Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Detrás de unos grandes cuernos hay un gran macho

El tamaño de los atributos ornamentales es una señal amplificada de la calidad de un escarabajo, que permite a las hembras decidir con más facilidad con quién copular

Más noticias de: comportamiento animal, etología, sexo animal


Vídeo | /

LEER
IMPRIMIR

Unos grandes cuernos o una cola lustrosa siempre se han considerado una señal de buena calidad genética. Ahora, un grupo de investigadores liderados por Douglas Emlen, de la Universidad de Montana, han confirmado que esos atributos exagerados son una referencia adecuada para medir el valor de un macho y ofrecen una posible explicación. En un artículo que se publica en Science, los científicos como llegaron a su conclusión estudiando a escarabajos rinoceronte.

Un escarabajo rinoceronteAmpliar

Un escarabajo rinoceronte. /

Entre estos animales, algunos individuos tienen cuernos que son una pequeña protuberancia mientras otros, los mayores y mejor adaptados, cuentan con un asta que alcanza dos tercios de su longitud. Según Emlen y su equipo, un mayor crecimiento de los cuernos del escarabajo rinoceronte responde a una mayor sensibilidad a la insulina.

En su estudio, los investigadores realizaron experimentos en los que silenciaban genes relacionados con el crecimiento de los cuernos, las alas o los genitales, y midieron su sensibilidad a la insulina. En su artículo explican que observaron que una mayor sensibilidad celular a estas señales estaba relacionada con el crecimiento exagerado de los cuernos.

Los investigadores midieron la sensibilidad a la insulina

La insulina y el factor de crecimiento insulínico son reguladores del crecimiento del tejido y del tamaño de muchos animales. El crecimiento de los cuernos del rinoceronte está directamente relacionado con su nutrición y los tamaños de estos atributos varían mucho entre los distintos individuos, los investigadores lo consideran un buen criterio para evaluar la calidad del macho.

Como este rasgo es más sensible a factores que están relacionados con las condiciones del macho, su tamaño es una especie de anuncio gigante de  otras cualidades que pueden no ser tan visibles. Y las hembras toman buena cuenta de él.


REFERENCIA

DOI: 10.1126/science.1224286


Archivado en: comportamiento animal, etología, sexo animal




COMENTARIOS