Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

OPINIÓN

Cien razones científicas para la esperanza

por Patricia Fernández de Lis


‘La economía azul’ propone un centenar de pequeñas iniciativas de negocio inspiradas en los ecosistemas naturales para avanzar hacia una economía más innovadora, limpia y eficiente

Más noticias de: calentamiento, cambio climático, economía, energía, I+D, innovación, libros, recortes


LEER
IMPRIMIR

El corazón de este libro está en su apéndice. Su autor, Gunter Pauli, lleva más de 20 años realizando un inventario de innovaciones inspiradas en los sistemas naturales que han demostrado “la posibilidad de crear un modelo de producción y consumo científicamente factible y económicamente viable”. Después de revisar miles de artículos publicados en revistas científica y viajar por todo el mundo, Pauli eligió 100 de esas innovaciones, que son las que alimentan el apéndice de La economía azul.

Presentado como informe para el Club de Roma, este libro imagina un nuevo escenario macroeconómico para superar dos tipos de modelos que, para el autor, han demostrado haber fracasado. El primero es lo que denomina economía roja, que es la que nos ha llevado a este escenario de crisis, paro, deuda y decrecimiento que sufre Europa, y que está basada en un “consumismo ilusorio que ha empujado a la economía a una deuda inasumible”.

Explotando el conocimiento de la naturaleza


'La economía azul'

‘La economía azul’

Autor: Gunter Pauli

Editorial Tusquets. Metatemas

Precio: 24 euros

El segundo modelo que, para Pauli, también ha fracasado, es la economía verde. El autor hace autocrítica recordando una compañía en la que trabajó, Ecover, que creaba productos de limpieza biodegradables con aceite de palma, un producto cuyo éxito provocó la tala indiscriminada de selvas, sobre todo en Indonesia. Y es que muchos productos supuestamente verdes solo lo son en la etiqueta.

La economía azul que postula Pauli se basa en otro concepto: la regeneración. Busca ideas innovadoras, científicamente probadas, y que se inspiren en el funcionamiento inteligente de los ecosistemas naturales: eficientes en el uso de los recursos, reciclando nutrientes, utilizando de forma sostenible la energía y sin residuos. Es una especie, en fin, de open source de la economía y la naturaleza.

Las 100 ideas que propone este libro se han elaborado en centros de investigación, empresas y universidades de todo el mundo, y hablan de ingeniería, salud, energía o purificación de agua. Hay un sistema de recogida de agua basado en un escarabajo del desierto de Namib, un proyecto para mejorar la seguridad alimentaria en África aprovechando aguas residuales y un plan para convertir los desechos del café en proteína. Todos son proyectos apasionantes e innovadores, muchos de ellos ideados en países en desarrollo. Y en su conjunto, según Pauli,  podrían crear 100 millones de empleos.

La mayor fortaleza de La economía azul es la esperanza que desprenden sus 100 ideas, pero esa quizá sea, también, su mayor debilidad. El libro ignora las circunstancias políticas, económicas y sociales que probablemente darán al traste con gran parte de esas innovaciones, por no hablar de los 100 millones de empleos que muy posiblemente nunca se crearán. Sin embargo, es un libro que desprende ilusión, fe en el futuro y confianza en la ciencia. Solo por eso, en esta época de recortes y tiempos oscuros, merece le pena leerlo.

— Patricia Fernández de Lis, Directora de MATERIA

Sigue este tema:

#energía

Archivado en: calentamiento, cambio climático, economía, energía, I+D, innovación, libros, recortes




COMENTARIOS