Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

Los neandertales se medicaban

Un estudio de la placa dental de los ‘Homo neanderthalensis’ que habitaron Asturias hace 49.000 años concluye que usaban plantas medicinales como la camomila para tratar sus dolencias

Más noticias de: evolución, fósiles, neandertales

Excavaciones en la cueva asturiana de El Sidrón. Ampliar

Excavaciones en la cueva asturiana de El Sidrón. / CSIC

LEER
IMPRIMIR

Los neandertales fueron los primeros médicos de la humanidad. Hace 49.000 años, cuando los Homo sapiens aún no habían llegado al continente ,esta especie humana ya conocía el efecto curativo de algunas plantas y las consumía a pesar de su mal sabor para curarse. Es lo que propone un equipo internacional de investigadores que ha encontrado pruebas del uso de plantas medicinales en neandertales que vivieron en Asturias.

El trabajo, firmado por investigadores de España, Reino Unido y  y Australia,  indica que aquella especie humana estrechamente emparentada con los Homo sapiens usaba plantas como la camomila, que mejora la digestión y funciona como calmante, o la aquilea, que se puede usar como antiséptico y antiinflamatorio.

“Lo más probable es que lo usaran como medicación”, explica a MATERIA Karen Hardy, investigadora de la Universidad Autónoma de Barcelona y de la Universidad de York (Reino Unido) y coautora del estudio. “El hecho de que hayamos encontrado restos de dos plantas con cualidades medicinales fortalece este argumento”, añade.

«Los neandertales atendían a los enfermos, enterraban a sus muertos y adornaban su cuerpo»


Antonio Rosas
Investigador del CSIC

El hallazgo contradice la supuesta inferioridad de los neandertales frente a los sapiens que se esgrimía  para explicar su extinción, que sobrevino hace menos de 30.ooo años. “El Sidrón ha permitido desterrar muchas de las ideas que se tenían de los neandertales”, incide Antonio Rosas, investigador del CSIC y codirector de las excavaciones en la cueva asturiana. “Gracias a los últimos estudios, sabemos que atendían a los enfermos, enterraban a sus muertos y adornaban su cuerpo. Ahora se ha añadido otro dato importante, en esta ocasión sobre su dieta”, añade.

Hasta hace unos años se pensaba que los neandertales sólo comían carne, pero estudios más recientes han demostrado que también consumían marisco, pescado y verduras, y que incluso las cocinaban al fuego. El estudio de Rosas y Hardy confirma esta tendencia y además añade la prueba más antigua del uso medicinal de las plantas en una especie humana.

El trabajo, titulado, ¿Neandertales médicos? indicios de comida, cocina y hierbas medicinales en el cálculo dental, ha analizado la placa pegada a los dientes de cinco neandertales desenterrados en El Sidrón con sofisticadas técnicas de microscopía. Los resultados muestran una dieta rica en almidón, un componente de las verduras y las legumbres y en  varios casos ese almidón estaba cocinado.

Amargura neandertal

La genética de los neandertales de El Sidrón aporta más pruebas. En estudios anteriores, miembros del equipo que forma este estudio analizaron el ADN de estos homínidos y descubrieron que podían sentir el gusto a margo de los alimentos. Según los investigadores, este gen funciona como un seguro de vida, pues advierte de posibles plantas venenosas, que tienen sabor amargo, dicen los investigadores.

Sin embargo, las hierbas medicinales detectadas también tienen sabor amargo, además de un aporte energético casi nulo. A pesar de ello las consumieron, tal vez tapándose la nariz como hacen los niños al tomarse el jarabe. “El hecho de que sabían que podían comer estas plantas aun sintiendo el sabor amargo me hace pensar que conocían bien las cualidades de estas plantas”, señala Hardy. Los restos de camomila y aquilea se han encontrado en los dientes de una adulta neandertal joven. “Respecto a su extinción, no creo que se debiera a que no sabían qué comer”, concluye Hardy.

“Es un estudio muy interesante”, opina Isabel Cáceres, una investigadora del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución que no ha participado en el estudio pero conoce bien la historia de otros homínidos extintos como los que habitaban en la sierra de Atapuerca. “Aporta nuevos datos que confirman la complejidad cognitiva de los neandertales y de su conocimiento y aptitudes para aprovechar todos los recursos que el medio les ofrecía”, resalta.



Homínidos con dientes de fumador

Hace 49.000 años, a los dientes de los neandertales de El Sidrón llegaron partículas que indican que respiraron humo de hogueras, un indicio de que controlaban el fuego. Los expertos también han encontrado partículas de un tipo de alquitrán en los dientes de un individuo. Es un producto similar al que hoy llevan los cigarrillos y que, en quella época, se usaba para pegar las puntas de piedra a las astas de las lanzas. Según el trabajo, el punto más cercano del que los neandertales asturianos pudieron traer este material está a 15 kilómetros de la cueva de El Sidrón.




REFERENCIA

DOI: 10.1007/s00114-012-0942-0


Archivado en: evolución, fósiles, neandertales




COMENTARIOS