Richard Klein, de la Universidad de Stanford, creen que el comportamiento avanzado apareció de repente en África hace entre 40.000 y 50.000 años debido a un cambio genético, y que desde ahí se propagó hacia Oriente Próximo y Europa”, explica Paola Villa, investigadora del Museo de Historia Natural de la Universidad de Colorado y autora principal del estudio. “Mi artículo parece apoyar las ideas de Klein, pero aún no hay evidencias de ningún cambio genético en esa época, así que quizá haga falta otra generación de arqueólogos y genetistas para entender qué sucedió”, concluye Villa.

Lo que Villa sí considera posible es que algunos de los rasgos más avanzados de la cultura europea, como las figuras de marfil o los instrumentos musicales, fueron desarrollados fuera de África, unas diferencias que pueden servir para continuar atribuyendo a la competencia con los neandertales el mayor desarrollo cultural de Europa durante el Paleolítico Superior. En cualquier caso, las nuevas técnicas de datación aún pueden seguir reescribiendo la Prehistoria de la humanidad. Alistair Pike, investigador de la Universidad de Bristol y autor principal del estudio que convirtió las pinturas rupestres españolas en las más antiguas del mundo, ya explicó cuando se publicó el estudio que había un modo de confirmar que los neandertales podían ser responsables de expresiones culturales tan avanzadas como el arte paleolítico: “Ir a las cuevas, tomar más muestras para datarlas y encontrar alguna anterior a la llegada de los humanos modernos a Europa”.


REFERENCIA

DOI: 10.1073/pnas.1204213109


Archivado en: antropología, arqueología, prehistoria




COMENTARIOS