Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

EEUU desvela el mapa del billón de dólares en Afganistán

Un trabajo de los geólogos estadounidenses localiza con exactitud todos los recursos del país para atraer inversiones

Más noticias de: geología, guerra

Geólogos sobre el terreno Ampliar

Los geólogos llevan varios años de trabajo en Afganistán. / USGS

LEER
IMPRIMIR

Un país que se encuentra entre los más peligrosos del mundo, al que España aconseja no acudir salvo caso de “extrema necesidad”, acaba de colocarse a la vanguardia de los logros científicos. Afganistán es hoy el primer país del mundo en tener su superficie dibujada a la perfección mediante el sofisticado análisis de sensores hiperespectrales. Más sencillo: la localización y tamaño de sus yacimientos minerales se muestra ahora tan claramente como los colores que se asignan a las naciones en los mapamundis. El mapa del tesoro afgano ya tiene todas las cruces trazadas.

Afganistán

El Servicio Geológico de EEUU (USGS, por sus siglas en inglés) presentó ayer en la embajada de Afganistán en Washington DC el resultado final de este trabajo, que supone 800 millones de píxeles de información y que ha delineado 440.000 kilómetros cuadrados de territorio afgano. EEUU considera que, a partir de este momento, se abre ante los ojos de los inversores globales un negocio de un billón de dólares.

Las reservas minerales identificadas abarcan desde el oro, el cobre y las piedras preciosas hasta el codiciado litio, un mineral cuyas aplicaciones lo hacen de gran utilidad para la fabricación de baterías de móviles y portátiles. La USGS ha usado su mejor tecnología para “ayudar a Afganistán a apreciar la importancia de sus abundantes recursos naturales, para el desarrollo de un mercado de minerales económicamente viable”.

Mapa geológicoAmpliar

Mapa de los recursos naturales de Afganistán. / USGS

Para realizar este trabajo sobre la geología afgana, del que por ahora se ha presentado el 70%, el Servicio Geológico de EEUU no ha puesto un dólar: el codiciado mapa lo han pagado el Departamento de Defensa, el Gobierno afgano y el Grupo de Trabajo para la reconstrucción de Irak y Afganistán. El director de este organismo, Jim Bullion, aseguró durante la presentación que “estos mapas demuestran claramente el enorme tamaño y la variedad de la riqueza mineral de Afganistán y la posición del país para convertirse en un líder mundial en el sector de los minerales”.

Según explicó la USGS, los grandes depósitos minerales “de clase mundial” que posee Afganistán pueden involucrar a inversores internacionales en la explotación de estas reservas que, cada una de ellas, tienen un valor de miles de millones de dólares, y que pueden “contribuir a décadas de exportaciones y crecimiento económico”. Algunos de estos yacimientos se ubican cerca de las principales plantaciones de opio, en el sur del país.

Un zoco de piedras preciosas

El Gobierno afgano ha entendido el mensaje de EEUU y ha convertido el país en un gigantesco escaparate para la inversión extranjera en sus recursos naturales. Las multinacionales ya están pujando estos días por las bolsas de petróleo y gas, pero ahora se abre un nuevo mercado mineral para el que Afganistán promete desde ventajas fiscales hasta seguridad propia, ya que a partir de 2014 no se podrá contar con el Ejército de EEUU.

Tanta es la cantidad de información que deberá gestionar Kabul a partir de ahora que el Ministerio de Minas acaba de poner en marcha un gigantesco servidor para administrar y actualizar los datos sobre sus recursos naturales. Un gasto en tecnología, suministrada por IBM, que está muy lejos de las inversiones a las que están acostumbrados en el decadente Servicio Geológico Afgano.

Geólogos afganosAmpliar

Equipo de geólogos afganos. / USGS

Estos resultados comenzaron a gestarse en la segunda mitad de 2007, cuando empezó a realizarse el barrido aéreo de la geografía afgana. El mapeado con sensores hiperespectrales, que se realizó desde 15 kilómetros de altura a bordo de un WB-57 de la NASA, proporciona información extraordinariamente detallada de los minerales que se pueden encontrar en un país sin ni siquiera tener que tocar el suelo con una pala.

Para completar los mapas, se realizaron 28 vuelos durante 43 días de trabajo, en los que se recorrieron 37.000 kilómetros. En el caso de Afganistán, este sistema evitó riesgos para los geólogos y los soldados que les escoltan en sus campañas de investigación sobre el terreno. Y es que algunos de los enclaves más interesantes desde el punto de vista geológico se encuentran en provincias particularmente peligrosas.

Archivado en: geología, guerra




COMENTARIOS