Materia, la web de noticias de ciencia

Lee, piensa, comparte

España prueba un compuesto del olivo para frenar al virus del sida

El objetivo de este proyecto es detallar el mecanismo de acción del antioxidante y desarrollar una crema microbicida para un posible uso en humanos. Los investigadores esperan tener respuestas en dos años

Más noticias de: sida


LEER
IMPRIMIR

España va a probar un compuesto del olivo para evitar la infección del virus del sida. El producto en cuestión es el hydroxytyrosol, un potente antioxidante que se encuentra en las hojas del olivo, las aceitunas y el aceite de oliva virgen extra.

El objetivo del nuevo proyecto, denominado AIM-HIV,  es detallar el mecanismo de acción de este antioxidante y desarrollar una crema microbicida para un posible uso en humanos.

El sida afecta al 20% de la población africana.Ampliar

El sida afecta al 20% de la población africana. /

“Me gusta este proyecto porque es corto y en apenas dos años tendremos la respuesta sobre si funciona”, explicó esta mañana José Alcamí, microbiólogo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y coordinador del proyecto, que se ha presentado en Madrid.

El equipo de Alcamí será el encargado de detallar el mecanismo de acción de este antioxidante. El compuesto ha demostrado eficacia  contra las infecciones del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en pruebas de laboratorio in vitro, aseguró Alcamí.

Cuando esté claro el mecanismo de acción, el compuesto se probará en macacos en el animalario del Centro de Investigación de Energía Atómica de París, “uno de los pocos de Europa en los que está permitido hacer pruebas de VIH con estos animales”, detalló el investigador.

Dos años de investigación

El proyecto, financiado con 1,8 millones de euros por la Comisión Europea, según el ISCIII,  dará el salto a humanos si el nuevo microbicida resulta exitoso durante los dos años del proyecto.

El principal mercado del nuevo producto sería África, donde el sida afecta al 20% de la población. El microbicida sería un gel que se aplica en la vagina y el ano antes del coito para evitar los contagios por VIH. Pero el compuesto también tendría una aplicación directa en países desarrollados como España, donde cada año se contagian entre 3.500 y 5.000 personas, según Alcamí.

“Queremos que el producto sea más barato que el preservativo”, explicó Eduardo Gómez-Acebo, gerente de la empresa española Seprox. La compañía, que participa en el proyecto, ha desarrollado un método para sintetizar el hydroxytyrosol con una pureza de “más del 99,5%”, explicó el empresario.

2,2 millones €


El coste total del proyecto es de 2,2 millones de euros en los próximos dos años

Esto hace viable la elaboración de un fármaco, ya que la concentración natural de este antioxidante en el olivo o el aceite de oliva virgen extra es demasiado baja como para poder crear un microbicida extrayendo el producto directamente de la planta.

Según Alcamí, el único microbicida que ha llegado al mercado por el momento, Caprisa, tiene una eficacia del 40%. El consorcio coordinado por España, en el que también participa un hospital italiano, aspira a una protección del  100%, algo que tal vez se consiga mezclando varios microbicidas, apuntó el investigador.

El coste total del proyecto durante estos dos años será de 2,2 millones de euros, según fuentes de Seprox. La compañía tiene la patente en España para el uso de este antioxidante en microbicidas contra VIH y en este momento está solicitando patentes “nacionales” en otros países, detallan las mismas fuentes.

Archivado en: sida




COMENTARIOS