Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

ENTREVISTA | Ada Yonath, Premio Nobel de Química 2009

“Los políticos no le dedican atención a la ciencia porque su electorado está poco educado”

La premio Nobel de Química 2009 pide a los políticos que apoyen la ciencia porque es “el futuro de sus hijos y sus nietos, aunque no sea el de su sillón”

Más noticias de: biotecnología, Nobel, política científica, química


LEER
IMPRIMIR

Ada Yonath sabe lo que es superar dificultades a base de conocimiento. Fue una judía, hija de sionistas, en la primera mitad del siglo XX. Su padre murió cuando tenía 11 años y tuvo que trabajar para ayudar a sobrevivir a su familia. Por suerte, su madre la apoyó en su deseo de estudiar en una época en la que no era frecuente que las mujeres lo hicieran. En los 70, comenzó a aplicar un nuevo sistema de cristalografía que le permitió desentrañar la estructura del ribosoma, la fábrica de proteínas del cuerpo humano. Es un ejemplo de cómo la investigación más básica acaba dando resultados prácticos.

La premio Nobel de Química de 2009, Ada YonathAmpliar

La premio Nobel de Química de 2009, Ada Yonath / L'OREAL-UNESCO

Sus hallazgos tienen una gran importancia para crear antibióticos con los que hacer frente a todo tipo de infecciones bacterianas. Por sus logros, Yonath recibió el premio Nobel de Química en 2009. Un año antes había sido laureada con el premio L’Oréal Unesco en 2008. Esa misma compañía la ha traído a Madrid donde, tras dar una conferencia en el Congreso de la Federación Española de Biotecnólogos (FeBiotech), pudo compartir unos minutos con MATERIA.

En una situación económica tan complicada como la española, ¿aún es posible hacer ciencia?

Nunca tuve mucho dinero para mi investigación. El dinero es importante, pero en la línea de la importancia, lo más importante es la curiosidad, querer entender algo que es fundamental y estar listo para profundizar en ello. Si eliges algo que es realmente importante y muestras que se puede encontrar una respuesta, el dinero llegará. En cualquier caso, creo que los investigadores trabajamos demasiado para conseguir dinero.

Dedicamos mucho tiempo a pedir las ayudas y creo que sería más interesante dedicar ese tiempo a la ciencia. Cuando empecé en esto pensé que le dedicaba demasiado tiempo a la gestión, y era entre el 25% y el 30%. Ahora dedico más de la mitad de mi tiempo a rellenar pliegos para conseguir dinero. No es una buena situación la que estamos viviendo, pero es posible. Lo más importante es la pregunta y el deseo de comprender.

En situaciones de crisis es fácil proponer que los recursos escasos se centren en la ciencia aplicada, que pueda dar más resultados a corto plazo, frente a la investigación básica

Toda la investigación básica tiene una aplicación. En primer lugar, el conocimiento ya es en sí mismo un tesoro. La idea de que la investigación básica no ofrece nada está profundamente equivocada. El conocimiento es un valor para la humanidad, aunque si va a ser útil hoy o dentro de un siglo, no lo puedo decir. Un ejemplo es el estudio del movimiento de los electrones, que está en la base de nuestro uso de la electricidad, aunque al principio nadie sabía que iba a tener esa aplicación. La investigación básica es más que necesaria y si los Gobiernos piensan distinto, debemos discutírselo.

“Dedicamos mucho tiempo a pedir las ayudas y sería más interesante dedicarlo a la ciencia”

¿Cómo podemos explicar que la investigación básica es tan importante como la aplicada?

La aplicación básica la haces porque quieres comprender algo, por ejemplo, por qué la gente se queda calva. Si quiero plantearlo desde el punto de vista de la aplicación, me plantearé cómo puedo encontrar un producto que haga que les crezca pelo a los calvos. Imagina que tengo éxito. Solo llego ahí, a conseguir que los calvos tengan pelo y después se acabó.

Pero si quieres comprender todo sobre el pelo, eso va a ser una larga historia. Tendrás muchas cosas que buscar, no sabes si puedes ir por este camino o por este otro, y quizá por el camino encuentras algo que no tiene que ver con el pelo sino con las uñas… Si tratas algo desde el punto de vista básico, eso va a tener relación con muchas otras cosas y nunca acaba siempre se abren nuevas cuestiones. Si solo vas a la aplicación, una vez que respondes la pregunta ya no tienes nada más, no has abierto nuevos caminos.

¿Es posible que esa investigación básica quede en manos de la empresa privada?

Las compañías pueden hacer una fantástica investigación aplicada, pero este no ha de ser el objetivo de todo el mundo, especialmente en las universidades. La mejor forma de financiar la ciencia básica son los fondos públicos o grandes filántropos. La investigación básica debe ser financiada por Gobiernos y consorcios de Gobiernos como la UE o EEUU. Y respecto a los grandes filántropos, si lo pensamos bien, el dinero que dan podría ser público si hubiesen pagado impuestos. Dan el dinero que es libre de impuestos. Pero es muy bueno que dediquen su dinero a la filantropía, no quiero hablar en contra, porque quizá el Gobierno puede decidir que el dinero que llega de los impuestos en lugar de para ciencia sea para construir el nuevo palacio para el presidente.

 ”La idea de que la investigación básica no ofrece nada está profundamente equivocada”

Israel es un ejemplo de éxito en ciencia tanto básica como aplicada y es espectacular el porcentaje de judíos entre los galardonados con el Nobel, casi un 30% ¿A qué cree que se debe?

El respeto a la ciencia, aunque está descendiendo en todo el mundo y también en mi país, es aún superior en Israel a la mayor parte del mundo. La razón creo que viene de la diáspora de siglos de los judíos. No tenían grandes tierras para arar, muy pocas veces se metían en el ejército y ascendían, y cuando ascendían les pasaba como a Dreyfus. Tenían prohibidas muchas profesiones, así que una de las pocas que les quedaba era la ciencia y estudiaron para ser médicos, músicos o científicos. La idea de que aprender es importante, de que está en la raíz, sigue vigente.

Desde el ejemplo de Israel y de una científica que ha realizado investigación básica que después ha demostrado tener importantes aplicaciones, ¿qué le diría a un Gobierno que no considera la ciencia una prioridad?

La ciencia es el futuro, pero los políticos piensan mucho más sobre el presente. Son elegidos por unos años y en ese tiempo tienen que mostrar sus logros y si no les echan. Y la ciencia no siempre es fructífera en el corto plazo, casi nunca. Incluso Facebook necesitó más de cuatro años. Yo les diría que es el futuro, el de sus hijos y sus nietos, aunque no sea el futuro de su sillón. Aunque yo entiendo los problemas de Rajoy o Bibi [Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel]. Tienen que ser reelegidos, no es algo necesario, pero es su deseo. Tienen que convencer a mucha gente y la mayoría de esa gente, aquí o en Israel, no tiene un gran nivel de educación como para valorar la importancia de la ciencia.

Sigue este tema:

#política científica

Archivado en: biotecnología, Nobel, política científica, química




COMENTARIOS